dependencia.info
Barcelona determina el número de llamadas de teleasistencia según tres niveles de atención

Barcelona determina el número de llamadas de teleasistencia según tres niveles de atención

miércoles 15 de marzo de 2017, 17:55h
El nuevo contrato prevé un presupuesto de 12,20 millones en el año 2019, 1,83 millones más que en 2016.

El ayuntamiento de Barcelona ha asignado un nuevo contrato para el servicio de teleasistencia de los próximos años, en el que incorpora importantes novedades como el establecimiento de tres niveles de atención (básico, medio y alto) que determinarán la frecuencia de las llamadas de seguimiento que harán los profesionales del centro de atención del servicio (45, 30 o 15 días).

El objetivo de esta modificación, tal y como se ha informado a los usuarios por carta, es evitar ser invasivos y no interferir en la vida cotidiana de los usuarios. Hasta ahora, las prestaciones que daba el servicio eran las mismas para todas las personas que atendía y había quien manifestaba no necesitar un seguimiento tan intensivo y otros que requerían más.

La asignación de cada uno de los niveles se hará en función de tres variables: salud, relaciones sociales e impacto de los cuidados. La valoración la realizará el equipo de profesionales de teleasistencia, siempre después de hacer una visita presencial al domicilio de las personas usuarias y después de hablar con ellas y contar con su visto bueno. El objetivo es adecuar las diferentes prestaciones tecnológicas y de atención a las necesidades de cada uno, porque cada nivel de soporte le corresponden unas prestaciones u otras: por ejemplo el nivel medio y alto le corresponden detectores de fuego y humo en el hogar y al nivel alto otros dispositivos para aumentar la seguridad de la persona y de su entorno, como el detector de monóxido de carbono (CO), el dispositivo de apertura de puerta, de caídas o de movimiento.

Otras de las novedades que se han incorporado al servicio son los soportes para la unidad de control remoto que lleva la persona usuaria. Así, además del tradicional colgante que se utiliza desde el inicio del servicio también se introducirán dispositivos idénticos en pulseras o en pinzas que se pegan a la ropa. Aumentando los dispositivos periféricos para prevenir situaciones de riesgo. Por ejemplo, está prevista la instalación de hasta 19.000 detectores de humo en los hogares y otros 10.000 más para personas más frágiles que aparte del humo también pueden avisar de un escape de gas o de una situación de pasividad en el interior de una casa.

Teleasistencia para mayores en Barcelona

También se ha mejorado el sistema de comunicación masiva en situaciones de emergencia o catástrofe y ahora el centro de gestión será capaz de emitir 18.000 comunicaciones en una hora en caso de que fuera necesario. Además, se aumentarán las garantías de custodia y seguridad de las claves de los hogares, se incrementará el número de unidades móviles para atender emergencias a domicilio y se harán campañas específicas para fomentar el envejecimiento activo y hábitos de vida saludables, ya sea con materiales informativos o talleres. También se tendrá en cuenta la atención emocional y el ofrecimiento de estrategias para las personas cuidadoras que tengan a su cargo otras personas con necesidades especiales de atención.

Paralelamente se desarrollarán tres programas pilotos que tienen que ver con innovaciones tecnológicas importantes: uno de telemonitorización que pretende mejorar los hábitos de vida de personas con hipertensión diagnosticada y con tratamiento farmacológico; otro de realidad virtual social con el fin de estimular sensorialmente las personas con gran discapacidad, y un tercero, el de contadores, que utilizará el Internet de las cosas para ayudar en la detección del deterioro cognitivo.

Para ello, el ayuntamiento contará con un presupuesto de 12,20 millones de euros en 2019, 1,83 millones más que en 2016 año en el que contaba casi con 68.000 terminales, y 91.000 usuarios. De entre ellos, el 97% eran personas mayores de 65 años y un 72% mujeres.

Número que en tan solo diez años se ha multiplicado por nueve, ya que en 2006 el numero de usuarios era de 11.899; cifra que se cuadruplicó en tan solo dos años, alcanzando los 43.376 en 2008.

Serán los profesionales de teleasistencia los encargados de realizar este proceso de ajuste, los que se pondrán en contacto con las personas atendidas y conjuntamente con ellas definirán las prestaciones tecnológicas y de atención que más se adecuen a sus necesidades.

Los Servicios Sociales, sin embargo, sí que recuerdan que el terminal de teleasistencia necesita para su funcionamiento la instalación de línea telefónica fija en el domicilio y, en caso de no tenerlo, habría que estudiar las alternativas caso por caso.

El nuevo modelo de atención, seguirá estando activo 24 horas al día y 365 días del año, además de ser gratuito, se desplegará progresivamente hasta su implementación total este mismo 2017.

Valoración excelente de los usuarios

El ayuntamiento ha hecho públicos también los resultados de la encuesta de satisfacción sobre el servicio realizada a 800 usuarios durante el año pasado, y donde obtuvo una note media de 9,6 puntos, al calificarlo como excelente el 86,6% de los encuestados.

El hecho de sentirse más seguros en caso de tener una emergencia, aportar más tranquilidad a su entorno y a ellos mismos, sentirse más acompañados y menos solos o bien poder seguir viviendo en casa de forma independiente, ha sido lo más valorado.

El 39,5% de los entrevistados admitieron que habían tenido que pulsar el botón de emergencia de su aparato de teleasistencia. Dentro de este porcentaje, el 14,6% lo hizo en una situación de emergencia no real y el 24,9% sí representaba una urgencia, lo que motivó la movilización de una ambulancia o personal ambulatorio y, en menor medida, de una unidad móvil del mismo servicio o de un familiar.

Cualquier persona empadronada en Barcelona mayor de 75 años, en situación de dependencia reconocida o con diversidad funcional acreditada puede solicitar el servicio de forma gratuita, aunque también se presta a otras personas que no cumplan estos requerimientos, siempre que haya un informe favorable del ambulatorio o de los servicios sociales. Sólo un 1,8% de los usuarios son menores de 60 años.
Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios