dependencia.info

Salud mental; reconocido el problema, faltan recursos... ¡como siempre!

miércoles 11 de octubre de 2023, 05:03h
Javier Cámara, director de Dependencia.info.
Ampliar
Javier Cámara, director de Dependencia.info. (Foto: Dependencia.info)

Mucho hemos leído este martes sobre la salud mental, en general, y en las personas mayores, en particular. Nos han invadido los datos. Unos más llamativos que otros. Alguno muy alarmante y esto me ha llevado a pensar en el rigor del estudio que lo aporta. Como siempre, uno intenta relativizar todo lo que lee y ponerlo, en la medida de la que se es capaz, en el contexto adecuado, sin excederme en la sorpresa, pero sin ignorar la realidad.

No me parece mal que haya un Día Mundial de la Salud Mental. Coincido con Josep de Martí en que esto de los días internacionales o mundiales sobre cosas al final se pueden convertir en algo bastante frívolo, pero en este caso, creo adecuado buscar una fecha para concienciar acerca de los trastornos derivados de este problema y movilizar a la sociedad o más bien a los políticos, las administraciones, los responsables de destinar fondos, para aumentar los esfuerzos y lograr solucionarlos.

Claro que me preocupa que las bajas laborales por salud mental entre los jóvenes de 16 a 25 años hayan crecido un 91% o que los trastornos de ansiedad representen el 73% de los problemas de salud mental en el trabajo en nuestro país o que más del 50% de las personas con trastorno mental no reciben ningún tipo de tratamiento, pero me preocupa más que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las mayores tasas de suicidios en 2022 se dieron, en las franjas de entre 85-89 años y 90-94 años. Casi 20 casos por cada 100.000 habitantes cuando el dato general es de 7,6 casos.

¿Las causas? Pues hay muchas y dependiendo de a quién le preguntes, pero leyendo y apuntando las que más se repiten, me quedo en primer lugar con reconocer el problema. Las personas mayores no solo sufren demencias o Alzheimer, también sufren depresión, trastornos de ansiedad o estrés postraumático. Especial cuidado con el balance vital que lleva a muchas personas a replantearse su sitio y sentido en este mundo. Después subrayo la soledad no deseada (DomusVi advierte del impacto de la soledad en la salud mental de las personas mayores), el aislamiento (cuidado con esa desconexión del círculo más íntimo) y el deterioro físico y cognitivo. También incluyen los que saben el edadismo, pero me parece más extenso.

Como fuere, me parece que el principal problema en España con la salud mental de las personas mayores, en línea con lo que puede suceder en otras partes del mundo, es la falta de atención y recursos dedicados. ¡Ay, siempre el dinero! Sin la "pasta" necesaria no habrá programas especializados con sus especialistas para una correcta evaluación y detección temprana, sobre todo en el entorno de la atención médica y, especialmente, en residencias de personas mayores. Qué bueno sería que existiera una Atención Centrada en la Persona de verdad, real, efectiva, en todos los sitios en los que dicen que se hace ACP.

Creo que no hace falta recordar igualmente que en muchas regiones de España, los servicios de salud mental no están adecuadamente adaptados para atender a las personas mayores o, directamente, no existen. Y tampoco hay que ser un experto geriatra para darse cuenta de que los psicofármacos no son siempre la solución.

Por lo menos hay una mayor visibilidad y se investiga más. Aunque falta dinero y los problemas de salud mental nos salen económica y socialmente caros una verdadera prevención en este campo mejoraría nuestra calidad de vida, reduciría su estigmatización, promociona la independencia, reduciría el aislamiento y, lo que se busca siempre, seríamos más felices.

En definitiva, hablar de la salud mental de las personas mayores en España supone poner el foco en la concienciación (por lo que creo que está bien que haya un Día Internacional de la Salud Mental), pero también, y repito, en la detección temprana, en una atención especializada (a poder ser en todo el territorio nacional), en medidas y programas para reducir la soledad y el aislamiento social y todo ello con los recursos adecuados para, nuevamente, un problema que afecta al ámbito sociosanitario, si es que eso existe.

Daría para otro artículo de opinión, pero no me gusta terminar diciendo que siempre estamos pidiendo dinero, que hacen falta más fondos y recursos económicos por una causa justa sin dejar claro que intento ser constructivo. Creo que el sector de la atención a las personas mayores en sus diferentes vertientes reclama una aportación mayor y un compromiso decidido por parte de la Administración porque es de justicia.

Creo, además, que desde distintas asociaciones se han hecho diversos estudios sobre cómo la inversión en el sector geroasistencial tiene un retorno a las arcas públicas muy notable. En este campo hay muy poco "fondo perdido". Casi todo genera un impacto positivo en la sociedad. Las empresas han demostrado que hay imaginación, pero hace falta financiación. Creo que lo más importante es que se escuche y después se tome nota.

Lo del dinero, también, claro...

Valora esta noticia
5
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios