dependencia.info

Verdades que no lo son sobre el Sistema de Dependencia

miércoles 11 de diciembre de 2019, 20:34h
El presidente nacional de Lares, Juan Vela.
Ampliar
El presidente nacional de Lares, Juan Vela. (Foto: JC)

I parte: sobre el mercado y la eficiencia en la gestión

“Hay convicciones más nocivas para la verdad que las propias mentiras”. Esta gran frase, cuyo autor no recuerdo, es lo primero que viene a mi memoria al momento de escribir esta tribuna. Agradezco a Inforesidencias.com la oportunidad que me brinda de dirigirme a público tan selecto y entendido, que así me consta.

Quienes conformamos Lares vemos con preocupación nuestro sistema de protección social a las personas mayores y aun más cuando percibimos la valoración auto complaciente que unos realizan o la desaparición del tema de la agenda política, pareciendo sólo ser relevante el papel de las pensiones. Hasta qué punto será el problema que algún Ayuntamiento pone multas por dejar mascotas solas en casa mientras que hay personas mayores que mueren en su domicilio sin que nadie se entere.

Vivimos rodeados de convicciones publicadas o defendidas, falsas afirmaciones y tópicos que parecen representarse como verdades “de cajón”. Pocas hay, y las que hay, suelen estar más cercanas a la fe que a la prueba empírica. Algo sé de eso. A mi juicio, y seré de expresión benevolente, detrás de muchas de estos tópicos hay riesgos de daño a la igualdad y la libertad.

Sirvan como prueba algunos tópicos aquí contados y que señalo solo a título enunciativo, con explicación no tan breve como debiera ni tan amplia como quisiera. Para algunos, quizá para ti, yo sea un ingenuo o alguien con demasiados prejuicios. Créeme si te digo que me trato con auto exigencia.

Dicen que el mercado se acomodará a la demanda. El liberalismo de la globalización no es ni tan siquiera el que Hayek describiera. Hablando de obligaciones de atención mínimas establecidas por la Administración, el mercado se acomoda solo a la demanda que puede pagar esos requerimientos mínimos, es decir a quienes tengan rentas por importe superior a 2.000 € al mes. Nada que ver con lo que, de forma prioritaria, debiera requerir la protección social.

Dicen que la gestión mercantil es más eficiente. La eficiencia sin control es el control del euro por encima de las personas. La dejación de funciones de la Administración alimenta que los grandes operadores tomen sus decisiones con esos esos criterios de estricta eficiencia económica. La obligación de reportar cuentas hace que la eficiencia sea el valor principal, a veces camufladilla bajo el paraguas de una interesada responsabilidad social. Qué distinto sería todo si aprendiéramos el concepto europeo de “empresa social”.

Y es que nuestra reflexión se despista si desconocemos que hay operadores en España que públicamente han condicionado la continuidad del servicio al logro de un determinado objetivo económico. En estos casos… ¿a costa de quién? Yo se lo digo: “De las personas atendidas en el presente y los que querrán dentro de unos días”.

Entre los efectos directos o indirectos de las decisiones de eficiencia: huir de los pueblos, nada de centros con menos de 80 plazas, invertir preferentemente donde se sabe que las personas tienen rentas más grandes, promover la agrupación de las personas en entornos urbanos, mantener los intereses del modelo de servicio en el sector, etc. Así, por ejemplo, nunca habrá un buen servicio de ayuda a domicilio en España si algunos se empeñan en mantener un modelo que no da respuesta al conjunto de necesidades de la gente.

Juan Ignacio Vela, presidente de LARES

Valora esta noticia
4,5
(2 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Verdades que no lo son sobre el Sistema de Dependencia

    Últimos comentarios de los lectores (5)

    612 | María Frecha Arufe - 16/12/2019 @ 14:58:35 (GMT)
    Estoy totalmente de acuerdo con lo que describes en este artículo. Estamos convirtiendo necesidades sociales en puro negocio gestionado por la empresa privada. Siempre a costa de las personas.
    608 | Juan Carlos F.G. - 14/12/2019 @ 13:46:13 (GMT)
    Totalmente de acuerdo con lo expuesto en el artículo, creo que (nos) han cambiado paradigmas y consensos que dábamos por consolidados. Ahora cada vez se habla menos de valores (empatía; solidaridad; sacrificio; dignidad de la vida, de toda vida, no sólo la humana....) y cada vez mas de precios (¿Y yo que gano si te ayudo? ¿Y esto quién lo paga, oiga?) Valor vs precio. Humanidad frente a dinero. Por supuesto, soy consciente del sistema en el que vivo y de que toda actividad debe ser sostenible, pero anteponer el afán de lucro, la búsqueda de beneficio creciente y constante a la calidad y eficiencia en el trabajo siempre ocasiona víctimas. Y éstas siempre son los mas débiles. Nos han vendido que, en la economía, cuantas menos reglas mejor. Al mismo tiempo, todo el mundo asume que una sociedad sin reglas es un caos, un sálvese quien pueda. Pues bien, a mi juicio, en este aspecto economía y sociedad se rigen igual: debe haber unas normas comunes para todos que evite la ley de la selva, la "libertad" del mas fuerte de abusar del mas débil. Se nos ha olvidado (o nos han hecho olvidar) que la economía, el dinero, es una herramienta necesaria para hacer cosas, buenas y malas, como la ciencia, pero sólo eso, una HERRAMIENTA, nunca un fin
    600 | Susana - 12/12/2019 @ 18:59:45 (GMT)
    Querida Josefa, lamento que desconozca el espíritu de Lares. Si las residencias de religiosas se venden (qué aún no conozco el caso) es por la falta de relevo. Nuestra carencia de ánimo de lucro nos permite hacer cosas como que nadie es rechazado de nuestras casas por no poder pagar, cosa que dudo suceda en esas empresas que anteponen el negocio al cuidado de nuestros mayores. Esas religiosas a las que usted parece desconocer, llevan más de 100 años cuidando a nuestros mayores desde la caridad y el amor, CoMpasion lo llamamos.(véase el juego de palabras por si no lo ha pillado a la primera). Le recomiendo que lea un poco de historia, entre otras, la de Lares.
    598 | Josefa Riera - 12/12/2019 @ 14:48:06 (GMT)
    Sr. Vela, ¿las residencias de Lares no miran la eficiencia? ¿Pueden aguantar y seguir trabajando donde no pueden cubrir costes y generar un excedente? ¿No hay órdenes religiosas que han cerrado sus residencias y han vendido los edificios al mejor postor? ¿Empresas malas y monjas buenas, esa es la foto de la situación?
    597 | Pablo Mendez - 12/12/2019 @ 12:40:59 (GMT)
    Muy interesante, si ir más lejos estos días leía una nota corporativa con el titular: “La Geriatría Como Oportunidad de Inversión” y la opción de “descargue el dosier” que costaba 30€ sobre el análisis de mercado (personas), rentabilidad (pensiones) entre otros que desconozco porque no lo he comprado. Un placer leer este tipo de visión y si hay que pecar, prefiero hacerlo de ingenuo.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.