dependencia.info

Residencia Plaza Real de Gijón gana con 'Sabores de Vida' el Premio Nutrisenior

miércoles 17 de mayo de 2017, 17:44h
Una iniciativa que integra las buenas prácticas alimentarias en una sala de reminiscencia.

FontActiv, la marca de nutrición para adultos de Laboratorios Ordesa, e Inforesidencias.com entregaron recientemente los primeros Premios Nutrisenior a las Buenas Prácticas Alimentarias.

El proyecto de la Residencia Plaza Real de Gijón ganó con ‘Sabores de Vida’, una iniciativa que integra las necesarias buenas prácticas alimentarias en un espacio terapéutico creado para favorecer el recuerdo.

Pero mejor nos lo cuenta Ana Madrazo, que es neuropsicólogo de la Residencia Plaza Real:

¿En qué consiste el proyecto ‘Sabores de Vida’?

Es una iniciativa que integra las buenas prácticas alimentarias en una sala de reminiscencia.

Este proyecto surge de la unión de dos programas de intervención guiados por el nuevo modelo de Atención Centrada en la Persona (en adelante ACP), un modelo que pone al usuario como eje de la organización. Por un lado, un programa en Sala de Reminiscencias y por otro, la realización de un programa de Buenas prácticas en alimentación.

La necesidad de avanzar en la implantación en nuestra residencia del modelo de ACP, implica la puesta en marcha a lo largo de estos últimos años de diferentes acciones de buenas prácticas, como la retirada de sujeciones, contemplar las diferencias personales según historias de vida…y sobre todo, la concienciación de la importancia del cambio de paradigma y modelo atencional en los centros de mayores.

En Enero de 2016 surge la idea de adaptar ambientalmente la antigua sala de descanso en la que ubicamos a nuestros residentes con demencias en un entorno más personalizado, más cálido y más familiar. Se transforma en una Sala de Reminiscencias de 85 m², diferenciada en cuatro rincones: Salón, cocina, comedor y biblioteca, que se pone en marcha en junio de ese mismo año.

Dentro de las muchas intervenciones llevadas a cabo dentro de la Sala, se

propone la creación de sesiones de Buenas Prácticas de alimentación dentro de la misma.

Surge así la idea de unir dos objetivos clave en un único Proyecto: Reminiscencias + Alimentación.

¿Cuál es el objetivo?

El objetico de este proyecto es doble:

Por un lado, avanzar en la implantación del Modelo ACP en la Residencia Plaza Real Gijón, mediante la adaptación ambiental, con la creación de una Sala de Reminiscencias, evitando ambientes neutros e impersonales y con el objetivo de estimular capacidades cognitivas y traer a la conciencia experiencias pasadas mediante el proceso mental de reminiscencia.

Y por otro, estimular la recuperación de acontecimientos de vida significativos con un taller que recrea la elaboración y degustación de comidas típicas y tradicionales de Asturias.

El proyecto “Sabores de Vida” adapta ambientalmente la antigua sala de descanso de los residentes, utilizando la terapia de la reminiscencia cómo finalidad pedagógica y de ocio para la mejora de la calidad de vida de las personas. Con la utilización de esta sala se pretende estimular la recuperación de los acontecimientos vitales más significativos de los residentes y recrear la elaboración y degustación de comidas típicas y tradicionales del Principado de Asturias.

¿Cómo surgió la idea?

La idea surge por la necesidad de ubicar a nuestros residentes con demencia en entornos agradables y seguros, en ambientes que minimicen la deambulación errática en esas fases de la enfermedad que experimentan algunos de ellos. Se disponía de una gran sala con escaso estímulo para ellos, una sala con un ambiente aséptico. A nuestros usuarios con demencia y con conductas de deambulación era imposible mantenerlos en esa sala, dónde estaban supervisados. Repasando los modelos nórdicos de atención a la dependencia observamos cómo se les sitúa en entornos acogedores y familiares y cómo empiezan a funcionar las salas de reminiscencia en estos países. Comienza entonces un periplo por todos los mercadillos de Asturias y por internet, para poder buscar mobiliario y objetos que nos ayuden a crear nuestra sala; un trabajo que dura más de seis meses hasta poder realizar el proyecto. Se comienzan a realizar intervenciones no farmacológicas para demencias basadas en las terapias de reminiscencias y se avanza hasta poner en marcha los talleres de alimentación con comidas típicas de Asturias.

¿Qué habéis conseguido con este proyecto? Algún ejemplo…

Se ha logrado un ambiente físico confortable, conocido, evocador de recuerdos que influye de manera positiva en el bienestar del usuario.

Se ha aumentado el grado de participación de los usuarios en la vida y actividades de la residencia, dando un paso más en nuestro modelo ACP para convertir a las personas en el eje central de la organización de la residencia.

Se ha conseguido dar sentido a una actividad cotidiana como la comida, influyendo e incrementando el bienestar físico y emocional de las personas.

Se ha trabajado la estimulación cognitiva y se ha cuidado la esfera emocional de nuestros residentes, a través de la alimentación.

Esta sala se ha convertido en la estancia favorita de muchos de nuestros residentes con deterioro cognitivo. Tenemos en concreto una señora con demencia que presentaba trastornos conductuales y conducta errante y de deambulación constante, desde la creación de la sala ha encontrado en la cocina de la misma su lugar. En la mesa de la cocina lee, merienda y charla con sus compañeras como si las recibiera en su casa. El problema de la deambulación ha desaparecido y las conductas disruptivas se han minimizado.

El próximo mes de septiembre se abrirá la convocatoria para la segunda edición de estos premios dedicados a mejorar la nutrición de las personas mayores.
Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios