dependencia.info

EL RINCON DEL DIRECTOR

Un paseo por la playa

jueves 06 de abril de 2017, 01:01h
Opina sobre este caso práctico en la gestión de residencias de mayores y envíanos lo que harías tú en esta situación.

Nota: Por favor, si alguien se siente generoso y quiere compartir una experiencia que podamos difundir como caso práctico en el Rincón del Director, que nos la envíe a info@inforesidencias.com. Estaremos encantados de difundirla.

Un paseo por la playa

Ezequiel Cañoso, de 78 años, ingresó en la residencia Las Marismas de la que eres director/a hace cinco acompañado por su mujer, Paquita, que sufre alzheimer en grado avanzado. Como él está perfectamente de salud, además de colaborar en el cuidado de su esposa, sale a diario a pasear por una playa cercana. Además se suele ofrecer para hacer pequeños recados de la residencia: tira cartas al buzón, compra el periódico de algún compañero, ha organizado una pequeña peña de la Primitiva con empleados y algún otro residente, y cosas parecidas.

Un día Ezequiel no vuelve de un paseo y, al cabo de unas horas, nos llaman de urgencias de un hospital cercano y nos dicen que lo tienen en observación, ya que un paseante lo han encontrado inconsciente en la playa. Nos piden que vayamos a recogerle. Llamamos a su hijo Azacel Cañoso y él se encarga de ir a buscarlo al hospital y traerlo de vuelta.

A su regreso vemos que padre e hijo vienen enzarzados en una discusión. Ya sin Ezequiel, Azacel nos dice que su padre no se ha muerto de milagro y que eso de las salidas se ha acabado. Que si está pagando es porque haya una vigilancia y no “para que su padre se pueda morir por cualquier esquina”. Nosotros vemos que, según el informe que trae, ha sufrido una insolación y se ha quedado momentáneamente inconsciente y, al ser ayudado por unos paseantes, estaba confuso y ha vomitado. Le decimos que, posiblemente, si nadie hubiese llamado a una ambulancia hubiese vuelto por su propio pie y todo hubiese quedado en nada.

El hijo se molesta mucho con nuestras palabras y, sacando papel y bolígrafo, escribe:

Azacel Cañoso, hijo único de Ezequiel Cañoso y Francisca Puértolas, en mi calidad de familiar responsable, indico a la dirección de la residencia Las Marismas que mis padres no están en condiciones de salir solos del centro. Doy instrucciones precisas para que no salgan solos y, si lo hacen, lo hagan acompañados por una persona de la residencia.

Hago directamente responsable a la dirección de la residencia por cualquier daño que reciban mis padres si se han incumplido mis indicaciones.

Firma y Fecha.

Al día siguiente Ezequiel está en la recepción preguntando si hay alguna carta para echar al correo y bromeando sobre la carta de su hijo: “No le hagáis caso, siempre ha sido muy tremendo. Me voy a dar un paseo por la playa”.

¿Qué harías tú?

Agradeceremos respuestas razonadas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Un paseo por la playa

    Últimos comentarios de los lectores (9)

    150 | Paula - 21/07/2017 @ 17:29:24 (GMT)
    Bajo mi opinión, el documento elaborado por su hijo no es ningún documento notarial y no está firmado por su padre ( persona jurídica propia) por tanto no tiene validez legal. No obstante, en el Momento que se nos presenta dicha situación, nos veamos obligados a llamar a su hijo para informarle de la Necesidad y voluntad de su padre para salir a la calle solo. Ante la supuesta y reiterada negativa de su hijo a dejarle salir, en mi caso, si fuera la Directora, me hubiera entrevistado con el para informarle que la Residencia no tiene a su padre residiendo en Las Marismas en contra de su voluntad, que tiene capacidad jurídica propia y que la Residencia queda libre de responsabilidad penal y/o civil en l Momento que el Residente está fuera de las puertas de la Residencia. Su hijo puede optar por otras vías como: iniciar un proceso de incapacitación, sacarlo de la Residencia si ese es su deseo......en mi caso, como Directora, optaría por persuadirle para que acepte un acompañamiento privado( pagado por su hijo) para cuando el residente salga a la calle. Un saludo, Paula
    80 | Mayte - 18/04/2017 @ 21:56:52 (GMT)
    Creo que este hombre si está consciente y orientado, debe salir a tomar el aire de vez en cuando, sea playa o paseo; no se puede convertir una residencia en un centro de internamiento por mucho que lo diga el hijo, es el hombre que debe decidir que quiere hacer con su vida, porque empezamos con impedir que salga, luego se caerá de la silla y vendrá el cinturón de contención y asi acabamos cargándonos a personas sanas; se pueden hacer las cosas de otra manera, pero por favor, impedir que salga por un mareo...hay que valorar por equipo multidisciplinar y pensar los pros y contras, peo respetar su decisión.
    78 | Antonio Francisco Pons Miró - 15/04/2017 @ 13:10:12 (GMT)
    Creo que es interesante esta noticia.
    Hay varios puntos que pueden ser motivo de reflexión.
    1) Rol del hijo respeto al padre y viceversa
    2) Responsabilidad del hijo en cuidados a su padre, pero siempre delegándolos y no asumiéndolos como propios.
    3) Responsabilidad de la residencia ante las personas autónomas.
    2) responsabilidad vs autonomia.
    77 | David - 09/04/2017 @ 09:52:52 (GMT)
    Yo creo que la figura de familiar responsable está para cuando la persona residente no puede tomar decisiones. En este caso el padre es una persona autónoma que es libre de decidir sobre su vida, sobre lo que quiere hacer y lo que no. Yo en mi caso primero hablaría con el hijo y se lo explicaría detalladamente para decirle que no podemos retener a su padre en contra de su voluntad y se lo argumentaria con datos contrastados (datos valoración, decisiones de su padre...) y le animaría a retirar el papel redactado. En caso de no seguir en sus trece y por curarme en salud, le solicitaría a su padre que me expusiera por escrito cuales son sus decisiones al respecto, de este modo haría valer las decisiones del residente y por supuesto que sí quiere salir, lo podría hacer.
    76 | Esther - 07/04/2017 @ 20:09:12 (GMT)
    Josefa, si el motivo es la insolación se puede evitar con el agua, la gorra y evitando las horas de máximo calor y también la duración del paseo bajo el sol. Pero si primero es el desmayo puede haber un problema de salud que todavía no está detectado y por tanto controlado.
    75 | Julio - 06/04/2017 @ 15:55:00 (GMT)
    Si el residente ha firmado el contrato y no está incapacitado por sentencia no se le puede impedir salir. Sería un delito. El hijo puede decir lo que quiera. Yo le pediría que firmase un documento diciendo que quiere salir y lo guardaría por si acaso. El caso sería más interesante si el residente tiene demencia leve.
    74 | Josefa Riera - 06/04/2017 @ 12:17:37 (GMT)
    Yo he vivido casos parecidos y los he arreglado hablando mucho con todos y haciendo internenir a la psicóloga del centro. No se le puede impedir salir pero si no hablamos mucho, pueden acabar surgiendo otros problemas. Esther, ¿por qué es importante saber si fue primero la insolación o el desmayo?
    73 | Esther - 06/04/2017 @ 11:22:20 (GMT)
    Como familiar opino que no salga solo.
    ¿Qué fue primero la insolación y después el desmayo? o primero el desmayo y después la insolación?
    72 | Núria - 06/04/2017 @ 10:20:16 (GMT)
    Dejarle una gorra, una botella de agua y protector solar, si es verano aconsejarle que salga temprano para evitar el sol fuerte.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.