dependencia.info

LARES: "No hay excusa de ningún tipo para justificarlo. Que les caiga todo el peso de la ley"

Persona mayor y Juan Vela.
Ampliar
Persona mayor y Juan Vela. (Foto: Lares)
lunes 15 de abril de 2019, 20:12h

El presidente nacional de Lares, Juan Vela, ha explicado a Dependencia.info la posición de la entidad que representa ante los hechos acaecidos en la residencia madrileña Los Nogales Hortaleza y por los que la Fiscalía de Madrid ha presentado una denuncia contra tres trabajadores por infringir presuntamente malos tratos físicos y psicológicos a dos personas mayores.

Las imágenes grabadas con cámara oculta no han dejado indiferente a nadie y han hecho saltar todas las alarmas sobre algo excepcional, pero que, sin duda, afecta a la imagen del sector.

¿Cuál debería ser la actitud o posición del sector residencial ante estos hechos?

Es evidente que aquí, debemos hablar como miembros de la sociedad y, desde luego, nuestra actitud es de absoluta repulsa. No es para menos. Sin ningún tipo de excusa, esos comportamientos tienen nuestra reprobación y, además, invitamos a que se adopten todas las medidas necesarias urgentes para reparar el daño y evitar su repetición en el futuro.
Desde LARES, nos sentimos muy orgullosos en atender, cuidar y dar calidad de vida a quienes nos confían lo más preciado que tienen: su salud, su bienestar, su intimidad... Y, todo eso, lo hacemos con la mayor entrega y pasión posible y, por supuesto, con los mejores profesionales no solo técnicamente, sino también, en actitud.
¿Cómo podemos evitar que la excepción se convierta en norma?
Bueno, a esa pregunta le debería responder quién ha protagonizado la excepción. En todo caso, huyamos de argumentos facilones en los que todo un sector salga perjudicado por una mala praxis. Desde LARES, le puedo asegurar que tenemos a los mejores profesionales, no solo desde el punto de vista técnico, sino también, humano. Con unos protocolos de formación, revisión y chequeo de nuestra calidad de trabajo a los demás, con los más altos estándares.
Para nosotros, lo más importante son las personas. Desde luego, las que cuidamos y mimamos. Y, por supuesto, también, quienes desde nuestra organización se entregan a esa labor maravillosa de ayuda a los demás, en este caso, a nuestros mayores. Ese es el mejor riego sanguíneo para la salud de una organización: Entrega y Respeto por lo que hacemos y por quienes reciben nuestra labor.
¿Tiene que ver con un problema de ratios de personal?
No podemos buscar una respuesta lógica a lo que no es lógico. No podemos mezclar asuntos relacionados con lo laboral y lo económico, con el servicio de atención y cuidado a nuestros mayores. El origen de este lamentable hecho es una actuación nefasta de un grupo de profesionales. Nada más. Es algo que arranca en la persona y que, tal vez, por parte de la organización no se ha detectado o se ha conjurado con buenos procesos de chequeo.
Conviene que, como en LARES, haya protocolos de revisión constante, y una filosofía de organización entregada. Todos los que trabajamos aquí, sentimos lo que hacemos, y hacemos lo que sentimos. Si una persona, como ha ocurrido en ese caso del que me habla, hace lo que ha hecho es porque tiene un mal comportamiento.
Buscar una excusa es indignante. No hay que hacer nunca el mal, y menos contra el más débil. Es inaceptable y no hay excusa de ningún tipo para justificarlo. Que les caiga todo el peso de la ley.
¿Hay que cuidar como si nos estuvieran grabando?
Noooooooo... absolutamente no. Hay que cuidar con la máxima entrega, con la máxima profesionalidad, con el máximo respeto, con la máxima vocación, con el máximo deseo de hacer bien las cosas. En ningún sector, tampoco en el nuestro, hay que hacer las cosas para quedar bien. Hay que hacerlas bien para cumplir con nuestro objetivo de existencia, y así quedaremos bien. Además, en nosotros esto está especialmente, porque somos atención y mimo a nuestro mayores.
En LARES, lo hacemos así, y estamos encantados de hacerlo, nos graben o no. Estamos zambullidos al mil por mil, en hacer nuestra labor como se debe hacer, sin necesidad de imposturas y quedar bien. Nosotros nos entregamos en cada segundo de cuidado a nuestros mayores. Y así debe ser. Estamos para eso, y no queremos nada que no sea eso.
Nuestro convencimiento de atención a los mayores, respetando sus peculiaridades y su intimidad, es lo que nos mueve cada día. Todo lo que no esté ahí, no es nuestro, y lo combatiremos con la misma pasión con la que nos entregamos a hacer el bien.
Valora esta noticia
4,5
(2 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.