dependencia.info

LO QUE CUESTA ATENDER A UN DEPENDIENTE EN UNA RESIDENCIA

"Cualquier propuesta de mejora en el sistema de atención residencial es inviable si no viene acompañada de financiación"

lunes 04 de octubre de 2021, 04:54h
Cuidador de persona mayor.
Ampliar
Cuidador de persona mayor. (Foto: Pixabay)

El autor del informe Gerokon 'El Precio Justo; lo que cuesta atender a una persona dependiente en un centro residencial', Aitor Pérez Artetxe, considera que "cualquier propuesta de mejora en el sistema de atención residencial en España es inviable si no viene acompañada de financiación" y hace especial hincapié también en las "diferencias territoriales" que hay, que son "más evidentes cuando se analizan las horas de atención en cada comunidad autónoma". En este sentido, el estudio pone en evidencia que "hay regiones donde la normativa exige 1.000 horas de profesional y en otras 400".

Así, en el marco de la I gran Cumbre ‘Baby Boom. La transformación de los cuidados’ organizada la semana pasada por el Círculo Empresarial de Atención a la Dependencia (CEAPs) en el CaixaForum de Madrid, Pérez Artetxe recordó el "gravísimo problema de financiación" cuando se habla de transformar los cuidados y se apuesta por aumentar ratios, una atención centrada en la persona (más calidad), aumento de salarios y habitaciones individuales en las residencias.

"No se puede mejorar el modelo manteniendo el déficit de financiación que arrastramos históricamente", desde antes incluso de la aprobación de la Ley de Dependencia, apunta. Ante el problema de la falta de financiación, el responsable de Gerokon recordaba que la presidenta de CEAPs, Cinta Pascual, hablaba de destinar un 2% del PIB frente al 0,7%: "No sé cuánto dinero hace falta, pero el déficit es obvio".

Este experto reconoce que el Gobierno ha destinado "una buena cantidad de dinero a la Dependencia, pero hace falta mucha más y ellos lo saben". "Son conscientes de que el diferencial es muy alto, queda todavía mucho recorrido por hacer. Han hecho una aportación que está bien, pero es insuficiente. Además es que, con este incremento no da para atender a los nuevos entrantes", subraya.

Desigualdades territoriales

La otra gran cuestión que destacó el responsable de Gerokon es la "clarísima diferencia y desigualdades territoriales en cuanto a las horas de atención del personal profesional por usuario y año". Un buen ejemplo se comprueba viendo que en Gipuzkoa, las personas dependientes en plazas concertadas reciben 1.105 horas de atención al año y en La Rioja tan sólo reciben 434 horas.

Analizar las necesidades de atención y establecer horas mínimas de atención por persona define las ratios de atención, según se explica en el informe.

Además, Pérez Artetxe enlaza este problema con el de la diferencia de cobertura que hay entre las distintas CCAA: "No es comprensible que en Galicia haya un tercio de dependientes que en Andalucía. Ni en Andalucía están tan mal ni en Galicia tienen todos una salud de hierro, lo que pasa es que en Galicia el sistema está capado, obviamente, porque la dependencia tiene una cobertura similar en todo el país, no se justifican estas diferencias".

Llama la atención, como explica el experto, que en Andalucía, hay mas del doble de posibilidades de ser dependiente que en Galicia si tienes más de 65 años, algo que no tiene explicación epidemiológica. Solo se explicaría porque allí, el acceso al sistema es más “fácil”.

Diferencias por servicios profesionales

Otra de las diferencias notables entre comunidades autónomas se da en la distribución de servicios profesionales, es decir aquellos que se prestan con una mayor presencia de
personal, como la ayuda a domicilio, los centros de día o la atención residencial y la prestación por asistente personal. Así, mientras en La Rioja, Castilla y León, Extremadura y Galicia apuestan por prestar estos servicios profesionales para atender a personas dependientes, en otras prefieren conceder una ayuda económica para que la persona
dependiente busque una solución "no profesional" a sus necesidades, lo que se conocen como PECEF (prestación económica para cuidados en el entorno familiar).

En el cuadro se ven también las diferencias:

Para finalizar, para llegar al objetivo de llegar al precio medio de lo que cuesta atender a una persona dependiente en una residencia, se tiene en cuenta la disparidad territorial que tiene este país y se ve perfectamente la sensibilidad de este precio medio al incremento de ratios, al incremento de tarifa y a las habitaciones individuales.

Y todo esto, concluye Aitor Pérez Artetxe, se debería aplicar a todas las residencias, no solo a las concertadas. La administración no debería aplicar a las plazas que compra, sino a todas. Está bien que el Imserso ponga dinero para la financiación de plazas residencias y servicios, pero "debería leer la cartilla a las CCAA" para que haya armonización social y también tendrían que hablar de la igualdad de oportunidades de los españoles. En cualquier otro de los pilares del Estado de Biestar, la sanidad, la educación o las pensiones, no existen estas diferencias autonómicas".

Finalmente, con todos los datos evaluados y analizados, el Círculo Empresarial de Atención a la Dependencia (CEAPs) llegó a la conclusión de que para que haya una "atención plena" de las personas dependientes en los centros residenciales es necesario un precio ajustado por plaza concertada de entre 2.030 euros y 2.700 euros.

Puede ver o descargarse el informe completo aquí:

Valora esta noticia
5
(2 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios