dependencia.info

La formación enfermer@ en Alemania, por Stephan Biel

miércoles 28 de octubre de 2020, 13:27h
Stephan Biel
Ampliar
Stephan Biel

Desde enero de 2020, y ante una extensa discusión entre las asociaciones de enfermería, las Universidades y otros allegados, el Ministerio de Sanidad alemán, como responsable de la formación en enfermería, ha cambiado el modelo y el curricular de la formación. Así, desde el 1/1/2020 todas las escuelas de enfermería han tenido que cambiar la estructura para dar respuestas a este cambio.

¿Qué ha cambiado y por qué?

Ante el cambio demográfico, y la falta de profesionales en el sector sanitario y social, se ha optado por seguir la formación profesional superior. Sin embargo, se ha hecho unificando tres formaciones hasta ahora separadas. La de enfermería generalista, la de pediatra y la de geriatría. Se cursan dos años del mismo contenido/asignatura, y en el tercer año se opta por la rama que más te atraiga. 2.100 horas de teoría (Anexo 6) en una escuela de enfermería; 2500 horas de practica (anexo 7) en un hospital, una residencia de personas mayores ó un servicio de atención domiciliario sociosanitario. Tras cursar los tres años de formación, se realizará un examen a nivel estatal que es dividido en tres partes (examen por escrito, oral y práctico).

Es decir, la formación de los 3 años tiene una duración entre teoría y práctica de 4.600 horas. El alumno recibe una retribución mensual entre 1.040€ en el primer año y 1.200€ en el tercero, dado que cuenta como una persona más de la categoría enfermería en prácticas y trabaja.

Con todo ello, también ha cambiado la titulación (Técnico/ Experto en Cuidados - Pflegefachfrau-mann) para dar respuesta a futuras tareas de un técnico con formación cualificada, que entra en el nivel de clasificación 4 (QN4). Una clasificación de niveles de cualificaciones según carrera cruzada. En total hay 8 niveles.

El objetivo es aumentar la transparencia, la comparabilidad y la movilidad tanto dentro de Alemania como en la UE (en relación con el Marco Europeo de Cualificaciones (EQF). Esta nivelación ha sido establecida por el consejo del Ministerio de Cultura (Kultusministerkonferenz) y el Ministerio Federal de Educación y Desarrollo (https://www.dqr.de/media/content/Liste%20der%20zugeordneten%20Qualifikationen_01082017.pdf).

Así da, Alemania, respuesta a la clasificación europea para que dicha nueva formación, arriba mencionada, cumpla la directiva de la UE. Este reglamento se utiliza para implementar la Directiva 2005/36 / EC del Parlamento Europeo y el Consejo de 7 de septiembre de 2005 sobre el reconocimiento de cualificaciones profesionales (DO L 255 de 30.9.2005, p. 22; L 271 de 16 de octubre de 2007, p. 18), modificada por última vez por la Directiva 2013/55 /UE (DO L 354 de 28 de diciembre de 2013, p.132) ha sido modificado". (Enlace a http://www.gesetze-im-internet.de/pflaprv/BJNR157200018.html).

Con esta nueva formación se cumplen los requisitos europeos del reconocimiento de cualificaciones profesionales sanitarias, para que este perfil, aun cuando ha cursado una formación profesional superior, también pueda, si lo desea, trabajar en la UE. Para dar respuesta a una exigencia científica y académica a los futuros profesionales del ámbito sanitario y social, las escuelas de enfermería (Berufsfachschulen im Gesundheitswesen), disponen de personal docente con una formación especializada en docencia; cursando, bien por un posgrado como profesor titular de enfermería/ cuidado con el nivel de cualificación QN5/6 del sistema DQR, o tener una carrera universitaria en pedagogía del cuidado, Grado o Bachelor con el nivel de cualificación QN 6.

El postgrado (2 años) de Profesor de Enfermería casi ha sido sustituido por las pedagogas (Pflegepädagoge) del grado, bien otorgado por una Universidad o una Universidad Aplicada (Fachhochschule FH).

Una vez terminada la carrera de enfermería (Pflegefachfrau/ Pflegefachmann) se da la posibilidad de acceder a distintas especializaciones como la Geriatría/ Psicogeriatría, Psiquiatría, UCI y Quirófano, Oncología, etc. Dado que la enfermería también se ha establecido académicamente durante más de dos décadas y, por lo tanto, genera nuevos conocimientos; la formación avanzada basada en evidencia de cuidados es tan importante como estudiar enfermería a nivel académico.

En el ámbito de la formación continua no académica, se puede hacer una distinción aproximada entre formación continua y formación avanzada (especializaciones y posgrados). Estas especializaciones se denominan Fachweiterbildung, y se dividen en horas tanto teóricas como prácticas (más o menos unas 700 horas durante 2 años), y tras su finalización hay que realizar un examen a nivel federal. Con estas especializaciones se consigue mayor prestigio profesional y salarial.

A nivel académico se puede, como anteriormente mencionaba; cursar una carrera como ciencias de enfermería/ cuidados (Pflegewissenschaft), Cuidados (Pflege), gestión y liderazgo de enfermería/ cuidados (Pflegemanagement), pedagogía de cuidados (Pflegepädagokig). La duración de la formación académica es de 7 a 8 semestres, y se termina con un grado/ bachelor. Si una persona que ha cursado la carrera académica en enfermería/ cuidado, quiere trabajar tal como la enfermería de la formación profesional dual, tiene que pasar por el examen estatal tal como se estipula en la norma arriba mencionada. Solo así puede llamarse y llevar la titulación experta/ técnico en cuidado (Pflegefachfrau/ -mann).

Sin embargo, los que han optado por hacer una carrera académica, en general no trabajan como personal en la atención directa, sino en puestos de nivel de gestión, dirección, enseñanza, asesoría, calidad etc., pues se considera que su nivel de cualificación inicio QN 6 es más avanzado y no corresponde a un nivel más bajo. En caso de los académicos, igual que las de la formación profesional dual, pueden ampliar su conocimiento, realizar bien un Master de 2 años subirá a QN7, y posteriormente optar por un doctorado y subir al nivel QN8.

¿Porque he puesto muchas veces QN (nivel de cualificación)?; pues porque es importante saber en qué nivel estás formado y para qué puesto de trabajo optas con este conocimiento, y cómo te tienen que compensar económicamente. Para mí no es lógico tener un nivel de cualificación 5, y trabajar en el nivel 3; pues supuestamente te pagan por el nivel de requerimiento para la tarea. Hay que tener claro cuál es la tarea, y con qué cualificación (Personal-MIX). Parece raro que alguien opte por un puesto de trabajo (teniendo nivel 5), cuando sería suficiente con un nivel 3. Probablemente su motivación baje rápidamente, al no poder aplicar todo su conocimiento. Igual en el caso de la asistencia. No todas las tareas están o requieren el nivel 5, (sólo aquellos de complejidad), pudiéndose realizar muy eficientemente con alguien del nivel 3; pues bien, se hace, porque era el requerimiento para esta tarea.

Aparentemente esa era la discusión que ha levantado bastantes ampollas en el sector de la enfermería.

Desde mi punto de vista no se trata de recortar la carrera de enfermería, o incluso prescindir de ella; sino, como otros países también lo han hecho históricamente, adaptar los perfiles profesionales según demanda. Estoy totalmente de acuerdo, el grado es necesario para poder ofrecer CBE, sin duda ninguna, y estudios lo confirman. Sin embargo, hay que ver también los nuevos perfiles de personas de una sociedad tan cambiante, ¿por qué no crear nuevas carreras profesionales? La enfermera va a ser imprescindible en el Residencia, SAD, CD etc., pero su tarea será diferente, como por ejemplo tipo PrimeryNursing o dirección asistencial, docencia etc...

Nos guste o no, tenemos que adaptarnos, pues el cambio demográfico y la sociedad lo va a exigir. Lo imprescindible es ver el cambio en su conjunto, hacia la transformación a un nuevo paradigma. ¿De qué sirve un mejor salario si el conjunto no es estimulante?; es insuficiente desde mi punto de vista. Posiblemente a corto plazo, pero al final nada cambiará, ni va a atraer más personal al ámbito geroasistencial. El mismo tiene mucha complejidad y necesita disponer de profesionales de distintos niveles de cualificaciones. A este respecto hablo por propia experiencia y por conversaciones con colegas (no sólo enfermeros) que me lo confirman. Quiero animar a mi profesión a dar soluciones que superen lo habitual. Pretendo actuar sin esperar que alguien opte por algo y sólo nos reste subir a un tren que está en marcha desde hace, ya, mucho tiempo.

Stephan Biel, enfermero, profesor de Enfermería titular en Alemania, máster en gerontología social.

Asesor y formador de innovación en gerontología social, atención centrada en las personas, y cambio demográfico, y experto en empatía.

Valora esta noticia
0
(0 votos)