dependencia.info

EL RINCÓN DEL DIRECTOR

Una cuestión de uniformes en residencias

Una cuestión de uniformes en residencias
Opina sobre este caso práctico en la gestión de residencias y envíanos lo que harías tú en esta situación.

Eres el director de la residencia las Marismas y acabas de volver de una reunión con otros directores de residencias que te ha dejado intrigado.

En las Marismas las auxiliares, gerocultoras, personal de limpieza y cocina utilizan uniforme durante sus horas de trabajo. Tienes unas normas internas que te encontraste en funcionamiento cuando llegaste al centro y no has cambiado que indican cada cuánto deben cambiarse el uniforme estos empleados, dónde se deja la ropa sucia, dónde se lava y dónde se recoge.

La residencia lava en sus instalaciones la ropa tanto de los residentes como de los empleados y, hasta ahora, salvo algún problema concreto nadie ponía en duda el sistema.

Pero en la reunión el director de una residencia te ha dicho que ellos dan el uniforme a los empleados que éstos lavan en su casa y mantienen limpio y en buen estado. Esa residencia tiene la norma de que nadie puede ir y venir a trabajar en uniforme sino que deben cambiarse en la residencia. Es una práctica aceptada por los trabajadores que nunca ha supuesto problema alguno.

Otro director que asistía a la reunión dijo que eso de que cada uno se lavase el uniforme en su casa le parecía irregular y que un inspector de trabajo le había dicho que la residencia estaba obligada a lavar los uniformes. Se desató una discusión entre quien defendía que un acuerdo con los trabajadores prevalía sobre lo que decía el inspector. La cosa quedó así.

Ahora, de regreso en la residencia le estás dando vueltas al asunto.

Tú estás haciendo lo que te encontraste cuando llegaste, no porque lo consideres adecuado sino porque, sencillamente, era lo que se hacía. Pero ahora quieres valorar pros y contras y te cuestionas: ¿Están verdaderamente las residencias obligadas a lavar los uniformes o pueden pactar que sea cada empleado quien lo lave en su casa? Y, si ambas opciones fuesen posibles, ¿qué sería mejor para la organización de la residencia?

Os invitamos a opinar en el formulario inferior.

Caso práctico redactado por Josep de Martí, profesor de diferentes Másters y Postgrados de Gerontología Social y dirección de residencias.
Valora esta noticia
4,5
(2 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(1)

+

8 comentarios