dependencia.info

NURIA BÉJAR, DIRECTORA NACIONAL DE SAVILLS AGUIRRE NEWMAN

“Nuevos modelos de alojamiento para mayores podrán sustituir a centros donde la regulación no permita su viabilidad económica como residencia para dependientes”

Una residencia de personas mayores.
Una residencia de personas mayores. (Foto: Healthcare)
jueves 27 de mayo de 2021, 03:18h

Recientemente, el informe ‘Residencias de mayores’ elaborado por el departamento de Healthcare de Savills Aguirre Newman destacaba la carencia de centros residenciales, especialmente en ciudades con grandes núcleos de población. Según la consultora, España debería crear unas 80.000 nuevas plazas, es decir, unas 1.000 residencias más a las que ya trabajan en la actualidad.

La directora nacional de Healthcare en Savills Aguirre Newman, Nuria Béjar, ha explicado a Dependencia.info que “van surgiendo nuevos modelos de alojamiento para mayores no dependientes que podrán sustituir a algunos centros existentes donde la regulación no permita su viabilidad económica como residencia de mayores dependientes”.

Así, entiende que “es necesario además habilitar nuevos modelos de vivienda con servicios y actividades atractivas para los mayores activos en enclaves urbanos consolidados”.

Hacen falta 1.000 residencias... ¿Cuál es la principal conclusión de este Informe?

La principal conclusión es que la necesidad de nuevas plazas para mayores es creciente en España debido a su demografía, a la esperanza de vida y la mayor dependencia en edades avanzadas. Los planes de expansión de los operadores y las necesidades de capital para el desarrollo de infraestructuras acordes a la regulación sectorial van a ir creciendo en la misma proporción.

Con esta necesidad de residencias hay mucho margen para crecer...

El sector sigue creciendo en el corto plazo y seguirá creciendo en el medio y largo plazo.

¿Diferencian entre residencias y plazas/camas públicas y privadas?

Aunque actualmente haya disponibilidad de plazas públicas, es inusual en nuestro país, y será necesario dotar a corto plazo de más camas concertadas y privadas como ya se venía haciendo en una colaboración entre la administración y los operadores a través de los conciertos.

¿Por qué hablan de antigüedad del stock? ¿Está obsoleto por años de construcción o por diseño?

Algunas residencias venían de un modelo más boutique, y en algunos casos, con dificultades para adecuarse a las regulaciones actuales en términos de dotación de unidades de convivencia, dotación mayor de habitación individual vs doble, así como la propia obsolescencia del diseño y la arquitectura, que es muy diferente actualmente, y que demandan los usuarios y sus familias en términos de calidad y confort para el propio usuario (sistemas adecuados de climatización, espacios verdes terapéuticos, salas multiusos de tipo recreativo, nuevas tecnologías de estimulación...).

¿Entonces, mejor arreglar o construir nuevas?

Hay cabida para transformación y para generación de nuevos proyectos. La regulación sectorial determinará en muchos casos la viabilidad o no de una rehabilitación. Pero van surgiendo nuevos modelos de alojamiento para mayores no dependientes que podrán sustituir a algunos centros existentes donde la regulación no permita su viabilidad económica como residencia de mayores dependientes.

¿Creen que la legislación post-covid puede cambiar mucho las normas de construcción y diseño? ¿Cómo de seguros están de que esto sucederá?

No hay certeza en esta materia en estos momentos aunque sí parece que se anticipa para proyectos futuros una mayor dotación de habitaciones individuales y por tanto residencias con nuevas limitaciones de número de habitaciones en algunas CCAA.

¿Cuál es el objetivo ahora de los principales operadores? ¿Cómo piensa ahora mismo un comprador de residencias?

Gran parte del sector está en un proceso de recuperación de la actividad tras la vacunación de residentes y empleados y con un comportamiento en sus ocupaciones mejor de lo previsto como consecuencia de la confianza tras la inmunidad actual en los centros. Otra parte importante continúa con su crecimiento bien comprando activos existentes bien renovando o desarrollando nuevos proyectos, así como adquiriendo negocio de terceros.

El inversor en residencias de mayores es un inversor especializado, muy conservador y con permanencia a largo plazo. El apetito inversor continúa de manera estable en España. Los inversores en su mayoría paneuropeos tienen muy claro su posicionamiento en el sector y su confianza en los operadores, su solvencia y su buen hacer en su servicio a los usuarios.

¿Alguna previsión a medio y a largo plazo de crecimiento?

Seguiremos viendo operaciones de manera continuada tanto de compra de grupos como de adquisición de carteras, así como de desarrollo de proyectos en residencia de mayores y vivienda para mayores no dependientes que será otra línea que ya está creciendo en España.

¿Algo más que quiera destacar?

Desde Savills Aguirre Newman con un equipo de más de 80 profesionales especializados en el sector entre valoraciones, tasaciones, equipo técnico, gestión de proyectos de arquitectura y transaccional hemos logrado dotar al sector de una profesionalización en múltiples aspectos específicos en residencias de mayores que han acrecentado la garantía y seguridad a la hora de invertir entre los principales fondos de inversión y operadores paneuropeos.
Valora esta noticia
5
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios