dependencia.info

Residencial Palau, finalista del Premio Nutrisenior con 'Alimentación responsable, derecho de todos'

miércoles 31 de mayo de 2017, 11:34h
Consigue una mayor satisfacción e implicación de los residentes con las cosas del comer.
Residencial Palau, finalista del Premio Nutrisenior con 'Alimentación responsable, derecho de todos'

FontActiv, la marca de nutrición para adultos de Laboratorios Ordesa, e Inforesidencias.com entregaron recientemente los primeros Premios Nutrisenior a las Buenas Prácticas Alimentarias.

Residencial Palau, una residencia 100% transparene que no tiene inconveniente en compartir en internet toda su información, incluídas las actas de inspección, finalista del Premio Nutrisenior con su "Alimentación responsable, derecho de todos', una iniciativa que lleva a cabo talleres vinculados al ámbito de la gastronomía realizados en la residencia con la colaboración de alumnos de un Instituto de Educación Secundaria de la localidad.

El director de Residencial Palau, José Luis Montserrat, nos cuenta las claves de este proyecto:

¿En qué cosiste el proyecto “Alimentación responsable, derecho de todos”?

El proyecto consiste en una serie de actividades con el hilo conductor de la alimentación, aunque todas ellas se enmarcan en diferentes áreas.

Cada actividad tiene una periodicidad distinta (semanal, quincenal, mensual…) y en la que se intenta que participe el mayor número de personas y en la que se puede elegir el tipo de actividades por la variedad de las mismas.

Las actividades se remen en: elaboremos una recta, hablemos en la radio, escoge tu menú, jornadas gastronómicas, compartimos mesa y semana temática

¿Cuál es el objetivo?

Entre los obetivos principales econtramos la aplicación y desarrollo de conocimientos de los buenos hábitos de alimentación para una buena praxis alimenticia, e informar y aplicar buenas prácticas de alimentación y productos saludable a través da actividades fundamentales que desarrollen el bienestar de las personas.

Entre otros objetivos también tenemos la creacion de espacios de intercambio entre todas las pesonas participantes (residentes, familiares, tertulianos…) que permita enriquecer la vida residencial y continuen integradas en la sociedad , mejorando la relación y realizando un aprendizaje retroactivo.

¿Cómo surgió la idea?

La idea del proyecto no surgió como tal. Desde hace muchos años el centro creó un programa de actividades con objetivos muy diversos (reminiscencia, mantenimiento AVD…) realizados por los diferentes profesionales del centro, y en las que algunas de estas actividades eran abiertas a la comunidad o se realizaban directamente en ella.

Las actividades eran evaluadas y modificadas periódicamente según los resultados obtenidos y las aportaciones realizadas por residentes, familiares y personas externas al centre.

Llegó el punto que nos dimos cuenta que muchas de estas actividades, en principio aisladas tenían una nexo de unión, la alimentación. A partir de esta conexión es cuando se planteó crear el proyecto como tal.

¿Qué habéis conseguido en este proyecto?

Hemos conseguido varios logros con el proyecto, pero que podríamos resumir en una mayor satisfacción e implicación.

Cuando hablamos de satisfacción, nos referimos a la satisfacción de todos los participantes ya sean los residentes, los familiares, trabajadores y otras personas externas al centro pero que participan en el proyecto. Esta mayor satisfacción, es lo que consecuentemente ha provocado una mayor implicación y participación de todos los grupos interesados en el proyecto, animando a hacer propuestas que puedan sumar a los logros ya obtenidos.

El hecho de permitir a la personas continuar aumentando sus conocimiento alimentarios, facilita su empoderamiento y continuar con un crecimiento personal que podrían creer perderse por el hecho de estar en un centro; y que contrariamente consiguen aumentar la calidad alimentaria y, en su consecuencia, su bienestar.

Un ejemplo claro del éxito del proyecto es Felisa Martínez, que lleva viviendo en el centro más de 10 años y ahora mismo tiene 104 años:

"He vivido muchos cambios en el centro en el tema de la alimentación, y por mi experiencia todo ha ido para mejor. Personalmente no tengo ninguna queja sobre el tema
alimenticio, todo lo contrario. Soy una persona que me gusta mucho la cuchara, sobretodo los platos de sopa de varios tipos, y en esto se me ha respetado desde el primer día que vine. Me he hecho cargo de que como en casa, con todos los condimentos, no se cocina en el centro, aun así, estoy más que contenta con la cocina del centro, pues nos atienden a las personas que vivimos aquí de una forma muy buena.

Sobre las actividades recientes sobre las comidas, participo en algunas, en otras no, la de escoger lo que quiero comer (escoge tu menú) que es el que más participo, pues las sopas, como he dicho, son mi pasión. El poder escoger me gusta, es algo que uno haría en su casa, pero con las limitaciones de cocinar para tantos que somos. Las actividades me parecen divertidas pero para otras personas, yo ya no puedo ir a la radio, tampoco me gusta mucho hablar en ella, también estoy muy limitada para según que actividades y no participio tanto, aunque las chicas me lo ofrecen mucho, yo ya no estoy para muchas cosas. Me gusta la tranquilidad.

Las cosas creo que se están haciendo bien, se que a otros no les gustan tanto o que tienen más problemas, pero para mí no tengo ninguna queja, solo agradecimiento".

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.