dependencia.info

Más del 38% de los mayores de 60 años lleva implantes dentales

Más del 38% de los mayores de 60 años lleva implantes dentales
lunes 31 de octubre de 2016, 20:04h
El 94,2% de los mayores están bastante o muy satisfechos tras someterse al tratamiento implantológico.

Según el II Estudio Sanitas de Salud Bucodental, el 17,4% de los adultos y hasta un 38,1% de los mayores de 60 años lleva implantes dentales. Y es que la pérdida de piezas dentales es un hecho habitual, tanto la edad como los traumatismos e incluso la herencia genética son factores que hacen necesario el recurrir a las prótesis o a los implantes.

A la hora de decidir si se harán o no este tratamiento y el lugar donde lo llevarán a cabo, los adultos se dejan guiar por la reputación o la profesionalidad del odontólogo en un 52,1% de los casos, seguido por la calidad de los implantes, para un 29,2%, y por el precio de los mismos, para un 10,4%. En el caso de los mayores de 60 años, el principal factor para la toma de esta decisión es la confianza con la clínica o el profesional (elegido por un 45,6%), seguido por la reputación o profesionalidad del dentista (27,2%), y la calidad de los implantes (12,6%).

La adaptación del tratamiento al cliente es fundamental para el éxito del mismo. “Los implantes son un tratamiento muy efectivo, ya que se tiene en cuenta la estructura ósea, la alergia a los diferentes materiales y otros elementos que puedan dañar al paciente o perjudicar la salud bucodental de este”, detalla Patricia Zubeldia, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental.

En el mercado hay implantes de calidades muy diferentes. En nuestro país no existe una normativa rigurosa de control de calidad, por lo es posible encontrar clínicas dentales que utilicen implantes de dudosa o mala calidad, o incluso copias, por lo que estos pueden sufrir más complicaciones una vez colocados en boca. Es importante conocer la tasa de rechazo del modelo de implante o que este disponga de una garantía si se rompe o estropea.

Estos factores son fundamentales para el éxito del tratamiento, la técnica a la hora de colocar el implante y la calidad de este pueden marcar la diferencia entre tener problemas o no. Tan solo 29,2% de los adultos manifiestan haber tenido problemas con sus implantes, en la mayoría de los casos de forma excepcional. El principal motivo es la insuficiente masa ósea para una correcta implantación (8,3%), pero también se dan casos de daños en los nervios y tejidos (un 6,3%) y de infecciones de los implantes (4,2%). En el caso de los mayores de 60 años, manifiesta problemas excepcionales el 55,3% de los encuestados; la insuficiente masa ósea es también para ellos el principal motivo de rechazo (para un 26,2%), seguido por la infección (7,8%) y el rechazo del implante (también para el 7,8%).

Periimplantitis, un riesgo para una de cada cuatro personas

El uso de los implantes dentales ha supuesto uno de los cambios más importantes en la práctica odontológica, pero un inadecuado mantenimiento una vez colocados en boca puede provocar la aparición de infecciones como la periimplantitis”, según apuntaba la doctora María Ángeles Sánchez Garcés, de la Universidad de Barcelona, en el I Foro Sanitas de Odontología. Se estima que al menos una de cada cuatro personas con implantes dentales puede sufrir esta dolencia, según datos de Sociedad Española de Periodoncia e Implantes Dentales (SEPA), unas cifras que hacen necesario que los profesionales pongan el énfasis en su prevención.

Para evitar estos problemas con los implantes, es fundamental realizar revisiones odontológicas periódicas, pero también una incorrecta higiene por parte del paciente puede derivar en complicaciones. La presencia de microorganismos sobre la superficie de los implantes dentales puede dar lugar al desarrollo de enfermedades periimplantarias, como la mucositisperiimplantaria y la periimplantitis. La continua presencia del biofilm oral sobre los implantes da lugar a estas lesiones inflamatorias, las cuales se producen en la mucosa que rodea un implante, que ocasionan sangrado, movilidad del implante, supuración y en casos concretos como en la periimplantitis, pérdida del hueso de soporte y por tanto pérdida del implante.

“Es por esto que la higiene y el mantenimiento de los implantes es fundamental para evitar este tipo de infecciones, para lo cual tienen que estar comprometidos tanto el paciente como el odontólogo en aspectos relativos a la prevención” concluye Patricia Zubeldia, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental. “El cuidado diario de los implantes es esencial, para lo que hay que cepillarse los dientes con pasta de dientes fluorada no abrasiva tras cada comida. Además, el cepillado se puede complementar con elementos de higiene bucodental, como los cepillos interproximales o los irrigadores”, concluye Zubeldia.

El 83,3% de los adultos y el 94,2% de los mayores están bastante o muy satisfechos tras haberse sometido al tratamiento, tal y como muestra la segunda edición del Estudio Sanitas de Salud Bucodental. Según los datos de los centros propios Milenium Dental, un 48% de los implantes colocados desde enero de 2016 se ha realizado en hombres y un 52% en mujeres. El número de implantes por paciente es de 2,13 y la edad media de los pacientes de 52 años.

Valora esta noticia
0
(0 votos)