dependencia.info

¿Y ahora qué?

Por Aitor Pérez Artetxe
martes 05 de mayo de 2020, 18:50h
Aitor Pérez Artetxe, de Gerokon.
Ampliar
Aitor Pérez Artetxe, de Gerokon. (Foto: Javier Cámara)

Parece que estamos llegando al final el primer round de este combate en el que nos hemos visto obligados a pelear con un contrincante muy superior. El resultado es demoledor, aunque como todo en la vida depende de la perspectiva de cada cual. Los que han tenido suerte y el virus ha pasado de perfil por su centro están asustados pero respiran aliviados, y los que han sido noqueados nada más empezar el combate, empiezan a coger aire, conscientes de que aún quedan mas asaltos, y conocen bastante mejor al enemigo.

Al margen de la situación sanitaria, vienen tiempos difíciles. Seguiremos contando bajas durante una temporada hasta que se nos permita poder realizar nuevos ingresos. Todos tenemos presente lo que paso con la crisis del 2.008. Con el incremento del paro, las comunidades autónomas incrementaron las prestaciones económicas para el cuidado en el entorno familiar, y se retrajo sustancialmente la demanda de plazas. Enseñamos a las familias a convivir con el mayor dependiente en casa hasta situaciones límite. Además, y esto no ocurrió en la crisis anterior, nos enfrentamos a un desgaste reputacional sin precedentes, provocado por algunos políticos, periodistas y sindicalistas del que nos va costar reponernos y cuyo daño aún es pronto para evaluar.

Tendremos que reinventarnos. Hacer las cosas bien, mejor todavía de lo que lo hacíamos antes. Habrá que redoblar el trabajo comunicativo, con las familias, con las trabajadoras y con la sociedad. Deberemos prestar atención a la gestión comercial en nuestros centros, hemos pasado algunos años donde éramos como bares de moda, la gente nos venía a comprar, y hemos descuidado este proceso tan importante como el asistencial o el económico financiero. Y tendremos que hacer sector. Tendremos que trabajar juntos para lanzar un mensaje a la sociedad dignificando nuestra actividad y la de las personas que trabajamos en él, y la de las personas que nos confían el cuidado de sus mayores.

Es este un combate que no nos van ganar por KO. Hemos besado la lona, seguiremos sufriendo, pero hay que tener fe porque se trata de un combate largo que ganaremos a los puntos.

¡Ánimo y mucha suerte!

Vea aquí residencias del País Vasco

Valora esta noticia
5
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios