dependencia.info

¿Sirve para algo el Día Internacional de las Personas Mayores?

jueves 03 de octubre de 2019, 01:54h
Javier Cámara
Ampliar
Javier Cámara

Es triste ver que el colectivo de las personas mayores es cada día más numeroso y, sin embargo, a la clase política le importa muy poco su bienestar. Eso sí, todos hablan de pensiones y dependencia con sorprendente ligereza. Parece que saben. Prometen mejoras y aumentos de financiación y campañas para sensibilizar y para mejorar su imagen y luchar contra la soledad y un sector sanitario -pocas veces dicen sociosanitario- a la cabeza de las inversiones y... ¡y que voten!

Sabemos que no se puede generalizar, pero es que me quedo más a gusto diciendo que las personas mayores solo interesan cuando hay que votar. Y las personas mayores en España votan, ¡claro que votan!, y cada vez están más enfadadas con una clase política que solo les quieren como arma arrojadiza con la que atizar al contrincante para reprochar lo que hicieron, lo que hacen o dejan de hacer y lo que harán.

Pues que tengan cuidado porque hay más de nueve millones de personas mayores de 65 años que votan. El primero de los políticos que se dé cuenta de verdad, pero en serio, de esta realidad, resultará ganador sin lugar a dudas. Pero lo cierto es que, de momento, nadie lo hace. La visión cortoplacista de cualquier programa electoral les impide hacer cualquier planteamiento a unos cuantos años vista. ¿Para qué van a gastar tiempo y dinero en algo de lo que mañana se beneficiará el partido de enfrente? Y así nos va, con una clase política con orejeras para burros que solo les deja ver lo más inmediato. Avanzamos sin perspectiva de ningún tipo.

Estamos de nuevo en campaña. Ya lo saben. La cuarta en cuatro años. Parece que no hay forma de ponerse de acuerdo. No es que sean incapaces de coincidir los de un lado con los del otro, es que no pueden ni verse los que están en el mismo lado. Si no saben buscar puntos de encuentro en lo más básico, ¿creen que podrán solucionar la que se nos viene encima con una sociedad que empieza a envejecer a pasos agigantados? ¿Se los imaginan pensando dentro de unos años (no tantos) en cómo solucionar el problema de las pensiones cuando la tasa de reposición sea, por ejemplo, el 60%? ¿O del 50?

Probablemente, cuando no sepan cómo abordar el tremendo gasto sanitario del país, cuando no haya plazas de residencias para todos los demandantes a los que se las prometieron, cuando el limbo de la dependencia se multiplique por tres, cuando el número de personas que mueren diariamente sin recibir ningún tipo de prestación pese a tener evaluado su correspondiente grado de dependencia avergüence y abochorne, muchos se preguntarán por qué no se hizo nada antes.

Es muy probable, insisto, que se vuelvan locos buscando las razones por las que no se les ha avisado de esto antes. Como suele ser habitual, se acordarán de Santa Bárbara cuando truene, pero nadie hará la siempre necesaria autocrítica y reconocerá que todo de lo que se avisaba y se recomendaba y (me encanta) se “ponía en valor” el Día Internacional de las Personas Mayores servía para poco, para nada, para llenar de informes un escritorio que había que tener limpio al día siguiente.

No será porque las asociaciones y fundaciones de mayores no se lo trabajan o porque las patronales y empresas del sector no se reúnen con estos políticos en el mismo Congreso para explicar cuál es el problema y qué se puede hacer o porque no se organizan días del Alzheimer o de la Discapacidad o del Abuelo o contra la Soledad o porque... lo siento, no interesa.

Repito, solo habrá una atención preferente el día que de verdad se den cuenta de que todos los votos valen lo mismo y hay muchas más personas mayores. Quizá esté hoy especialmente pesimista, pero es que no tengo motivos para pensar lo contrario.

¡Convénceme! ¡Hazme ver que hay razones para ser optimista!

Valora esta noticia
3,5
(2 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.