dependencia.info

ACESCAM rechaza el acuerdo de acreditación del Ministerio de Derechos Sociales

La Asociación de Castilla La Mancha de Residencias y Servicios de Atención a Los Mayores, Acescam.
Ampliar
La Asociación de Castilla La Mancha de Residencias y Servicios de Atención a Los Mayores, Acescam. (Foto: ACESCAM)
Por Dependencia.info
miércoles 13 de julio de 2022, 01:40h

La Asociación de Castilla La Mancha de Residencias y Servicios de Atención a Los Mayores (ACESCAM) ha mostrado su rechazo al acuerdo de acreditación del Ministerio de Derechos Sociales por la "vulneración y baja calidad del modelo propuesto, en aspectos tan básicos como la Colaboración Pública-Privada o los ámbitos técnico, laboral y financiero-económico".

La organización se muestra abierta a "cualquier tipo de negociación, en el formato que sea, para encontrar una solución real, rigurosa y sostenible de los cuidados en nuestra región y España".

ACESCAM explica su postura en un comunicado que reproducime íntegramente a continuación:

ACESCAM es la Asociación de Castilla-La Mancha de Residencias y Servicios de Atención a personas mayores del Tercer Sector y cuenta con una trayectoria de casi 30 años en su labor, con 100 centros y servicios distribuidos por las cinco provincias castellanomanchegas, 7.000 personas usuarias de sus servicios, y cerca de 3.500 profesionales; los centros integrados en la asociación son centros pioneros desde hace siglos en el cuidado de las personas, su existencia precisamente radica, en la inexistencia anterior de otros recursos similares, y a lo largo de la historia de los servicios sociales, han ido evolucionando y profesionalizándose siendo en la actualidad una base muy importante en el mapa de los recursos sociales, y habiendo contribuido notablemente a despertar la conciencia social de los cuidados.

Desde nuestro compromiso irrenunciable, sean cuales sean las circunstancias sanitarias y/o económicas, como ha quedado sobradamente demostrado a lo largo de nuestra historia y, especialmente, en los dos últimos años, deseamos contribuir, desde nuestra experiencia, profesionalidad y conocimiento de nuestro sector, al desarrollo del mejor posible Modelo de tención que pueda ser sostenido en nuestro país, conforme entendemos que es el propósito del Nuevo Modelo de Atención que desde el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 se pretende aplicar.

Nuestra postura, ante el borrador de “Acuerdos sobre criterios comunes de acreditación y calidad de los Centros y S.A.A.D., es la postura que nos caracteriza en nuestras actuaciones diarias, analizando desde la experiencia y añadiendo nuestro conocimiento para poder sumar en pro de la atención a las personas, pues nuestro propósito esencial es el de dar el mejor servicio a las personas mayores, en la actualidad, y a las que vendrán en el futuro, que ya está aquí, a la vuelta de la esquina. Procrastinar en este asunto, como en muchos otros, es mirar para otro lado, y no atender. Esa es una línea roja para nuestro desempeño y valores que, jamás, traspasaremos.

Desde nuestro análisis del borrador, nos manifestemos con un “NO” al mismo, pues pretende erradicar todo el modelo actual, con lo que estaríamos dando por bueno que todo el recorrido de nuestras instituciones hasta la fecha ha sido fallido; nuestro “NO”, no pretende bloquear el avance en los recursos, sino ayudar a sumar una visión al nuevo Modelo de Atención que construya sobre lo que ya existe pero innovando, porque el modelo vigente es válido, pero a este modelo se le pueden sumar mejoras planteadas en el borrador, como nuevos servicios complementarios que ayuden todavía más al mapa de los servicios sociales, a crecer en recursos que puedan adaptarse a las diferentes necesidades de las personas, posibilitando con ello la elección sobre un amplio abanico de recursos por los que optar. Es una realidad, que las personas se acercan continuamente a nuestras entidades en busca de respuesta a sus necesidades asistenciales. Nuestro “NO” equivale a “NO” destruir, pero “SI” a seguir construyendo y mejorando.

Explicamos nuestro punto de vista, desde cuatro aspectos fundamentales. A saber:

1. Colaboración pública-privada.
2. Ámbito Técnico.
3. Ámbito Laboral.
4. Ámbito Financiero-Económico.

1. COLABORACIÓN PÚBLICA-PRIVADA

En ACESCAM, entendemos que fuera de esta condición, todo es imposible. Y el modelo que se pretende implementar, corta de raíz esta forma de complementariedad que garantiza calidad de vida a las personas usuarias de los recursos sociales y el acceso de las personas a los mismos. Con el nuevo modelo se termina la colaboración pública-privada, y además, aboca al cierre de un gran número de entidades, así como hace imposible la construcción de nuevos recursos viables y sostenibles en el tiempo, tal y como se detalla en el apartado financiero-económico.

La consecuencia directa de esta falta de colaboración, dará como resultado la minoración de recursos disponibles para atender a todas las personas cuyo nivel de cuidados debe estar garantizado por la Administración en relación a derechos reconocidos por la ley de dependencia, y a todas aquellas personas que, por diversos motivos, no tienen reconocido acceso a recursos de dependencia, pero sí precisan cuidados y ser atendidos.

Lo público, llega hasta dónde llega. Lo privado mercantil, hasta donde le interesa. Nosotros, el Tercer Sector, sin ánimo de lucro, estamos, realmente, allá donde no llega nadie, y sin dejar a nadie atrás, pero de verdad. Así lo dice nuestra trayectoria, y nos sentimos muy orgullosos del reconocimiento que recibimos a diario, si bien no es menos cierto, que también nos gustaría que este reconocimiento tuviese una traducción en el apartado de financiación del que hablaremos más adelante, para poder garantizar la sostenibilidad en la atención.

Las relaciones con las Autoridades Locales y Regionales, así como con el resto de los agentes que intervienen en la Dependencia en Castilla-La Mancha, especialmente, lo concerniente a los mayores, son extraordinarias. Y son así, por la lealtad en el desempeño de los roles, por los compromisos generados, y por la visión global que, en efecto, hace realidad que nadie quede atrás.

No son palabras. Son hechos, con personas, con profesionales, y expertos desde lo público y lo privado que multiplican para el bien de todos, como sociedad. Bien común, bien hecho, por todos.

Así es Castilla-La Mancha, y eso terminará con el nuevo modelo planteado.

2. ÁMBITO TÉCNICO

Es muy desalentador comprobar cómo se quiere sustituir el modelo actual, de siempre, basado en la ATENCIÓN INTEGRAL CENTRADA EN LA PERSONA, que con sus áreas de mejora, claramente, identificadas, y ojalá, alguna vez abordadas por todos con los suficientes recursos, nos ha dado un buen rendimiento (nuestra Comunidad Autónoma es una de las que cuenta con mayor número de recursos residenciales).

Pues bien, algo que funciona, y que se puede seguir mejorando, con la colaboración públicoprivada, se pretende cambiar por otro modelo sobre el que echamos en falta informes técnicos de rigurosidad, que vengan a demostrar que el nuevo modelo sí o sí mejorará los cuidados. No existe un estudio de metodología de intervención ni análisis de los diferentes recursos de la cartera del SAAD, que garantice la calidad de vida del nuevo marco.

Echamos igualmente en falta, las aportaciones de los colegios profesionales, de las patronales del sector, de los profesionales del sector, de las asociaciones de mayores, y de las personas usuarias y familiares de los recursos ya existentes.

La calidad de vida, no puede asociarse a un ÚNICO MODELO DE VIDA EN UN ÚNICO MODELO DE ATENCIÓN, la calidad de vida es un concepto íntimamente ligado a la historia de vida de cada persona, y a las necesidades, que sólo puede ser facilitada y fomentada si se parte del conocimiento profundo sobre este concepto y se cuenta con la suficiente variedad y accesibilidad de los recursos. Un único modelo asistencial frenaría la innovación en el campo de los servicios sociales, y no posibilitaría investigar y propiciar nuevos modelos coexistentes y que vayan adaptándose a las necesidades cambiantes de las personas. Los modelos de atención tienen que dotarse de flexibilidad para ser capaces de dar respuesta a las diferentes generaciones que vayan siendo receptoras de los mismos.

Es posible, necesario y multiplicador la coexistencia de las distintas experiencias de los distintos modelos.

El papel lo aguanto todo, pero en este caso, para mejorar y construir algo tan relevante y transversal para millones de personas en Castilla-La Mancha y España, requiere de un gran consenso de todas las partes.

Es para nosotros descorazonador, saber que se apuesta por un modelo a costa de otro, sin ni siquiera tener resultados conseguidos, como un Proyecto Piloto sobre el que guiarnos. Como Tercer Sector, en la innovación que nos caracteriza, algunos Centros cuentan con estas experiencias desde hace décadas, sobre las que se podría avanzar.

Con la idea del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 se pretenden pasar por verdades absolutas, afirmaciones que están por confirmar y que no cuentan con el suficiente soporte técnico.

Las llamadas “Unidades de Convivencia”, como único recurso de atención residencial, en nuestra opinión, puede favorecer la aparición de recursos “elitistas”, en función de las capacidades físicas y cognitivas de las personas, y fomentar la falta de armonía en la convivencia y en la red que entre las propias personas usuarias y familiares se crea, y puede dar lugar a una gran problemática, cuya respuesta aún no se ha dado en las viviendas tuteladas, cuando haya cambios severos en la situación de dependencia de la persona; todo parece prever que la única vía de solución sea que las personas vayan rotando por diferentes unidas de convivencia en función de su estado, generando desapego y fomentando aún más el elitismo mencionado anteriormente y la discriminación entre las propias personas usuarias y sus familias.

Por otro lado, en relación a nuevas posibles pandemias, las unidades de convivencia no evitarán la incidencia de contagios a través de los profesionales; podrá dotarse cada unidad de personal auxiliar de enfermería específico pero vemos altamente improbable (por cuestiones económicas y por la situación real del mercado laboral) que pueda dotarse de todas las categorías profesionales que intervienen en la vida diaria (oficial de mantenimiento, servicios de enfermería y medicina, fisioterapia, terapia ocupacional, trabajo social, psicología …)

Las preguntas/dudas, y seguramente, razones de peso para decir que no a esta propuesta, se nos agolpan y generan muchísima incertidumbre desde este ámbito técnico.

Consideramos, además, que faltan estudios que avalen la mayor garantía en los cuidados en función del número de plazas con las que cuente el centro, entre otras cuestiones porque esta apreciación nos parece sesgada, ya que no contempla otros parámetros de garantía de cuidados, como la capacidad organizativa y metodología asistencial de cada recurso, cuestión que si está asociada directamente a la calidad de vida de las personas usuarias de los servicios. Sin embargo, lo que sí está evidenciado es que, contar con centros dimensionados a su entorno permite mantener la viabilidad asistencial, técnica, económica y funcional.

Es inaceptable asociar que “en un sitio más pequeño, se cuida mejor”. No es cierto. Eso sería tanto como admitir que, en los grandes Centros Residenciales, no se cuida bien. Y, esto, también, es falso; de nuevo insistimos en que una mejor atención está íntimamente relacionada con la metodología de intervención y los recursos que se destinan a ella.

Creemos en la “especialización y centralización del trabajo, los recursos y la atención”, sabiendo de dónde venimos, es algo muy positivo. ¿A alguien se le ocurriría trocear los grandes Hospitales? Entonces, ¿por qué lo plantean con las Residencias grandes?

Desde ACESCAM, defendemos la “estratificación” que se consagra a través del servicio que se da, según la densidad poblacional. Así de simple. Además, queremos llamar la atención sobre las especiales singularidades de Castilla-La Mancha desde el punto de vista demográfico. Hay muchas diferencias respecto de otras Comunidades. El modelo que se propone no es eficaz ni real para ninguna región de España, pero desde luego, segurísimo, no lo es para nuestra Comunidad. Vemos altamente improbable que puedan existir 919 recursos residenciales de cuidados a personas mayores en los 919 municipios de Castilla-La Mancha.

3. ÁMBITO LABORAL

La dignificación de las personas mayores empieza, también, por la dignificación, reconocimiento y cualificación profesional de los trabajadores que cuidan a esas personas mayores y dependientes.

Exigimos, que el Sector y sus Profesionales sean respetados por el trabajo esencial que se presta a la sociedad, histórica y actualmente, y que pare de denostarse desde diferentes ámbitos nuestra valía.

Los profesionales, como los servicios, deben ser especializados. Y atender a los momentos vitales de las personas cuidadas. El modelo propuesto demandará una cantidad de profesionales que, directamente, ahora, no existen. No hay. Por políticas de colegios profesionales, o por lo que sea, no hay. Ejemplos claros: enfermería, fisioterapia, auxiliares de enfermería …

Esta situación la venimos manifestando desde hace mucho tiempo, sin que hasta el momento, se hayan efectuado medidas que aporten la solución; entendemos que la Administración que es competente para establecer los ratios de personal, tiene que serlo también para implantar medidas eficientes que vengan a paliar el déficit de profesionales por un lado, y la adecuada financiación para cubrir los costes laborales correspondientes, por otro.

El desarrollo laboral de mejores condiciones de todo tipo, supondrá un coste añadido. El modelo que se propone y que ACESCAM rechaza de plano, implica un aumento de costes. La plaza generará un ingreso menor, pero los costes serán mayores. También, los laborales. ¿En dónde se repercute eso? ¿Cómo? La respuesta es evidente. En ningún sitio. Se crea un sistema ineficaz de menos calidad de servicio, peores condiciones profesionales y NO SOSTENIBLE ECONÓMICAMENTE.

El 92% de los profesionales del sector, SON MUJERES.

4. ÁMBITO ECONÓMICO-FINANCIERO

Nuestro “NO” arranca desde el convencimiento de que el Modelo propuesto no es sostenible.

No es real. No es posible, ni en la mejores condiciones soñadas que, ahora, no existen, y se hace muy difícil creer que se pueda generar en los plazos propuestos.

Las Residencias son necesarias, y más en determinadas zonas rurales y de proximidad. No es que garanticen calidad de vida. Es que porque están ellas en servicio, hay vida.

Quienes piensen que en este sector se hace negocio, se equivocan. Somos del Tercer Sector, y las asignaciones públicas y privadas son las que son. Las cuentas son claras, y no salen. Hay residencias en riesgo de desaparición.

Hablamos de la realidad de Castilla-La Mancha, que tiene sus peculiaridades, y hay que respetarlas y valorarlas.

Llevamos más de una década, o peor aún, desde siempre, con una infrafinanciación, esta situación dilatada en el tiempo, hurga en la ya difícil situación de nuestro sector, especialmente, golpeado por la pandemia. Pareciese que, desde el Ministerio, se ha dado por finalizada esta crisis sanitaria, y ha dado carpetazo a las consecuencias económicas que han sufrido las residencias; éstas se han endeudado hasta límites insospechados para seguir cuidando y cuidando bien, y hasta ahora no se ha instrumentalizado ningún tipo de ayuda en justa correspondencia con los servicios esenciales prestados.

El modelo que se propone lejos de arreglar esta situación, la empeora con un aumento de costes, que repercutirá, lógicamente en el precio de plaza tanto pública como privada, y generará un endurecimiento de las condiciones de acceso, que habilitará las Residencias para ricos, sólo para quienes se lo paguen. Limitación de llegada y financiación pública. Es un escenario terrible.

No queremos pensar que el modelo que se quiere implementar sea una salida fácil de “castigo sobrevendido” después de la pandemia, por hacernos responsables de una gestión que fue de máximo estrés para todos, también, para el Gobierno de España, y no solo para las Residencias.

Al igual que hemos echado en falta un estudio técnico sobre el nuevo modelo, lo hacemos también sobre una memoria económica del Ministerio de Economía y Hacienda que soporte y financie el modelo propuesto.

En estos puntos expuestos, y en otros muchos de matices, cifras y magnitudes, y sobre todo, en la idea general de algo como lo que se quiere implementar, que no garantiza ninguna mejora, y en cambio, sí de forma fehaciente, aumenta costes y dificultades, se apoya nuestra postura de un NO rotundo a la puesta en marcha del modelo pretendido por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030; si bien, consideramos interesante ampliar la red de recursos con la puesta en marcha de unidades de convivencia como recursos complementarios.

Por supuesto, en nuestra vocación de colaboración pública-privada y como miembros activos y responsables del sector, nos ofrecemos de manera absoluta y desinteresada a colaborar en cuantas mesas de negociación, comités de expertos, o cualesquiera otros foros para perfilar una MEJORA REAL del Modelo, actual, veraz, rigurosa y posible.

Sin ánimo de reeditar, podemos innovar, es decir, copiar y mejorar, y tal vez, liderar desde Castilla-La Mancha una especie de “Pacto de Toledo de Mayores” o “de la Dependencia”, que pudiera cristalizar como el original de las pensiones, en algo fructífero y duradero para nuestra región y España.

Quedamos a su entera disposición.

ACESCAM, NOS GUSTA CUIDARTE y lo hacemos de manera irrenunciable a la calidad de vida de los mayores y personas en situación de dependencia.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios