dependencia.info

Empieza un nuevo curso. ¿Qué va a pasar?

jueves 05 de septiembre de 2019, 02:45h
Josep de Martí
Ampliar
Josep de Martí (Foto: Inforesidencias.com)

Llega septiembre y hace ya un año que se puso en marcha la negociación del VIII convenio colectivo de la dependencia.

Esa es una de las claves que afectará al sector geroasistencial en el curso que empieza. Una negociación ardua entre sindicatos y patronales en la que todos parecen mirar de reojo a alguien que no está en la sala: las administraciones.

El sector privado de atención a la dependencia no es un verdadero mercado en el que oferta y demanda buscan un punto de equilibrio sino lo que se conoce como un “cuasi-mercado”, una situación en la que un comprador tiene tanta fuerza que influye y marca totalmente las condiciones y precios en un sector.

En algunas comunidades autónomas, un tercio o incluso la mitad de las plazas privadas existentes están financiadas por la administración ya sea mediante conciertos, gestión privada de plazas públicas o prestaciones económicas vinculadas. Eso hace que para muchas residencias la administración sea su mayor cliente. Es ella la que establece las condiciones materiales y funcionales, la cantidad de personal y el precio que cobrará el prestador. Incluso las plazas que son totalmente privadas se ven afectadas por lo que regula y concierta la administración y vemos cómo el precio de concierto se acaba convirtiendo en un punto de referencia para el de las plazas privadas.

Sabemos que, en los últimos años, cada comunidad autónoma ha ido por su lado, pero casi todas, por no decir todas, han sido muy reticentes a la hora de subir los precios de los conciertos. Los salarios, que representan entre el 60 y el 70% del coste de una plaza residencial, tampoco han subido mucho estos últimos años, aunque sí lo han hecho más que el precio de la plaza pública.

Así las cosas, el banco empresarial del convenio se encuentra en una situación peculiar: por un lado, saben que para atraer talento a las residencias en forma de profesionales preparados o con ganas de formarse, las condiciones que ofrece deben ser atractivas. Por otro se encuentran que los márgenes no permiten subir el coste laboral de las empresas sin arriesgarse a entrar en pérdidas. Sé de buena tinta que si hubiese una subida de tarifas la mayor parte de las empresas estarían encantadas de trasladar el grueso de ésta a los salarios.

La parte sindical por su parte se parece cada vez más al Dios Jano tratando con la otra parte mientras se enfrenta a su vez a sus contradicciones.

Y ahí está la negociación. La palabra del año con la que deberemos convivir.

Sólo hace falta leer noticias en Internet o poner la tele para ver que siguen varias negociaciones paralelas en el Reino Unido para ver cómo será finalmente el Brexit. PSOE y Podemos siguen con su particular negociación a ver si se ponen de acuerdo o se convocan elecciones; mientras, a pocos metros, PP, Ciudadanos y Vox también negocian o dejan de negociar para presentar o no un frente común.

De momento, y hasta Navidad, parece que todo será negociación. A ver si para entonces la palabra del momento es “acuerdo”.

Sería importante que fuese así porque, tanto para nosotros en el sector geroasistencial como para los ingleses y para nuestros queridos políticos, algo que no ha cambiado y parece que no va a hacerlo durante los próximos años es el proceso de envejecimiento de la sociedad.

Ya hemos alcanzado el 19% de mayores de 65 años y vamos rápidos en el camino de llegar al 35% antes de que los hijos del baby boom nos muramos en masa en unos treinta o treinta y cinco años.

En ninguna de las negociaciones a que me he referido parece tenerse en cuenta el factor demográfico. El tsunami de la jubilación de los nacidos entre 1960 y 1975 se acerca con velocidad a nuestras costas y parece que estamos más preocupados en poner sombrillas en la arena que en construir muros y refugios.

En fin. Un nuevo curso empieza. Deseo a todos los lectores que sea un poco mejor que el pasad. Por desear… que no quede.

Valora esta noticia
4,5
(2 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.