dependencia.info

DIRECTORA DE MARKETING DE INFORESIDENCIAS

Anna Cebrián: "El ciudadano desconoce el precio real de lo que vale una plaza residencial"

La directora de Marketing de Inforesidencias, Anna Cebrián, durante la presentación del informe de precios elaborado por Inforesidencias.com.
Ampliar
La directora de Marketing de Inforesidencias, Anna Cebrián, durante la presentación del informe de precios elaborado por Inforesidencias.com. (Foto: Dependencia.info/JC)
jueves 30 de septiembre de 2021, 05:42h

La directora de Marketing de Inforesidencias, Anna Cebrián, considera que “el ciudadano de a pie desconoce el precio real de lo que vale una plaza residencial, no sabe realmente lo que cuesta los servicios de una residencia”. Durante la jornada ‘La importancia de la transparencia de la información y el Big Data en la gestión de residencias’ que celebró este martes Inforesidencias.com y Analistas Financieros Internacionales (AFI), Cebrián habló sobre precios de residencias y del informe que elabora anualmente el portal buscador de centros residenciales.

Dividió su ponencia en tres partes: primero explicó qué es Inforesidencias.com y de dónde obtienen los datos para ofrecer este informe de precios, además de explicar que son un buscador y comparador de residencias y centros de día y de servicios de atención domiciliaria; en una segunda parte, explicó cómo obtienen la información sobre la oferta de plazas y de dónde sacan los precios de los que hablan en el informe; y por último, en tercer lugar, aclaró de dónde obtienen la información sobre la demanda de las plazas, es decir, el usuario que busca una plaza, qué es lo que busca, para quién lo busca y a qué precios lo busca.

Así, Anna Cebrián, subrayó que se observa “una gran diferencia entre lo que vale una plaza de residencia, con una media de 1.830 euros al mes, y lo que quieren pagar las personas”. “Me sorprende ver cómo entre las personas que buscan residencia, un 70% pone que buscan un precio por debajo de 1.500 euros y un 23% nos pone que buscan plazas por debajo de 1.000 euros”, puntualizó.

E insistió: “Lo que más me sorprende, sobre todo, es esta diferencia entre la expectativa que tienen al buscar una residencia, porque al final buscan una residencia que tenga una ratio elevada de personal, que tenga jardín, que me cuiden y que me den buena comida y esto lo quieren pagar a un precio muy barato y no son conscientes realmente de lo que valen las cosas”.

Entonces, dijo, “en esa diferencia que hay tan grande entre los 1.830 euros que cuesta una residencia y los 1.400 que quiere pagar una persona que busca una residencia es donde creo que tenemos que hacer una labor pedagógica y explicar lo que son los costes reales”.

Falta de información

Es una falta de información. Creo que como sector tenemos que explicar muy bien lo que cuesta realmente una residencia”, señalaba mientras recordaba que este punto lo explicó durante la jornada Josep de Martí (director de Inforesidencias.com) cuando se preguntó: “En una residencia tienes un servicio como en un hotel, con pensión completa, un apoyo a las actividades de tu vida diaria, tienes una parte de ayuda sociosanitaria y todo esto ¿qué precio tiene?”.

La directora de Marketing de Inforesidencias recordó que “todo esto lo estamos pagando en España a menos de 70 euros al día”. “¿Esto es caro?”, se volvió a preguntar. Por eso, entiende que “hay que informar de todo lo que ofrece una residencia y qué es lo que cuesta”. Hay que tener en cuenta, además, que, “a día de hoy, tenemos a dos residentes por cada trabajador que te está cuidando y dando un servicio y sabemos que lo más caro que se paga en una residencia son los salarios de los trabajadores”, apuntó y remarcó que, “de hecho, un 59% de los gastos de una residencia es el coste de personal para pagar los salarios”.

Podemos pensar que queremos siempre lo más barato, pagar lo menos posible, pero destaca, “hay que tener en cuenta que al final, es para que atiendan a tu padre o a tu madre, las personas que más quieres, junto al hecho de que también tienes un sentimiento de culpabilidad porque en nuestra sociedad tenemos ese sentimiento que querer cuidar a tu padre y a tu madre hasta el último momento y, por tanto, buscar una residencia nos crea esa sensación de culpabilidad”.

“Queremos una plaza barata, pero que sea buena, que le cuiden como si lo cuidáramos nosotros le cuidáramos en casa. Entonces, ¿cuánto vale esto? Esto es lo que tenemos que hacer llegar a la población. ¿Cuántas personas necesitas tener en casa para atender a esa persona que tú quieres, por ejemplo tu madre, que tiene una dependencia y necesita cuidados las 24 horas los 7 días de la semana?”, se pregunta Cebrián.

En las conclusiones finales, la responsable de Inforesidencias.com hizo una reflexión: “Al final, tenemos que hacer más labor pedagógica para dar a conocer lo que realmente valen las cosas, en este caso el precio, lo que cuesta una residencia como nos gustaría”.

Por otra parte, propuso alternativas a la falta de financiación: “Si busca barato porque no puede pagar más, pero, sin embargo, sí que tiene un piso o tiene un terreno o tiene algo que lo tiene inmovilizado, ¿qué otra planificación financiera hay que hacer para que ese bien se vuelva líquido? Así, no está de más ver qué otros instrumentos financieros se pueden ver desde la parte privada. Y desde la parte pública, analizar que realmente es necesario poner más dinero en dependencia, sobre todo teniendo en cuenta que nos viene un tsunami demográfico.

INFORME DE PRECIOS POR CCAA ELABORADO POR INFORESIDENCIAS

Valora esta noticia
5
(2 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios