dependencia.info

La Estrategia frente al reto demográfico de Cantabria busca mejorar los indicadores de la reducción y envejecimiento de la población

Diaz Tezanos saluda a mayores.
Ampliar
Diaz Tezanos saluda a mayores. (Foto: Nacho Romero)
sábado 25 de mayo de 2019, 02:39h

La Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social ha publicado en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) la resolución por la que se aprueba la Estrategia frente al reto demográfico de Cantabria 2019-2025, con la que se pretende marcar el camino a la hora de abordar la actual situación de declive demográfico de la Comunidad Autónoma, que prevé un decrecimiento de nacimientos, un aumento de la esperanza de vida y un envejecimiento de la población.

El estudio, en el que ha participado un equipo de trabajo formado por 14 personas expertas de la Universidad de Cantabria (UC), estructura sus medidas en torno a ocho ejes estratégicos para abordar asuntos de especial relevancia como son la puesta en valor del envejecimiento en buena salud, los desequilibrios territoriales, el apoyo a la natalidad y a la fecundidad y la dinamización del mercado laboral.

También se centra en el fomento de la economía social; el apoyo a la infancia y adolescencia y a las familias; el avance en cuidados de larga duración a las personas dependientes, así como la gobernanza desde lo público, la coordinación entre los sistemas públicos y una mayor cohesión social.

Entre las más de 70 medidas que prevé poner en marcha, destaca la promoción y difusión del envejecimiento activo y saludable; afrontar el reto demográfico en las zonas de montaña con el fomento del empleo del sector primario, la puesta en valor del patrimonio edificado en relación con la vivienda rural y la mejora del transporte en las áreas rurales.

Igualmente, defiende la puesta en marcha de medidas que favorezcan la natalidad; la corresponsabilidad familiar; fomentar el acogimiento familiar, la inserción laboral de las mujeres, la conciliación de la vida familiar y laboral y el trabajo no presencial.

En materia de economía social, prevé la implantación de una tarjeta para facilitar el acceso de las personas mayores a servicios y descuentos; medidas de apoyo a todos los modelos de familias de Cantabria; abrir nuevas aulas de dos años y guarderías; potenciar el régimen de permiso paternal; mejorar la formación y asistencia sanitaria dirigida a las personas mayores, y garantizar la suficiencia económica para la sostenibilidad de los servicios sociales y sanitarios.

“No podemos mirar hacia otro lado y dejar en manos de las futuras generaciones la responsabilidad de asumir el reto demográfico que está modificando la estructura demográfica con un descenso de la población joven y en edad de trabajar”, ha subrayado la vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos.

Por ello, ha abogado por poner en marcha medidas transversales que involucren a todo el Gobierno de Cantabria y a todas las administraciones públicas que prioricen la generación de oportunidades de vida para atraer y retener población joven en Cantabria y fomentar el reequilibrio territorial entre zonas densamente pobladas, como son las ciudades, y zonas con problemas demográficos, como son los pueblos de montaña.

Con el fin de hacer frente a estos problemas en una región como Cantabria, “que sufre con mayor intensidad la baja fecundidad y el alto envejecimiento”, la también consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social ha defendido esta estrategia capaz de abordar problemas tan acuciantes como la brecha de género, “que deja a las espaldas de las mujeres los problemas de crianza de los hijos/as, la discriminación laboral y los frenos a la maternidad.

Igualmente, ha apostado por medidas sensibles con el capital humano, mediante el fomento de empleos de calidad y ofreciendo altas expectativas de vida a los jóvenes.

Para Díaz Tezanos, las estrategias frente al reto demográfico son en estos momentos de vital importancia a la hora de conseguir “una igualdad real y efectiva entre ciudadanos y ciudadanas” y para que desaparezca la discriminación y desequilibrio entre el mundo rural y urbano.

Tal y como ha explicado, la estrategia incluye un análisis exhaustivo y prospectivo con la colaboración de un equipo de 14 personas expertas de distintas áreas de la Universidad de Cantabria para planificar las políticas públicas que “deben revertir esta situación a medio plazo” y aportar soluciones en diversas materias.

En concreto, la prestación de los servicios públicos, hacer frente a la crisis de fecundidad y el retraso en la maternidad, así como el problema del envejecimiento desde el ámbito de la salud, la dependencia y los efectos económicos y sociales que va a tener en las finanzas públicas y en los nuevos escenarios económicos, son los grandes retos sociales a los que se va a enfrentar Cantabria hasta 2025.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.