dependencia.info

El modelo Echenique de atención a la dependencia

Por Aitor Pérez Artetxe
martes 28 de junio de 2022, 21:00h
Aitor Pérez Artetxe es socio director de Gerokon.
Ampliar
Aitor Pérez Artetxe es socio director de Gerokon. (Foto: JC/Dependencia.info)

Pablo Echenique Ribba, diputado en las Cortes Generales, tiene una discapacidad física del 88% debido a una distrofia muscular que padece y que no le ha impedido desarrollar una importante carrera profesional, tanto en el ámbito científico, como en el político.

Reconocido como dependiente, era perceptor de una prestación económica para cuidados en el entorno familiar, y en 2020 fue condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) por no haber cotizado por su asistente a la seguridad social. En los medios, el equipo de Echenique justificaba esta situación porque, según ellos/as, se puede contratar a asistentes personales dados de alta como autónomos que es lo que el político entendía que estaba haciendo. El TSJA no lo ha visto así, y de ahí la condena, que no fue recurrida, por cierto. (El País, 20/10/2020).

En materia de dependencia, tanto él, como su partido, siempre han abogado por la publicitación de los servicios públicos, la mejora de la calidad de las prestaciones, y de las condiciones laborales del personal que trabaja en él, y contra el sector privado.

Vista la sentencia, resulta paradójica esta diferencia entre lo que se dice y lo que se hace; es lo que podemos llamar el modelo Echenique de atención a la dependencia.

Más allá de la situación personal del diputado de Podemos, lo preocupante es que esta forma de entender la atención a la dependencia se ha convertido en tendencia. A modo de ejemplo, el Ministerio de Derechos Sociales, a través del IMSERSO, ha aprobado un decreto de mínimos para acreditar a las residencias privadas que quieran acceder a plazas públicas (plazas concertadas y personas con prestación vinculada).

Sin entrar a comentar los cierres de centros, la perdida de plazas, y la destrucción de empleo que conllevaría, el coste de la plaza se situaría en el entorno de los 100-120 euros/día. Y esto lo propone la administración central, que en los 16 años de historia de la Ley de Dependencia no ha cumplido con la parte de financiación que por ley le corresponde. Modelo Echenique en estado puro, tenéis que hacer lo que digo, pero no lo que yo hago.

Más ejemplos. Después de todo lo que se ha dicho y criticado al sector en estos dos últimos años, aparece el “Postureo Postpandemía”. Se trata de que parezca que los responsables de lo público parece que hacen algo, y para esto, el modelo Echenique de atención a la dependencia va de maravilla, y esta siendo utilizado en muchas comunidades y territorios.

Aunque con diferencias entre ellas, en muchas se están planteando incrementos de las exigencias y requisitos a los centros, le dicen a la iniciativa privada que pague salarios más altos y les exigen avanzar en el modelo ACP en unidades convivenciales sin que hasta la fecha haya una experiencia sostenible y escalable de este nuevo modelo. En contraprestación, se congelan las tarifas o, en el mejor de los casos, se hacen incrementos ridículos.

Las necesidades de las personas dependientes y sus familias no pueden atenderse desde posturas demagógicas. El sector necesita recursos, los necesitaba antes y los necesita ahora. Si se quiere mejorar el modelo, bienvenidas sean las mejoras, pero no pueden hacerse desde posturas demagógicas, ignorando la situación del sector y los costes y sin tener en cuenta la opinión y la experiencia de la iniciativa privada; mal que les pese a los defensores del modelo Echenique.

Valora esta noticia
5
(3 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios