dependencia.info

¿Son “diferentes” las personas mayores cuando ingresan en una residencia?

Dependiente en silla de ruedas.
Ampliar
Dependiente en silla de ruedas. (Foto: Foto Designed by Freepik)

Hace unos días una gerocultora de la residencia las Marismas, de la que, por cierto, eres directora, tuvo una experiencia muy desagradable de camino al trabajo. Pasando por una calle cercana un hombre con quien se cruzó se le abalanzó y le tocó los pechos y otras partes del cuerpo, ella consiguió escabullirse y se escapó corriendo. Llegó a la residencia muy nerviosa y con algunos botones de la blusa arrancados. Nos pidió poder ir a presentar una denuncia en la policía y, por supuesto le apoyamos.

Aunque todo había pasado muy rápido y ella no recordaba la cara del atacante, más allá de que era un hombre mayor corpulento, la Policía puso en marcha un operativo y, al cabo de dos meses localizó al atacante. Nosotros lo supimos cuando lo vinieron a detener en la residencia.

El señor Esteban Q. había ingresado dos semanas antes. A sus 72 años padecía de una ligera discapacidad intelectual que le había acompañado durante toda su vida y que se había complicado con un deterioro cognitivo.

Vivía con una hermana de 78 años que se encargaba de él dándole habitación y sustento. Había trabajado durante unos años en un centro especial pero desde que cumplió los 65 lo había dejado. Durante un tiempo acudió a un centro de día y, hace un año y medio, su hermana le había “tramitado la dependencia”. Esteban estuvo detenido unos días y regresó a la residencia como investigado a espera de juicio; nos llamaron del juzgado y nos dijeron que era mejor que no saliese de la residencia y que informásemos de su estado cada mes y si había cualquier circunstancia peculiar.

Así lo hemos estado haciendo.

Hoy, en una reunión del equipo, alguien ha planteado algo interesante.

Una gerocultora plantea que hay tres residentes que sufren diferentes tipos de deterioro cognitivo y a los que cuando se les ducha “se les van las manos”. Algunos de ellos están en un estado similar al de Esteban y hacen algo parecido: aprovechan y te tocan o te estiran del uniforme y a veces te arrancan algún botón. ¿Es diferente lo que hacen éstos de lo que hizo Esteban? Si Esteban hubiese arrinconado a una gerocultora y le hubiese tocado dentro de la residencia, ¿le habríamos animado también a presentar la denuncia o hubiésemos tratado de solucionarlo “internamente”?

Todos nos hemos quedado mirándonos y pensando que quizás tiene razón. Cuando pasa dentro de la residencia parece que tenemos que intentar resolverlo entre nosotros. Pero, ¿son “diferentes” las personas mayores cuando ingresan en una residencia?

¿Conocéis algún caso en el que haya pasado algo así?

¿Valdría la pena discutir internamente esas situaciones o deberíamos denunciarlas?

¿Qué harías tú?

Autor: Josep de Martí Vallés

Jurista y gerontólogo. Profesor del Máster en Gerontología Social y de Dirección de residencias en varias universidades. Director de Inforesidencias.com y Eai consultoria.

perfil de linkedin

Valora esta noticia
4,5
(2 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • ¿Son “diferentes” las personas mayores cuando ingresan en una residencia?

    Últimos comentarios de los lectores (4)

    615 | Diego Alvarez-Ossorio - 16/12/2019 @ 17:23:47 (GMT)
    A parte de pensar en lo que haríamos en nuestro caso, que como se indica, cada circunstancia requerirá de ser analizada en particular... habría que pensar también en las responsabilidades de los gestores del centro bajo cuya "tutela" se encuentra el usuario. En un caso de deterioro mental, sabido como el de esta persona, y que ya venia arrastrando por los antecedentes que explicas, ¿tenía la posibilidad de salir de la residencia tras su valoración en el ingreso, o se había escapado?. En este segundo caso, y por desgracia frecuente, de que un residente se escape de una residencia, ¿qué responsabilidad puede tener la dirección del centro, tanto en el hecho en sí de salirse del centro (posible denuncia de familiares), como en los posibles acontecimientos o actos que afecten al residente (directos o indirectos)....?
    607 | ANTONIO ANDRÉS BURGUEÑO TORIJANO - 14/12/2019 @ 12:50:37 (GMT)
    Lo primero a valorar es si existe una base neurológica para esa conducta ..…… Saludos
    606 | Antonio Rodriguez Gonzalez - 14/12/2019 @ 09:57:14 (GMT)
    Yo ceo que las acciones correctoras se deben de enfocar dependiendo del grado e intensidad de las agresiones. No es lo mismo que en una calle una persona se abalance sobre la geriatra que o que mientras duchan a un residente intenten quitarte algún botón. En todo caso debe de primar el derecho a la seguridad de la trabajadora.
    602 | Helena Maniega Gutiérrez - 13/12/2019 @ 00:35:05 (GMT)
    Si planteamos el supuesto caso de un desliz del residente hacia la gerocultora, creo que se debe gestionar en ese momento intentando controlar la situación y sino pidiendo ayuda a los compañeros. Por lo general las personas que ingresan en una residencia es por algún tipo de enfermedad de la que se tiene que estar informado y por lo tanto debe ser el propio centro quien gestione esta situación.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.