dependencia.info

Archivada la querella contra Catalina Hoffmann, quien nunca participó en una estafa piramidal

Archivada la querella contra Catalina Hoffmann, quien nunca participó en una estafa piramidal
martes 13 de diciembre de 2016, 20:46h

Después de que la Fiscalía solicitara el sobreseimiento y que los propios querellantes retiraran la denuncia.

La empresaria y presidenta del grupo Vitalia y HoffmannWorld, Catalina Hoffmann, nunca participó en ninguna estafa piramidal ni en cualquier otro de los delitos que le imputaron, según se anunciaba en la querella interpuesta contra la emprendedora en 2014, y que este mes de diciembre ha quedado sobreseída por la jueza.

La titular del Juzgado de Instrucción ha dictado un auto en el que dispone que quede sobreseído, decretando el archivo de las actuaciones. Tampoco habrá recurso de apelación al haber la parte querellante retirado previamente la denuncia y haber transcurrido los plazos impuestos por la Justicia para poderlo llevar a cabo.

Queda, por tanto, cerrado un caso que, tras su publicación en algunos medios de Comunicación, ha puesto injustamente en entredicho la honorabilidad de la emprendedora madrileña, perjudicando sin parangón su relación con trabajadores, empresarios, colaboradores, usuarios e inversores que apostaron por ella para el desarrollo de la red de centros de día para mayores Vitalia y servicios de atención a la Tercera Edad a través del Método Hoffmann.

Un auténtico calvario

Catalina Hoffmann ha pasado por un auténtico calvario en el que la opinión publicada la había condenado de antemano. Programas matinales de televisión, boletines informativos de máxima audiencia y prensa escrita, especialmente la económica, se hacían eco hace poco menos de dos años de una querella en la que se daba por supuesto, sin prueba alguna, que Catalina Hoffmann había desarrollado en solitario una ‘estafa piramidal’.

No ha habido juicio, ni testigos y, por no haber, no ha habido caso desde que la Fiscalía solicitara el sobreseimiento de las actuaciones y, especialmente, desde que los querellantes retiraran la querella. Y ha sido este mes de diciembre cuando la jueza ha dejado sobreseído el asunto. Dos años de angustia, y de que se pusiera en entredicho la honorabilidad de esta joven empresaria.

Durante estos dos años, el hecho de que al poner el nombre de Catalina Hoffmann en Google aparecieran noticias terribles, con titulares que no dejaban lugar a dudas sobre la culpabilidad de la empresaria, -vulnerando el principio de presunción de inocencia- han mermado sus opciones de crecimiento y ha puesto en serio riesgo el desarrollo de su negocio y la importante inversión que otros tantos emprendedores independientes habían realizado a través de la red de franquicia de centros de día para mayores Vitalia.

Catalina Hoffmann, sin embargo, no ha dejado de crecer en su expansión internacional a pesar de las dificultades. A pesar, sin embargo, de que en estos dos años, organizaciones empresariales y sociales, incluso las que le habían otorgado premios y reconocimientos de máximo prestigio, le retiraban su apoyo y ni tan siquiera le invitaban a actos públicos en los que, hasta poco tiempo antes, se la trataba como invitada VIP.

La generosidad de algunos medios, que trascurrido el tiempo entendieron que este atropello contra la imagen de quien no estaba condenada ni juzgada por caso alguno, ayudó a rebajar la repercusión de las noticias encontradas a través de los buscadores de internet, pero no a que desaparecieran las noticias que hicieron que inversores de todo el mundo se echaran para atrás en su decisión de apostar por el proyecto de Catalina Hoffmann.

‘La pena del telediario’ vuelve a poner de manifiesto que habrá que buscar mecanismos que, sin mermar la libertad de expresión, sí ayuden a recuperar la honorabilidad a quien injustamente se le arrebató por la publicación de algunos medios de querellas que tan sólo habían sido admitidas a trámite sin acreditar la realidad de los hechos investigados, pero que no tuvieron más recorrido y fueron sobreseídas por la Justicia.

Catalina Hoffmann agradece las muestras de apoyo recibida por medios y periodistas en estos dos terribles años. Sin embargo, si de hacer justicia se trata, sería lógico que el sobreseimiento de esta querella se publicara en igualdad de espacios y tiempos que se dio a conocer por algunos medios la denuncia.

Desde el gabinete de Comunicación, nos ponemos a disposición de periodistas y medios, convencidos de que, tras dos años de tratamiento desproporcionado, y en el que se ha puesto en entredicho la honorabilidad de Catalina Hoffmann, ha llegado el momento de que la joven empresaria recupere la honorabilidad que se le arrebató de forma tan cruel y precipitada.

Centros de día en Madrid

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios