dependencia.info

LA LISTA DE ESPERA OBLIGA A BUSCAR CENTROS PRIVADOS

La pandemia retrasa la demanda de plazas en las residencias privadas

Residencia de personas mayores.
Residencia de personas mayores.
Por Dependencia.info
martes 13 de julio de 2021, 21:54h

La crisis de confianza en las residencias de personas mayores que se ha generado durante la pandemia y las precauciones derivadas de la situación económica y laboral está retrasando la demanda de plazas en los centros privados, que crece más lentamente de lo que el sector geroasistencial esperaba.

Inforesidencias.com, el único portal de búsqueda de plazas libres en residencias que lleva más de 20 años funcionando y supera los 3 millones de visitas al año, ha analizado la situación de la demanda de plaza en residencias privadas y destaca que antes de la pandemia el nivel de ocupación media era cercano o superior al 90% por lo que podía hablarse de “plena ocupación”. Ahora ha bajado al 80% y lleva así varios meses.

En la actualidad, a pesar de que en la gran mayoría de residencias españolas todos los residentes y el personal está vacunado, la tendencia al aumento de demanda sigue siendo débil. Objetivamente puede asegurarse que el lugar más seguro para una persona mayor, desde la perspectiva Covid-19, es una residencia.

En opinión de Josep de Martí, jurista y gerontólogo, director de Inforesidencias.com, “además de los factores más obvios, hay que considerar que en muchas familias sigue habiendo miembros en ERTE o en paro dispuestos a cuidar en casa a una persona que, normalmente, hubiese ingresado en una residencia. Siempre ha habido una relación entre paro femenino y demanda de residencias privadas”.

Desde este portal especializado se explica que la pandemia ha generado que haya plazas vacantes por tres razones:

- Los fallecimientos en la primera ola se concentraron en las residencias de mayores debido a que la Covid-19 es más mortal en personas mayores con enfermedades previas.

- Los protocolos prohibieron la realización de nuevos ingresos durante medio año.

- Las administraciones dejaron de tramitar durante meses valoraciones de la dependencia y expedientes de ingreso lo que ha generado un efecto que todavía se nota hoy.

Josep de Martí recuerda que “las residencias son servicios costosos que ofrecen atención hotelera a pensión completa, cuidados las 24 horas del día y un apoyo sanitario por menos de 70€ al mes día” e insiste que “aunque es un precio muy bajo comparado con otros países de nuestro entorno (en Francia difícilmente baja de los 100€ al día, en Suecia de 200€ al día), resulta muy costoso para la mayoría de las familias”. “Esto hace que muchas esperen hasta que la persona mayor está muy necesitada para realizar el ingreso”, apunta el director de Inforesidencias.com.

Cabe recordar en este punto que el precio medio de una plaza residencial en España ronda los 1.900€/mes y que el 75% de las 390.000 camas son privadas y viven en su mayoría del cliente privado que paga de su bolsillo el precio de la estancia.

La lista de espera obliga a buscar una plaza privada

Uno de los problemas en nuestro país son las listas de espera para acceder a un servicio de atención a la dependencia en general y a una plaza residencial en particular. En teoría, toda persona que necesita una residencia tendría derecho a acceder a una plaza pagada en parte por la administración. Con un tiempo de espera que ronda los 18 meses, muchas familias tienen que buscar primero una plaza privada.

Según los datos con que cuenta Inforesidencias.com, el número de personas que están rellenando formularios para buscar residencia on-line está empezando a crecer, pero todavía es inferior al que era en 2019 antes de que empezase la pandemia.

Cada día se rellenan los formularios de búsqueda de plaza unas 3.000 veces cuando se habían llegado a rellenar 5.000. “Estamos notando un cambio positivo, aunque lento hacia el aumento de búsquedas”, remarcan desde el portal-buscador.

Tendencia al alza por el envejecimiento de la población

Con toda seguridad, la tendencia seguirá subiendo por un motivo puramente demográfico. Los expertos estiman que un 5% de personas de más de 65 años vivirían mejor en una residencia que en sus domicilios habituales, aunque España todavía no alcanza ese porcentaje. Además, la población española está en un camino acelerado de envejecimiento. Hoy el 20% de españoles tienen más de 65 años, pero en treinta años alcanzará el 33%. Este aumento no se está viendo acompañado por un incremento en el número de plazas.

Es paradójico que, según las estadísticas, falten 70.000 plazas y a la vez haya tantas residencias con camas desocupadas. “Se trata claramente de un fenómeno pasajero que se revertirá a partir de finales de año”, opina Josep de Martí, que insiste: “Las personas mayores van a estar allí, la dependencia también, por lo que necesitaremos más residencias para que puedan tener un buen servicio y calidad de vida. La clave está en que se reconstruya la confianza”.
Valora esta noticia
5
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios