dependencia.info

ATENCIÓN CENTRADA EN LA PERSONA

Certificado en ACP de Fundación Pilares: "Ayudará a conocer la situación real de los servicios y a seguir su evolución”

Certificado en ACP de Fundación Pilares: 'Ayudará a conocer la situación real de los servicios y a seguir su evolución”
miércoles 07 de marzo de 2018, 22:07h
La presidenta de la Fundación Pilares, Pilar Rodríguez, y la experta en ACP, Teresa Martínez, nos explican en qué consiste el sistema de certificación en Atención Centrada en la Persona en el que están trabajando.

La Fundación Pilares, en colaboración con la experta en ACP, Teresa Martínez, trabaja actualmente en la creación de un sistema de certificación en Atención Centrada en la Persona con el objetivo de reconocer a los centros de día y residencias el avance real que están realizando en el cambio de modelo.

Nos explican conjuntamente en qué consiste este certificado y qué propósitos persigue la presidenta de la Fundación Pilares para la autonomía personal, Pilar Rodríguez Rodríguez, y la experta en Atención Centrada en la Persona y creadora modelo de evaluación ACP-GERONTOLOGIA, la psicogerontóloga Teresa Martínez.

¿En qué consiste el Modelo AICP que propugna la Fundación Pilares?

Pilar Rodríguez Rodríguez:

En nuestra Fundación llevamos desde el año 2010, es decir, desde el momento mismo de su creación, trabajando en pos de un cambio de modelo en la atención a personas que necesitan apoyos, atención y cuidados de larga duración por su situación de fragilidad, discapacidad o dependencia. Este modelo postula abandonar las tradicionales prácticas centradas en la organización y en criterios profesionales y pasar a un nuevo paradigma que ponga de verdad en el centro a las personas.

Lo definimos, recogiendo la evidencia científica y las recomendaciones de Organismos Internacionales, como modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona (AICP), que pretende por una parte dar respuestas verdaderamente integrales (es decir, completas) a las necesidades multidimensionales que muchas personas requieren, para lo que hay que impulsar avances en cambios organizativos, jurídicos, formativos, diseños arquitectónicos, entornos amigables y comunidades solidarias, etc., que faciliten que la atención y apoyos se ofrezcan de manera integrada a las personas, tanto en el ámbito sociosanitario como en otros, como la inclusión y participación social.

Por otra parte, el modelo contempla una segunda e importante dimensión: la atención centrada en la persona, que, en estos momentos y afortunadamente, ha comenzado a suscitar gran interés en el ámbito gerontológico y, en concreto, en su aplicación en los centros de atención (residencias y centros de día).

¿Por qué habéis decidido abordar este proyecto de certificación de centros en ACP?

Pilar Rodríguez Rodríguez:

Porque en nuestra experiencia de formación y, sobre todo, la derivada de procesos de acompañamiento al cambio hacia la ACP que venimos haciendo en muchas residencias y centros de día por toda la geografía española, nos encontramos a menudo con la constatación de las dificultades que tanto los y las profesionales como los propios equipos directivos afrontan para avanzar en el cambio de modelo. Ello a pesar de que en muchas ocasiones, según testimonios recogidos, han realizado un gran esfuerzo de formación (muchos cursos, diversidad de formadores) pero, finalmente, encuentran que el confusionismo persiste y que les faltan estrategias, habilidades y técnicas para sistematizar esos conocimientos y seguir un hilo conductor que desemboque en la transformación que desean. Desde determinados ámbitos, tanto públicos como privados, se nos ha pedido que aportemos al sector este aval que significa la certificación.

Otra razón que importa destacar es que nos solemos encontrar situaciones en las que se afirma que en el centro ya se trabaja con el modelo ACP, pero que, cuando se diagnostica la situación, se observa que los cambios producidos son superficiales y no llegan al núcleo del cambio: facilitar que las personas vivan ejercitando sus derechos, vean reconocida su dignidad e identidad, que participen por sí o de manera indirecta en sus planes de atención, que realicen elecciones para vivir la vida cotidiana conforme a sus deseos y preferencias…

Todos dicen saber qué es la ACP, pero... ¿por qué es necesario un sistema de certificación en ACP, para qué sirve?

Teresa Martínez:

La Atención Centrada la Persona cuenta con un amplio reconocimiento internacional como enfoque referencial para orientar y mejorar la calidad de los servicios que prestan cuidados de larga duración a personas en situación de dependencia. En España estamos asistiendo a un creciente interés por avanzar en este camino; de hecho distintas instituciones públicas y entidades privadas apuestan ya por ello. Sin embargo, los modelos aplicados y los progresos a lo largo del territorio son muy diversos.

Creo que en este momento puede ser de gran ayuda y valor contar con una certificación por parte una entidad experta en este campo, como lo es Fundación Pilares, que avale los progresos que con esfuerzo están realizando cada vez más servicios. Este certificado pretende reconocer a los centros que han realizado progresos en el cambio de modelo señalando su grado de desarrollo en ACP, destacando tanto los logros como las áreas de mejora. Esto ayudará a los centros, organizaciones y administraciones públicas a conocer la situación real de los servicios y a seguir su evolución y progreso.

¿Existe ya algún control parecido para saber si un centro aplica correctamente un modelo de ACP?

Teresa Martínez:

La evaluación de este enfoque en España está en un desarrollo inicial. Contamos con muy pocos instrumentos validados que puedan utilizarse para medir el progreso en ACP de una forma rigurosa, y además, provienen de la adaptación de pruebas diseñadas desde otros contextos culturales. Es más, todavía no existe un marco que permita evaluar la globalidad de la intervención inherente a este enfoque.

Existen distintas certificaciones vinculadas a aspectos afines a la ACP, como es el caso, por ejemplo, de las certificaciones en cuidados libres de sujeciones, que a pesar de su indudable interés no avalan que se esté llevando una aplicación global de la ACP en un servicio ni medir su grado de avance. El certificado en ACP de Fundación Pilares pretende ofrecer un marco de evaluación global que dé cuenta de los progresos en cada centro evitando una mirada parcial.

Básicamente, ¿en qué consiste esta certificación de Fundación Pilares y cómo es el proceso por obtenerlo?

Pilar Rodríguez Rodríguez:

El certificado que estamos ultimando contempla y evalúa cuatro pilares complementarios: a) elementos básicos para el buen cuidado, b) un desarrollo organizacional alineado con los valores de la ACP, c) formación y competencias profesionales acordes y d) implementación de intervenciones relevantes en la ACP.

Cada centro, una vez evaluado, será calificado en estos cuatro pilares, señalando su grado de aplicación de la ACP distinguiendo tres niveles de progreso: inicial, intermedio y avanzado. Los centros que alcancen la calificación de nivel avanzado, posteriormente podrán optar por ser reconocidos como centros excelentes. Pretendemos ofrecer un marco que objetive una ruta de progreso, dibujando un horizonte de excelencia, el cual hay que decir que todavía está muy lejos de la realidad de nuestro país.

¿Con un sistema de certificación se conseguiría tener un modelo general/universal de ACP o seguiríamos teniendo uno distinto en cada sitio y con resultados diversos?

Teresa Martínez:

Este sistema de certificación evalúa la ACP, lógicamente, desde un modelo referencial que permite medir su grado de desarrollo. Para ello se describen los aspectos clave en los 4 pilares que anteriormente ha señalado Pilar, formulando criterios que serán constatados por evaluadores expertos externos al centro. En este sentido sí cabe afirmar que este certificado define de una forma operativa lo que es la ACP en centros residenciales y de atención diurna. Esto es necesario para poder realizar comparaciones entre centros o de un mismo centro en diferentes momentos.

Sin embargo, ello no significa ni busca que las aplicaciones deban ser homogéneas. De hecho, este certificado huye de la redacción de una norma que dicte de forma uniforme cómo organizar los servicios o cómo secuenciar las intervenciones en los diferentes procesos asistenciales. Entendemos que esta forma de entender y evaluar la calidad escapa a la propia lógica de la ACP.

El certificado Pilares propone un modelo de ACP que es medido a través de la constatación de criterios relevantes en sus cuatro pilares y al que se puede llegar, en distintos grados y desde distintas acciones o modos. Es decir, permite evaluar aplicaciones flexibles e identifica distintos niveles de desarrollo.

Estáis trabajando en él, ¿para cuándo estaría listo este certificado?

Pilar Rodríguez Rodríguez:

Llevamos trabajando casi un año en la elaboración de todos los materiales que conforman la certificación. Hemos planificado tenerlos listos a final del verano de este 2018 y, a continuación, realizaremos un proyecto piloto para probar su funcionamiento en diversos centros, al tiempo de hacer la formación pertinente de los evaluadores.

Y en esta alianza entre Fundación Pilares y Teresa Martínez para la elaboración de este novedoso sistema de certificación en ACP, ¿qué aporta cada cual?

Pilar Rodríguez Rodríguez:

Desde nuestra Fundación, aportamos, como he mencionado antes, una ya dilatada experiencia, tanto en gestionar conocimiento sobre el modelo (incluyendo en este concepto investigación, publicaciones y potentes proyectos formativos), como en desarrollar procesos de formación – acompañamiento – gestión del cambio en centros y servicios hacia la ACP.

La aportación de Teresa Martínez la consideramos muy valiosa porque añade un importante valor añadido y rigor por su gran expertise en ACP. Al margen, pero no menos importante, desde que tuve ocasión de trabajar con Teresa durante mis años de responsabilidad de gestión en Asturias, compartimos y nos enriquecimos mutuamente, siempre coincidiendo en un horizonte común de innovación y mejora. Esa relación se ha fortalecido con el tiempo y, pese a la distancia geográfica, seguimos coincidiendo y compartiendo muchos objetivos de avance que se complementan desde nuestros diferentes ámbitos de actuación.

Con esta alianza, y la participación inestimable del equipo técnico de Fundación Pilares, creemos que la certificación que abordamos para centros aportará certidumbre y rigor en el reconocimiento de que un centro cumple determinados niveles de calidad, a partir de la evaluación externa e independiente que se realizará, tomando como referencia unos estándares derivados del consenso científico y técnico y previamente validados en España.

Teresa Martínez:

Colaboro en este proyecto como asesora técnica en el diseño del modelo de evaluación ACP que da base a este certificado. Coordino con Pilar la elaboración técnico-científica de este proyecto en la que está implicado todo el equipo de la Fundación.

Nos basamos en el conocimiento que en estos últimos años se ha generado en el campo de la evaluación en ACP. Tema de estudio que ocupó mi tesis doctoral y en el que he continuado trabajando. Mi último proyecto, de hecho, con el apoyo del grupo de investigación de Evaluación Psicométrica de la Universidad de Oviedo del cual soy miembro, es la validación de distintos instrumentos que permitan evaluar la ACP en centros gerontológicos.

Para ello hemos diseñado un kit de herramientas, que incluyen tanto la opinión de los distintos actores del cuidado (personas mayores, familiares, profesionales y directores) como la evaluación externa por parte de expertos para comprobar el grado de ACP implementado. Estos instrumentos han sido objeto de una validación en una amplia muestra donde participan centros de distintas comunidades autónomas.

El certificado de Fundación Pilares toma como referencia principal para la evaluación de su cuarto pilar (grado de implantación real de un modelo ACP) estos instrumentos. Esta referencia es muy importante y un aspecto clave que eleva el rigor del proceso de evaluación en el que se basa este certificado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.