dependencia.info

10 pasos para la transformación positiva de las residencias en la postpandemia

Por Alfredo Bohórquez
lunes 17 de mayo de 2021, 18:38h
Alfredo Bohórquez, presidente de ALBOR Consultor.
Ampliar
Alfredo Bohórquez, presidente de ALBOR Consultor. (Foto: ALBOR)

Acercándonos al albor de la postpandemia, llega el momento de hacer un cambio de ciclo, de avanzar, de afrontar nuevos retos de mejora, de crecimiento y de construir mejores soluciones para nuestros clientes, las personas mayores que viven y vivirán en las residencias.

Estamos viviendo un cambio de época originado por una terrible pandemia que lo ha cambiado todo, hemos dado lo mejor de las organizaciones y de los profesionales para afrontar este descomunal reto y ahora ha llegado un nuevo momento, el de abordar el camino de la postpandemia.

En los momentos difíciles es cuando sale lo mejor de los seres humanos, es cuando se abordan los mayores momentos de transformación en las personas o en la sociedad. Para abordar esta nueva situación, os sugerimos dar 10 pasos de mini-Gestión Excelente que os aportamos desde ALBOR CONSULTOR:

  1. RECONOCER Y AGRADECER A LAS PERSONAS POR SUS APORTACIONES EN EL PASADO Y PRESENTE: El primer paso es hacer un reconocimiento positivo al personal, a los residentes y sus familias, al trabajo bien hecho y a la gran capacidad de colaboración de todas las personas, para adaptarse, buscar soluciones y dar lo mejor de sí mismas. Recordemos que el culpable de la situación ha sido un virus, que ha superado a gobiernos, hospitales y residencias.
  2. IMPLICAR A LAS PERSONAS PARA EL FUTURO: Tras la fase más difícil de la pandemia, ha llegado el momento de avanzar hacia un futuro mejor para todas las personas y residencias. Para ello es necesario respirar profundo, mirar al horizonte y avanzar por un camino mejor hacia el futuro que queremos. Este camino hay que hacerlo implicando a todas las personas (residentes, familias, trabajadoras….) y que cada una aporte lo mejor de sí misma.
  3. ESCUCHAR A LAS PERSONAS: La transformación se realiza con las personas, en concreto se hace con las ideas de las personas que trabajan y que viven en la residencia, ellas conocen muy bien lo que se puede mejorar y las formas adecuadas para hacerlo. Nuestras personas expertas son las que viven en la residencia y las que trabajan a diario en la residencia.
  4. GENERAR UN AMBIENTE POSITIVO: Hemos pasado una fase muy difícil con sentimientos de tristeza, miedo o impotencia. Tenemos que avanzar hacia sentimientos positivos de gratitud, confianza e ilusión, estableciendo retos comunes que comprometan a las personas y que refuercen nuestro proyecto colectivo de convivencia.
  5. INSPIRAR A LAS PERSONAS: Ha llegado el momento de ejercer un liderazgo positivo y compartido. Por parte de todos los responsables de dirección o supervisión de personas, es necesario crear una visión de lo que queremos llegar a ser como residencia en 10 años. La mejor forma de crear esa visión, es hablarla y construirla y enriquecerla con el personal, con los residentes y sus familias.
  6. DISEÑAR CON LAS PERSONAS: Es momento de revisar lo que somos y lo que queremos ser, mejorando el diseño del marco estratégico de la organización o servicio, nuestro propósito, visión, valores, objetivos estratégicos, procesos clave y resultados clave.
  7. LIDERAR CON LAS PERSONAS: Desde el equipo de liderazgo colaborativo (todas las personas con responsabilidad en dirección o supervisión de personas y los responsables de departamentos), comprometernos con las personas que viven y trabajan en la residencia, para que puedan aportar su talento y sus ideas, para crear soluciones y colaborar activamente en mejorar nuestro proyecto común de futuro.
  8. EJECUTAR CON LAS PERSONAS: Trabajar en el día a día, aportando a los demás lo mejor de cada persona, con una actitud de colaboración, de mejora y de apoyo. El trabajo es el resultado de la suma de lo que hacen todas las personas de la organización o servicio. Trabajemos con los demás y valoremos su trabajo como importante.
  9. EVALUAR CON LAS PERSONAS: Es clave contar con un buen sistema de indicadores para la evaluación y mejora. Tenéis en la Biblioteca ALBOR, publicadas una propuesta de indicadores para residencias en “excelencia en gestión, personas y resultados” y las escalas de valoración geriátricas más usadas en residencias.
  10. MEJORAR CON LAS PERSONAS: Es necesario realizar un análisis periódico de los resultados que hemos obtenido y los objetivos de mejora que nos marcamos de futuro. Para mejorar debemos medir, tener una actitud constructiva, generar un ambiente positivo, ser tolerantes al error, confiar e implicar a todas las personas en la transformación y mejora. Todas las personas son importantes.

Alfredo Bohórquez Rodríguez. Presidente de ALBOR Consultor y autor del Método MnGE mini-Gestión Excelente

Valora esta noticia
5
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios