dependencia.info

LOS CUIDADOS PALIATIVOS EN GERIATRIA A DEBATE, EN BIDEALDE

"Es imprescindible poder enfocar la atención hacia lo que denominamos la buena muerte"

Cuidados paliativos.
Ampliar
Cuidados paliativos. (Foto: Istock)
Por Dependencia.info
miércoles 01 de diciembre de 2021, 03:40h

El centro residencial y sociosanitario Bidealde de Cizur Menor (Navarra), perteneciente al grupo IDEA, ha organizado recientemente dos actividades para formar y sensibilizar en la necesidad de unos cuidados de calidad en el final de vida de las personas mayores.

El pasado 26 de noviembre, la residencia y centro sociosanitario Bidealde organizó en Civican (Pamplona) una jornada sobre cuidados paliativos en residencias de mayores, en la que participaron profesionales de diferentes entidades sanitarias locales e internacionales, como Nightingale Hammerson en Londres, Clínica Universidad de Navarra, Hospital San Juan de Dios, o la propia residencia Bidealde.

Un día antes, Bidealde convocaba en sus instalaciones de Cizur Menor un curso de 7 horas dirigido a profesionales asistenciales del entorno residencial: médicos, psicólogos, personal de enfermería, auxiliares, terapeutas ocupacionales, etc. En este curso participaron como ponentes Nuno Santos Lopes, responsable equipo asistencial de Nightingale Hammerson de Londres, y Fernando Gómez-Olano, geriatra de Bidealde, y se abordaron las claves de la atención al final de la vida, como pueden ser criterios de terminalidad, control de síntomas, planificación de cuidados o duelo.

Hablamos con las dos personas responsables del circuito asistencial paliativo de Bidealde: Fernando Gómez-Olano, médico geriatra, y Ana Jiménez, enfermera y directora asistencial del centro.

¿Por qué es tan necesario hablar en la actualidad de cuidados paliativos en geriatría?

Fernando Gómez-Olano: nuestra sociedad cada vez está más envejecida y, por lo tanto, existe una alta proporción de pacientes con patologías crónicas que, por definición, son incurables. No es sostenible ni útil para muchos pacientes crónicos pluripatológicos el enfoque sanitario que predomina actualmente, basado en un objetivo curativo o en actuaciones puramente clínicas.

Ante esta realidad, los cuidados al final de la vida aportan una visión más global, más humanista, para responder a todas las necesidades que tienen estas personas: por supuesto que hay que aliviar el dolor físico y el sufrimiento, pero también hay que aportar recursos para mejorar la calidad de vida, aumentar el confort y tratar el dolor psicológico.

Es, por tanto, imprescindible hablar de cuidados paliativos en geriatría, poner los medios para identificar la persona mayor con pronóstico vital acortado y necesidades paliativas, y poder enfocar la atención hacia lo que denominamos “la buena muerte”.

Los cuidados paliativos, más allá de los paliativos oncológicos.

Fernando Gómez-Olano: los cuidados paliativos se empezaron a desarrollar tal y como se conocen hoy en día en pacientes oncológicos. Pero muchas personas mayores presentan también otras patologías crónicas altamente prevalentes que terminan siendo causa de mortalidad: demencias, patologías cardiacas, hepáticas, renales, pulmonares… Todas ellas patologías crónicas de tiempo de evolución largo, con muchas estancias hospitalarias, cíclicas en su evolución y que además provocan incertidumbre, confusión y dolor.

Los cuidados paliativos se pueden aplicar también en cualquiera de estas enfermedades en sus fases avanzadas. Ofrecen, mediante la identificación de síntomas de forma precoz, y mediante la planificación anticipada de cuidados, un manejo individualizado al final de la vida, reduciendo el sufrimiento de la persona mayor y de su entorno.

Bidealde abrió en abril de este año, y en agosto ya teníais formado el equipo de paliativos. Con vuestra experiencia, ¿qué elementos son clave en la atención paliativa geriátrica?

Ana Jiménez: el primero punto clave es el equipo. Tenemos la suerte de tener un equipo multidisciplinar que procede de diversos ámbitos sanitarios (médico, enfermería, psicología y farmacia), y ya es relevante que en el equipo decisor hemos involucrado al personal auxiliar, cuyo papel en la atención es muy importante. Este grupo es el que ha definido los principios fundamentales de la atención al final de la vida en Bidealde.

Consideramos fundamental planificar de forma anticipada los cuidados, involucrando al residente y a sus seres queridos, tomando como referencia esencial el proyecto de vida de cada persona, y acompañándola en su proceso de aceptación de que la muerte es parte de la vida.

Otro elemento clave es la comunicación constante y transparente, primero entre los miembros del equipo, y a continuación con el residente y sus familiares. Involucrar a la familia y ayudarles a prepararse en el duelo, ofrecer espacios físicos de intimidad tanto para la comunicación de malas noticias, como para el acompañamiento de familiares en últimos días….

Y, por supuesto, tener como meta la atención centrada en la persona, que cada caso se gestione de forma individual. Nuestro equipo se reúne de forma periódica, cada 1-2 semanas para deliberar e ir tomando decisiones asistenciales. Tenemos claro que para identificar y tratar las necesidades de una persona mayor que precisa cuidados paliativos, es imprescindible que el equipo multidisciplinar tome las decisiones de manera consensuada para garantizar un abordaje multidimensional de cada persona.

Con la experiencia desde la apertura, ¿qué valoración hacen las familias que desgraciadamente han tenido a un allegado en paliativos?

Ana Jiménez: la apuesta por los cuidados al final de la vida es estratégica para Bidealde. Creemos en la humanización del cuidado hasta el final y cuando iniciamos el proyecto estábamos convencidos de que podíamos dar la mejor calidad asistencial y humana a nuestros residentes en esta situación. Y aunque no llevamos mucho tiempo abiertos, apenas 7 meses, estamos viendo que hemos sido capaces de proyectar la teoría en la práctica.

Los familiares nos cuentan que sus vivencias en esta etapa han sido bonitas, con recuerdos positivos y de enorme calado. Han podido profundizar en los vínculos familiares con sus mayores, también con el personal, y sobre todo se han sentido útiles, ya que se les incentiva a ser parte activa del cuidado en todo el proceso.

La residencia de tercera edad Bidealde está en Cizur Menor.

Valora esta noticia
5
(1 votos)