dependencia.info

ALFREDO BOHÓRQUEZ, PRESIDENTE DE ALBOR CONSULTOR

10 claves de mini-gestión excelente para residencias, centros de día y atención a domicilio

Alfredo Bohórquez, presidente de ALBOR Consultor.
Ampliar
Alfredo Bohórquez, presidente de ALBOR Consultor. (Foto: ALBOR)
Por Alfredo Bohórquez
miércoles 20 de octubre de 2021, 12:14h

La mini-Gestión Excelente (MnGE ® ©), es un método de gestión y aproximación a la excelencia, con un enfoque minimalista, humanista, práctico e integrado, especialmente útil para organizaciones y servicios (incluso los medianos o pequeños). Cuenta con los siguientes principios:

  1. Excelencia en gestión.
  2. Minimalismo e integración.
  3. Ética y responsabilidad social.
  4. Humanismo y confianza.
  5. Compromiso.
  6. Liderazgo.
  7. Buenas prácticas en dirección de personas.
  8. Orientación a clientes.
  9. Orientación a personas.
  10. Orientación a resultados clave.

En una sola imagen, las 10 claves en la mini-gestión excelente de una residencia, centro de día o servicio de atención a domicilio, se puede resumir de esta forma:

Vamos a detallar algunos de sus aspectos relevantes:

  1. LAS PERSONAS, SUS IDEAS Y TALENTO. Lo realmente importante en las organizaciones y servicios son las personas, ellas son quienes aportan sus ideas, talento, trabajo diario y creatividad. Es imprescindible comprometer a las personas con un proyecto colectivo apasionante y gestionar bien las ideas.
  2. DISEÑAR LA ESTRATEGIA PARA TRANSFORMAR. Para transformar, es necesario realizar de forma participativa un buen diseño del marco estratégico de la organización, generar una visión común e implicar a las personas para alcanzar unos resultados excelentes y superar nuestros retos.
  3. EL MEJOR PROPÓSITO Y VISIÓN. La finalidad o propósito de una organización o servicio, debe ser muy relevante, debe ser la aspiración más elevada e importante que tengamos. La visión es lo que queremos llegar a ser en el futuro y nuestro mayor reto, conseguirlo.
  4. DEFINIR LOS RESULTADOS CLAVE. Es clave hacer una buena priorización para identificar los resultados claves, los más importantes para conseguir los objetivos estratégicos marcados y para el futuro y sostenibilidad de la organización y servicio. Categorizarlos a nivel económico, comercial, empleados/as, servicios, clientes, proveedores, alianzas, comunicación y responsabilidad social.
  5. EJECUTAR DESDE UN BUEN LIDERAZGO. El liderazgo es el primer paso para una buena ejecución y transformación de la organización o servicio. Un buen modelo de liderazgo colaborativo, nos va a permitir inspirar a las personas y conseguir su compromiso. Para liderar hay que generar un ambiente positivo, conocer a las personas, respetarlas, confiar en ellas, cuidarlas y permitir que expresen su talento.
  6. LOS CLIENTES EN EL CENTRO. Todo diseño y estrategia, debe ponerse en práctica lo antes posible con los clientes en el centro (las personas mayores). Un diseño y estrategia son buenos, cuando dan respuesta a las necesidades individuales y aportan soluciones adecuadas y satisfactorias a las personas.
  7. GESTIONAR LOS RIESGOS. Debemos conocer, evitar, controlar y gestionar todas las situaciones que pueden poner en riesgo a la organización o servicio. Los riesgos son económicos, jurídicos, suministros, tecnológicos, reputacionales, empleados/as, propios de la actividad del servicio, accidentes, incidentes graves, ambientales o sociales.
  8. GENERAR ALIANZAS Y COMUNICAR. Identificar, generar y comunicar las alianzas con las organizaciones más relevantes con las que tengamos retos comunes. Las alianzas pueden ser estratégicas, de aprendizaje (benchmark), de innovación o conocimiento o de responsabilidad social.
  9. TRANSFORMAR POSITIVAMENTE. La máxima responsabilidad del equipo de liderazgo es generar un ambiente positivo y de confianza, que permita que todas las personas se comprometan con obtener unos resultados excelentes en el servicio y con las personas mayores. La gestión positiva con las personas incluye: comunicación positiva, ambiente positivo, reconocimiento, felicitaciones, talento, participación y mejora.
  10. MEDIR PARA MEJORAR. Es necesario medir y realizar una revisión de las acciones realizadas, sus resultados e impactos. Igualmente controlar los cambios del ecosistema que nos afectan o que nos generan oportunidades. Según los resultados, debemos identificar, priorizar e incluir en objetivos las áreas de mejora a realizar.

La mini-Gestión Excelente tiene la siguiente estructura e instrumentos de gestión:

  • ID (Ideas y Diseño). En el centro se encuentran las personas.
  • ME (Marco Estratégico): Propósito, visión, valores, objetivos estratégicos, procesos clave y resultados clave.
  • ET (Ejecución y Transformación): Liderazgo, riesgos, clientes, calidad, alianzas, responsabilidad social, Transformación y gestión positiva y Revisión y mejora.

Instrumentos MnGE:

  1. Marco de diseño estratégico de una idea MnGE.
  2. Tabla de Priorización General MnGE.
  3. Tabla de Priorización de Objetivos estratégicos MnGE.
  4. Tabla de Priorización de Procesos clave MnGE.
  5. Tabla de Priorización de Resultados clave MnGE.
  6. Sistema dinámico e integrado de reuniones, objetivos y acuerdos MnGE.
  7. Encuesta de Satisfacción de Empleados/as MnGE.
  8. Encuesta de Autoevaluación de Liderazgo MnGE.
  9. Encuesta de Satisfacción de Clientes MnGE.
  10. Ficha Integrada de Procesos MnGE.
  11. Mapa Integrado de Alianzas MnGE.
  12. Instrumento de Contratación Proveedores clave MnGE.
  13. Cuadro de resultados Clave MnGE.
  14. Informe de Revisión y Mejora MnGE.

La mini-Gestión excelente, aporta soluciones a los siguientes retos:

Referencias:

Valora esta noticia
5
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios