dependencia.info

EL RINCÓN DEL DIRECTOR

Tiempos de coronavirus: “Me llevo a mi madre”

Residencia de personas mayores Adolfo Suárez en la Comunidad de Madrid
Residencia de personas mayores Adolfo Suárez en la Comunidad de Madrid (Foto: Comunidad de Madrid)

En la residencia las Marismas, de la que, por cierto, eres directora, estáis viviendo la pandemia del coronavirus.

Dos personas que mostraron síntomas hace una semana fueron trasladadas al hospital. Una de ellas murió diagnosticada con una infección vírica por Covid-19. No habéis tenido más contagios de residentes, de momento, aunque sí tenéis a cuatro residentes que muestran algún síntoma compatible que tenéis confinados en habitaciones individuales. Durante estas semanas han muerto dos personas en la residencia por causas no relacionadas con la enfermedad y una tercera parte de las gerocultoras está de baja. Algunas tienen fiebre, otras fueron confinadas tras el diagnóstico de la primera residente fallecida y otras tienen miedo de ir a trabajar.

Actualmente estáis en una situación de gran tensión, leéis y véis lo que está pasando en otras residencias y teméis que cada vez se presenten menos empleados a trabajar.

Has leído las instrucciones que llegan del Gobierno del Estado, que a veces son diferentes de las que te dan desde tu comunidad autónoma. Supones que la cosa se irá unificando, pero vives con miedo a que se te acaben las pocas mascarillas que te quedan, que alguien muera y no vengan los servicios funerarios a recogerla o que te “envíen a la fiscalía” para usarte de chivo expiatorio en una situación tan delicada.

Y así estás, navegando como puedes la situación cuando recibes este e-mail:

“Ante la crisis asistencial provocada por la pandemia del Covid-19, y específicamente la falta de personal para atender a los residentes de la Residencia las Marismas,

Solicito:

Que a la residente "Renata Arcadio Buendía " con DNI 01.234.567-G, le sea permitido el traslado temporal al domicilio de su hija "Fernanda Buendia" con DNI 01.342.567-E, en Plaza Macondo, Nº12 de Villanueva del Gastón, para poder llevar a cabo de forma adecuada los cuidados requeridos y el apoyo en el cumplimiento de las necesidades básicas de la residente, que se ha visto afectado por la falta de personal asistencial en la residencia, comprometiéndonos en todo momento a mantener su confinamiento según las instrucciones dadas por las autoridades sanitarias.

Que se reserve la plaza en la residencia para el reingreso de la Sra. Arcadio una vez acabe la situación excepcional.

Agradecemos su comprensión y esperamos instrucciones para proceder al traslado.

Estás repasando las diferentes instrucciones que has recibido y te parece que ninguna contempla expresamente que no se pueda ir alguien voluntariamente del centro. Sí, que los residentes están confinados y que no pueden recibir visitas, pero te planteas, ¿puedo imponerles mi voluntad?

Es cierto que, si rompes el confinamiento, te pueden multar, pero ¿tienes tú poder sobre residentes y familiares para evitarles salir? Y si es así, ¿cómo lo haces?

Se te ocurre que lo mejor sería pedir consejo a alguien pero, ¿lo sabrá la comunidad autónoma? ¿la delegación del gobierno? ¿El ministerio fiscal?

En tiempos de coronavirus todo parece irreal.

¿Qué harías tú?

Autor: Josep de Martí

Consulta aquí residencias de toda España

Valora esta noticia
4
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

6 comentarios