dependencia.info

EL RINCÓN DEL DIRECTOR DE RESIDENCIAS

Grupitos y problemas

Grupitos y problemas
Opina sobre este caso práctico en la gestión de residencias y envíanos lo que harías tú en esta situación.

En la residencia Las Marismas, de 120 plazas de la que eres director/a se plantea un problema.

Hace un año, se contrató a dos empleadas que venían del mismo país de latinoamérica para trabajar en el turno de noche. Desde entonces, cada vez que se ha producido una vacante, ellas mismas han propuesto a otras compatriotas suyas para ocupar el puesto. A ti, como director/a de la residencia te ha ido muy bien no tener que hacer selección de personal sino contratar directamente a las candidatas propuestas. Estas tienen sus papeles en regla y ya tienen la titulación requerida o aceptan realizar cursos de formación como gerocultoras.

Ahora, casi todo el personal de noche de la residencia es originario de la misma zona, muchas tienen vínculos familiares y tienen mucha compenetración.

Poco a poco una de las dos primeras contratadas, Gladis, se ha convertido en portavoz del grupo y se ha ofrecido a la dirección para gestionar las sustituciones y los turnos del personal de noche si alguna vez hay alguna baja. Esto es muy bien valorado por la dirección aunque empieza a generar problemas entre los otros empleados.

Algunas gerocultoras/auxiliares de día se quejan de que las compañeras de noche no hacen bien su trabajo: dicen que no siguen el protocolo de cambio de absorbentes o que no llevan a cabo las labores previstas y que las nuevas se quieren “quedar con la residencia”. Con el tiempo, estas quejas se mezclan con calificativos racistas.

Alguna de las empleadas de día ha dicho algo a los familiares ya que alguno de ellos nos muestra su preocupación por que puedan ser verdad las quejas (preocupación acompañada también por algún calificativo racista).

Un día decides visitar la residencia a las tres de la mañana y compruebas, que, salvo algunos detalles, las cosas van bien. También observas que cuando hace ciertas preguntas a las cuidadoras de noche ellas te responden que “eso lo hable con Gladis”.

Debido a la existencia de vacantes en turnos de gerocultoras de día y en la cocina, recibes el ofrecimiento por parte de Gladis de presentar unas compatriotas suyas bien preparadas para ocupar los puestos.

A través de algunas empleadas y familiares sabemos que están empezando a correr rumores de cosas que teóricamente pasan por la noche: dicen que las de noche revisan los armarios y roban dinero o que ponen más ansiolíticos para que los residentes no molesten.

Has planteado al equipo multidisciplinar y a la propiedad del centro la situación pero estos te piden que intentes arreglarlo “con mano izquierda” y “sin que llegue la sangre al río”.

¿Te gustaría explicarnos qué harías en esta situación? Te recordamos que la situación ha llegado hasta el punto que explica el caso. No se puede decir que habrías hecho cosas diferentes antes. En el mundo imaginario de la "Residencia las Marismas".

Si quieres compartirlo y envías tu respuesta con una fotografía tuya (puedes explicarnos un poco quién eres, tu perfil…) estaremos encantados de publicar las respuestas.

Recuerda, si diriges una residencia y quieres plantear un caso, puedes enviárnoslo a info@inforesidencias.com

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Grupitos y problemas

    Últimos comentarios de los lectores (5)

    288 | paula - 19/04/2018 @ 12:14:59 (GMT)
    Ante el problema planteado en esta ocasión, mi punto de vista es el siguiente: - realizar un control de uso de absorbente de día y de noche en cada turno. En la residencia que dirijo están marcados los horarios en los que debe haber un cambio(además de sentarlos en el WC para que realicen sus necesidades), además de registrarse los cambios extraordinarios que se deban realizar por motivos extras. Con este registro se ve perfectamente si en cada turno de trabajo, ya sea de día o de noche, se cumple el protocolo de cambios o no. Según los cambios registrados de cada residente y comparándolos con días anteriores se comprueba si se está realizando de la forma correcta. - En todas las residencias suele haber "grupos", ya que como todo el mundo, se tiene más complicidad con unas personas que con otras. Lo que hay que evitar es que esta situación afecte al trabajo, ya que los que se ven perjudicados son los residentes. Ante las situaciones que he sufrido en este ámbito se han realizado reuniones grupales en las cuales se ha tenido que exponer de forma directa las quejas y demostrarlas para que puedan ser consideradas verdaderas. Otra cuestión a tener en cuenta es la comunicación al personal gerocultor de que las quejas deben ser por escrito, ya que de esta forma se evita el "chismorreo". - Tampoco le daría "el papel" de representante a Gladis, ya que ella es una gerocultora como las demás. Se le ha dado bastante poder para elegir trabajadoras y para que ella sea su representante. Esto debe de erradicarse de forma directa. Además de la reunión anterior con todas las trabajadoras que están teniendo este problema, también realizaría otra con las de turno de noche para aclarar las normas a seguir y para que dejen de tener a Gladis como representante. - Por último, tras comprobar todos los puntos, se debería aplicar medidas disciplinarias según el convenio colectivo, ya que es la única manera de que estas acciones no vuelvan a repetirse. Si los comentarios son mentira, a las personas encargadas de realizarlos se les pondría una falta según convenio; si son verdad los comentarios, por mi parte es una falta bastante grave ya que daña al residente y serían despedidas las trabajadoras implicadas.
    152 | Paula - 21/07/2017 @ 17:57:25 (GMT)
    La rumorologia puede o no ser cierta lo cierto es que la "acusación" que se asoma sobre el personal de noche ( independientemente de su procedencia o raza social) es lo suficientemente grave para que el director/a time partido el objetivo de frenar el enfrentamiento entre el personal de día/noche ya que esto va a repercutir directamente al residente y familia en sus cuidados. Como directora, optaría por hacer una rotación del personal, de tal forma que actualizaría los Turnos para que tanto personal de día como de noche pasen por todos los turnos. Se evitaría el encasillamiento del personal. Aprovecharía para revisar las cargas del turno de noche/día y si es preciso actualizarlas. Un saludo, paula Enfermera coordinadora en grupo Rey Ardid
    34 | Josep de Martí - 01/03/2017 @ 14:49:11 (GMT)
    Muchas gracias a Hilda y a José Luis por sus aportaciones. A ver si alguien más se anima.
    Un abrazo
    Josep de Martí
    33 | Hilda - 24/02/2017 @ 22:40:31 (GMT)
    En un trabajo como el del ambito residencial, donde el trabajo en equipo es tan importante, la estabilidad del grupo siempre tiene que primar ante el bien individual. En numerosas ocasiones, hay que decidirse por acciones que no son justas para un trabajador en concreto, pero que te permite como gestor, mantener la calma laboral del grupo. Si dado el caso, se ha creado un conflicto entre dos perfiles diferentes de trabajadores, independientemente de que la portavoz del grupo del turno de noche sea una buena trabajadora, hay que primar la cohesion del equipo al completo. Desde mi punto de vista, con medidas de cambio que desestabilicen los grupitos para poder manejarlo desde otra perspectiva. Cambiaría a Gladis de tuno, intentado que ella lo percibiera como una mejora e intentaría contratar un perfil "fuerte" para el turno de noche que contrastase con las trabajadoras que quedan en ese turno. Poco a poco, los grupos se iran disolviendo y el problema será otro. Nadie dijo que fuese facil.....:-D
    32 | JOSE LUIS PALACIOS JIMENEZ - 24/02/2017 @ 11:43:18 (GMT)
    En primer lugar , hay que comprobar las acusaciones que se están haciendo del grupo de la noche, y es bastante fácil saber si son verdad algunas de las acusaciones.
    En cuanto a que no hacen bien su trabajos solo hay que tener controlados los residentes que por la mañana amanecen mojados .
    En cuanto que los dan ansiolíticos para que no se muevan , se ve por la mañana si los residentes están torpes en las actividades de la vida diaria o si están dormidos por las mañana.
    En cuanto a que falta dinero es algo mas complicado averiguarlo, pero lo primero es intentar que el personal, que acusa la falta de dinero, diga a quien le a faltado algo , no solo de forma generica .
    Y luego después de comprobar las acusaciones, si son reales.
    pues habría que tomar alguna medida disciplinaria con la que cometiese las faltas .
    Dependiendo de la gravedad serian , leves, graves o muy graves , se aplicaría el convenio colectivo y se adoptaría lo que fuese necesario.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.