dependencia.info

Zapatero: "La Ley de Dependencia cumplió razonablemente con el objetivo que la animó"

Zapatero: 'La Ley de Dependencia cumplió razonablemente con el objetivo que la animó'
jueves 12 de enero de 2017, 03:00h
El expresidente del Gobierno reconoce que "ha podido haber retrasos e insuficiencias en la aplicación de la Ley".

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha explicado a NGD que la Ley "cumplió de forma razonable con el objetivo que la animó: generó un derecho de los ciudadanos, lo dotó de contenido, determinó las obligaciones del Estado, que no participaba hasta entonces en la atención a la dependencia, y articuló un sistema de desarrollo y gestión".

¿Desde su punto de vista cual ha sido el principal impedimento (además del económico) para el desarrollo de la Ley de Dependencia?

Hace diez años aprobamos la Ley que creó en España un nuevo derecho social y junto a él un modelo institucional para su desarrollo y aplicación. A pesar de que, en efecto, la crisis económica, tan virulenta, que se desencadena en 2008, no puso las cosas nada fáciles, a día de hoy, gracias al esfuerzo de buena parte de las administraciones públicas concernidas, y en último término de la sociedad en su conjunto, más de 800.000 personas son beneficiarias de algunas de las prestaciones del sistema de atención a la dependencia, con un dato acumulado de 1.100.000 beneficiarios. Ello da idea de la dimensión verdaderamente estructural que ya ha adquirido la dependencia en nuestro país y debería ser un motivo de orgullo colectivo.

No se puede pasar por alto que la implantación de este cuarto pilar del nuestro Estado del Bienestar exigía poner en pie no sólo nuevos servicios de atención, sino también de evaluación, reconocimiento y gestión, y hacerlo en el marco administrativamente complejo de un Estado como el nuestro, que requiere en ámbitos como éste de una clara voluntad de cooperación. Ha podido haber, por ello, retrasos e insuficiencias en la aplicación de la Ley pero creo que, por fortuna, tras estos diez primeros años, el sistema articulado para el cumplimiento de derecho, con el correspondiente despliegue de su haz de prestaciones, ha arraigado definitivamente entre nosotros y funciona con creciente regularidad.

Después de 10 años de la Ley, ¿incluiría algún artículo más que garantizara su cumplimiento?

Creo que la Ley cumplió razonablemente con el objetivo que la animó: generó un derecho de los ciudadanos, lo dotó de contenido, determinó las obligaciones del Estado, que no participaba hasta entonces en la atención a la dependencia, y articuló un sistema de desarrollo y gestión. Hay un segundo momento, no menos trascendente que el legislativo, que consiste en la aplicación diaria de la Ley con voluntad de cada administración de cumplir con sus responsabilidades y de cooperar a tal fin entre ellas, en órganos como el Consejo Territorial del Sistema de Dependencia, o más excepcionalmente en otros como la Conferencia de Presidentes, donde es posible fijar prioridades y traducirlas en prestaciones y servicios. En este espacio de cooperación se puede, en mi opinión, avanzar más para impulsar y mejorar el rendimiento aplicativo de la Ley de Dependencia.

¿Qué medidas habría que adoptar de forma urgente para su desarrollo?

Hay tareas aún pendientes como la de desarrollar un sector de servicios de atención domiciliaria, necesario para dar respuesta con dignidad a no pocas situaciones de dependencia, o la de recuperar, en toda su posible extensión, el compromiso de reconocer el papel de los cuidadores, de las cuidadoras, en el ámbito familiar con su integración en la Seguridad Social. Me gustaría, en este sentido, expresar mi deseo de que la voluntad política y la cooperación entre administraciones, facilitada por una mejora de la coyuntura económica, permita abrir estos nuevos avances para nuestro sistema de atención a la dependencia.
Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios