dependencia.info

“No te das cuenta de lo que implica ser cuidador principal hasta que entras de lleno en la tarea”

Silvia De Bodas Figueira, psicóloga sanitaria.
Silvia De Bodas Figueira, psicóloga sanitaria. (Foto: Silvia De Bodas Figueira)
Por Dependencia.info
jueves 08 de julio de 2021, 03:10h

¿Por qué son importantes los servicios profesionales de atención a las personas? La psicóloga Silvia De Bodas Figueira explica cuáles son las circunstancias que vive un cuidador principal en el entorno familiar y las consecuencias que conlleva.

De Bodas es psicóloga sanitaria con más de 10 años de experiencia en el tratamiento y mantenimiento del bienestar emocional y psicológico de los mayores y su entorno familiar, especializada en la intervención de los conflictos y alteraciones de conducta en demencias y otros trastornos relacionados con la Tercera Edad, actividades de estimulación cognitiva, tratamiento de las fases del duelo y en el trabajo con mayores en residencias libre de sujeciones.

Una realidad que pone en valor los Servicios de Ayuda a Domicilio y de Centros de Día, entre otros, que logran ofrecer a las personas que desean vivir en sus casas servicios de prevención de la Dependencia y, además, son un servicio de respiro familiar.

¿Quién ofrece los cuidados y qué implica?

Al hablar de cuidador nos referimos principalmente a la familia y un parentesco directo. Se trata, además, de personas que conviven con quienes prestan sus cuidados y su implicación directa con ellos supone unas características de las que no te das cuenta en un primer lugar.

Ser cuidador principal significa dar un apoyo diario con actividades que tienes que sumar a las que ya venías haciendo: tu vida laboral y personal. Es decir, una sobrecarga de acciones físicas y tienes que encajar todo en la nueva situación. Esto hace que al final se vean afectadas el área sanitaria y el profesional. Y como consecuencia: el agotamiento emocional.

Las personas como cuidadores nos descuidamos, valga la redundancia. Pasamos a un segundo plano y caemos en ansiedad y depresión. Nos absorbe el tiempo con la pareja, los hijos y los amigos y caemos, también en aislamiento social.

Hablabas de agotamiento físico, ¿no puede enmascarar el emocional?

Por supuesto. Además, es bidireccional. Dejamos de hacer lo que nos gustaba y eso provoca dolor tensional de por sí. A esto se suma que el cuidado del ser querido o con un grado de Dependencia que implica acciones como ayudar a levantarlo, el cambio de ropa, etcétera que conlleva a dolores de espalda, entre otras partes del cuerpo.

Esto a su vez nos causa culpabilidad porque no queremos o pensamos que no podemos quejarnos. La cuestión es siempre: “¿cómo voy a decir que me duele la espalda por cuidar de mi madre? ¡Si es mi madre!” Con lo que al final renunciamos a los cuidamos que necesitamos.

¿Cómo salir entonces del bucle sin tener ese sentimiento de culpa?

Una de las cosas más importantes es reconocer y tratar lo que estamos pasando. Detectarlo. Como hemos dejado de salir, de compartir, o de estar con los demás, nos lo comemos todo solos.

Dejamos, incluso de preocuparnos de nosotros mismos. Tenemos que ser conscientes de que algo está ocurriendo y sólo así podremos darle salida.

Para ello una pauta muy importante es aprender a respirar. Saber analizar que actividades son más complejas para nosotros en el día a día y eliminar la ansiedad, quitar la carga y asimilar cada acción.

Sobre todo, tenemos buscar apoyos y no sentirnos mal ni culpables por hacerlo.

Aún nuestra mente está en que recibir ayuda es un fracaso. Y lo que tenemos que hacer saber que por ser hija o sobrino tenemos que hacernos cargo de la persona y renunciar a la vida que se mantenía.

Hay que hacer uso de lo que se nos ofrece, como los tratamientos y sociabilización que se produce en un centro de día, donde podemos seguir atendiendo, sin renunciar a nada.

Siempre hay opciones y tenemos que escucharnos, y dejar que nos apoyen los profesionales.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios