dependencia.info

¿En serio somos un solo sector?

Por Vicente Botella
miércoles 06 de octubre de 2021, 21:17h
El presidente de UPIMIR, Vicente Botella
Ampliar
El presidente de UPIMIR, Vicente Botella

Tras la impugnación de la mesa negociadora por parte de una patronal, quejándose de la legalidad, en lo que pretende ser un Convenio de aplicación tan solo para centros que facturen más de un 60 % a la administración (menos del 15% de centros de Cataluña y en su mayoría de una sola patronal, quedó clara constancia de ello en la vista del TSJC).

Tras el descredito y la falta de repercusión social que las residencias y centros de día han llegado a alcanzar, sonrojando solo a unos pocos profesionales de los mismos y haciendo mirar a otro lado a la mayoría, seguramente con gran parte de responsabilidad en esta patética situación.

Tras una pandemia que ha dejado miles de difuntos, y ha puesto en valor a unos centros y en evidencia a otros. ¿Cuántas horas han pasado jugándose la vida atendiendo a los usuarios los propietarios de pequeñas y medianas residencia y cuantas los de los grandes grupos?

Tras las sinergias y simpatías que todo ello ha levantado entre patronales, algunas de ellas distantes años luz en la concepción de modelo y, aun así, actualmente unidas por una situación que se considera abusiva.

Tras ver como los grandes lobbies empresariales no se sonrojan y aprovechan para intentar sacar leña del árbol caído una vez más y vamos ya por la enésima ocasión.

Tras todo ello y ante la estupefacción que provoca en los centros asociados a UPIMIR, centros tipología PIMES, empresas familiares de mediana capacidad, que tan solo intentan dar servicio a sus usuarios, cumplir normativas, pagar
impuestos y ganarse dignamente la vida sin entrar en maniobras especulativas ni en caso alguno mercantilismos desmedidos.

Tras lo relatado, surge una pregunta diáfana ¿de verdad representamos al mismo sector? ¿En serio luchamos por los mismos intereses e ideales? Más allá de la similar tipología de usuarios que une a los grandes grupos y las pequeñas y medianas residencias queda constancia a día de hoy que nuestros caminos son divergentes de forma espectacular.

Tenemos cada vez más claro que nada ya nos afecta de la misma manera, el texto del deseado Convenio para algunos lo deja claro, doble escala salarial, avance para unos pocos y estancamiento o cierre para los demás. Los centros con menos del 60 % de facturación a la GENCAT y sus trabajadores, parece ser no merecen ningún tipo de consideración salarial, y pasan a ser trabajadores de segunda, ¿cómo competiremos y captaremos profesionales y gerocultores en igualdad de condiciones con este sorprendente planteamiento?

¿O bien lo que se desea de forma ya sin tapujos es dejarnos fuera de forma intencionada?

Tal vez ahora más que nunca los pequeños y medianos centros tengan claro cómo se ha utilizado su nombre para tan solo luego ignorarlos, cómo se pretende que haya un sector de primera división y a los demás se los condena a la tercera cuando menos.

Está en nuestras manos el luchar por no ser utilizados y el batallar por un sector que ya no volverá a ser el de antes, olvidémonos de ello, demasiados intereses, demasiado en juego para unos pocos, ya no somos un sector único, ya está claro que se ha fraccionado nuestro marco existencial como empresas de atención a la dependencia y que o nos posicionamos de una vez o esto pinta mal para muchos en beneficio de muy bien para unos pocos, en tu mano como residencia o centro de día está el despertar y tomar una decisión, aun creemos que hay tiempo de iniciar una alternativa lógica y coherente contra la dinámica actual, le pese a quien le pese somos muchos, eso está claro.

Desde nuestra patronal UPIMIR jamás tuvimos duda, tenemos las manos muy limpias y siempre hemos defendido junto a PIMEC un modelo de empresas de proximidad de buen hacer y con el objetivo de tan solo obtener una forma digna y respetable de ganarnos la vida, y llegados a este punto ¿creéis que el mal llamado sector, también comulga con nuestro ideario?, ¿o la cabecera de este texto es ya a todos los efectos una brutal realidad, le pese a quien le pese…?

Hagamos juntos lo que en estos momentos no existe. Nuestros usuarios nos lo agradecerán.

Valora esta noticia
2
(3 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios