dependencia.info

KARIN PALMLÖF: "NO ES OCIO, ES TERAPIA"

Las ventajas de un jardín terapéutico para las personas mayores tras meses de confinamiento

Karin Palmlöf, pionera en la instalación de jardines terapéuticos en España.
Ampliar
Karin Palmlöf, pionera en la instalación de jardines terapéuticos en España. (Foto: Dependencia.info-JC)
jueves 25 de junio de 2020, 04:40h

Si ha habido algo que ha marcado la diferencia a la hora de "pasar" el confinamiento durante los tres meses -dependiendo del caso de cada uno- que duró el confinamiento ha sido la posibilidad de poder salir al exterior. En el caso de las personas mayores ha sido especialmente duro dada su condición de grupo de riesgo para el contagio de la covid-19.

Si además se vive en una residencia, en las que los protocolos marcados por las distintas administraciones han sido más restrictivos, la posibilidad de contar en las instalaciones con un jardín hace más fácil la vuelta a la normalidad. Si ese jardín es terapéutico, mucho mejor.

Pero, ¿cómo ha podido afectar a una persona mayor que vive en una residencia estar todo el día en su habitación por el confinamiento?

Karin Palmlöf, pionera en España en jardinería terapéutica, un recurso que permite promocionar la autonomía personal mediante terapia ocupacional y el envejecimiento activo, así como prevenir la dependencia, habla a Dependencia.info de su experiencia en Coslada, donde dirige un “Jardín de los Sentidos” dentro de un parque público, y explica que los terapeutas han estado llamando durante el confinamiento todas las semanas a 120 personas mayores, que están bien y viven con otras personas, otros que viven solos, los que tienen más de 80 años…

"Los sentimientos de las personas mayores han ido cambiando a medida que pasaba el tiempo. Al principio no tenían ningún problema. Todos seguían con sus rutinas en sus casas y muchos tienen casas muy pequeñas. Pero con el tiempo, estas personas mayores, que tienen muchas citas con el médico (problemas de diabetes, corazón…) empieza la intranquilidad total y después de dos meses nos hemos encontrado con personas mayores que lloran porque no saben si van a poder ir a su médico y no han sido atendidos por el Sistema de Salud", aclara esta experta que lleva años trabajando en diferentes países sobre el concepto y aplicación de los jardines terapéuticos.

"Esto ha pasado mucho. Al principio había mucha simpatía por los sanitarios, pero después de dos meses, este entendimiento y solidaridad no es tanto", subraya Palmlöf, que recuerda que el centro que dirige lo van a abrir dentro de muy poco: "Primero porque no es ocio, es terapia. Y segundo porque es una actividad en el exterior".

Vea aquí residencias de Toledo

Karin Palmlöf explica la importancia de esto: "Muchos han descrito que la ventana ha sido fundamental. La ventana para tomar el sol y la ventana para ver cómo va cambiando la primavera. Muchos explicaban que jamás habían visto día a día cómo iban creciendo las hojas de un árbol, cómo cambiaban de color y de forma, cómo sale la fruta, etc… Oye, también la luna… La ventana ha sido importantísima. Con todo esto, llega el deseo de querer salir, de ir al exterior. Además, nos han dicho que la transmisión del virus en el exterior es mínima en comparación con el interior".

La directora de este centro recuerda que de las 120 personas que han estado llamando, más otras 30 que también se acercan regularmente al Jardín Terapéutico, ninguna ha sido positivo por coronavirus y estadísticamente deberían haber sido unas 8 personas, por lo menos: "Quiero pensar que este trabajo que han hecho en el Jardín regularmente dos veces por semana les ha ayudado a fortalecer su sistema inmunitario. Sabemos que tener una motivación para estar en el exterior nos ayuda a fortalecer este sistema y que, además, tiene otros efectos beneficiosos porque cuando hacer actividades y trabajas en el Jardín Terapéutico duermes mejor y te relajas, algo que también influye en tu sistema inmune y fortalece tu cuerpo para luchar contra cualquier virus".

De esta forma, todos hemos entendido lo que supone poder tener un espacio exterior. "Por ejemplo, en las residencias, las que lo tienen lo están utilizando para realizar las visitas de los familiares", apunta Karin Palmlöf, que añade: "Para una residencia, las visitas son muy importantes. Los familiares no solo dan vida a los residentes, también a todos los que trabajan allí, porque ven que hay una preocupación por parte de las familias. Para las visitas el jardín es importantísimo y si, además, puede ser un Jardín Terapéutico para desarrollar esta vida social, mucho mejor, porque también se puede hacer algo interactivo con tus familiares y tus visitas".

"Un jardín da unas posibilidades y unas actividades mucho más enriquecedoras que estar en el interior", concluye.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios