dependencia.info

UGT en Navarra advierte de las graves carencias en dependencia de la Comunidad

UGT en Navarra advierte de las graves carencias en dependencia de la Comunidad
martes 13 de febrero de 2018, 17:24h

El Gobierno navarro desmiente estos datos y afirma que existen 3.037 personas en lista de espera.

UGT ha advertido este jueves de las "graves carencias" en la atención a la dependencia en Navarra y ha asegurado que uno de cada cinco personas que tienen reconocida alguna prestación o servicio se encuentran actualmente en lista de espera para recibirla.

Según los datos aportados por UGT, Navarra cuenta en estos momentos con 19.891 solicitudes de dependencia de las cuales han sido reconocidas con derechos 15.321. De ellas, 12.284 eran beneficiarias con prestaciones a finales del año pasado mientras que 3.037 están en lista de espera. Además, según sus cálculos, alrededor de 500 personas dependientes fallecen cada año en Navarra sin haber sido atendidos.

Una cifra, ha señalado el sindicato, al que habría que sumar las personas pendientes de evaluar y aplicar el Plan Individualizado de Atención (PIA) para los cuales "se ha venido empleando hasta un año y más" cuando el plazo máximo es de seis meses de demora.

Así lo ha afirmado la secretaria de Política Sindical de UGT de Navarra, Marisol Vicente, durante la presentación del Informe sobre la situación de la Dependencia en Navarra 2017, señalando además que "la aplicación de la Ley de Dependencia en Navarra no es la correcta, ni podemos sentirnos satisfechos del tratamiento global que están recibiendo los dependientes en nuestra comunidad. El Gobierno no está creando ni las infraestructuras ni los servicios imprescindibles que se necesitan y se van a necesitar en un futuro".

Igualmente, ha resaltado que "tenemos graves carencias de asistencia a domicilio, de centros de día y de atención residencial y nos faltan infraestructuras públicas para atender a todos los dependientes, medios humanos, económicos y sociales". Unas carencias que "se intentan resolver incrementando el número de las ayudas económicas a las familias y dejando caer todo el peso de la dependencia sobre ellas".

Así, mientras que en Navarra las prestaciones económicas representaban el 65,30% y los servicios el 34,70%, en diciembre de 2017, a nivel nacional esta proporción es de 42,68% y 57,32% respectivamente.

De esta manera, ha continuado Vicente, Navarra es la segunda comunidad que menos servicios presta a la dependencia y la que más prestaciones económicas destina a este fin, sólo por detrás de Valencia.

Algo que ha sido muy criticado desde el sindicato “los servicios que se prestan en la Comunidad foral son los más raquíticos de España, mientras se incrementa desproporcionadamente las pequeñas prestaciones económicas para cuidados familiares”. Según los datos del sindicato, 9.029 dependientes perciben estas “pequeñas ayudas económicas”.

Asimismo, ha apuntado que, a finales del 2017, Navarra “se situaba por debajo de la media nacional en la mayoría de los parámetros de dependencia. Se solicita menos que en el Estado, somos más exigentes al evaluar las solicitudes, reconocemos a menos personas con derecho, resultan beneficiadas menos con prestaciones, y en el reconocimiento de los Grados III y II estamos por debajo de la media nacional", ha resaltado.

En este sentido, Javier Larequi, uno de los autores del informe ha destacado que desde 2010 "Navarra ha perdido 1.226 personas evaluadas con Grado III hasta 2017 y en Grado II solo ha ganado 27".

Marisol Vicente ha destacado que, tras once años de la entrada en vigor de la Ley de Dependencia, las prestaciones “están por debajo de las ofrecidas en los países más avanzados de Europa en toda España. Un fracaso que se deriva fundamentalmente de una financiación inadecuada, del desarrollo de la propia ley y de su farragosa y desigual aplicación”, así como “la dispersión de criterios y la escasa voluntad política”.

Al respecto, Javier Larequi ha afirmado que Navarra “es la comunidad en la que menos invierte en dependencia el Gobierno central". Así, mientras que la inversión comprometida por el Estado en atención a la dependencia es del 50%, en 2016 fue del 11%, lo que lleva al Ejecutivo foral a “parchear” el sistema de atención, ha concluido.

Por su parte el Gobierno de Navarra niega los datos aportados por el sindicato, cifrando en 381 las personas que se encontraban en lista de espera al finalizar el 2017.

En cuanto al ratio entre prestaciones o servicios, apuntan desde el Gobierno que “del total de personas atendidas, el 40% recibe algún tipo de servicio, sea residencial, de atención a domicilio u otros, y el otro 60% recibe prestaciones económicas”.

El desencuentro en las cifras, continúa en cuanto al número de personas dependientes por grado, ya que según el Gobierno navarro las personas con grado III en julio de 2015 eran 3.326 y a finales del 2017 eran 3.325; las de Grado II han pasado en esas mismas fechas de ser 5.081 personas a ser 5.685; y las de Grado I, de 8.777 a 12.888.

Y también a los servicios que se ofrecen desde la administración foral: 4.964 personas atendidas a lo largo del año 2017 en servicios residenciales, 492 en servicios de atención diurna (244 en centros de día), 1.338 personas dependientes con servicio de atención domiciliaria o los 600 menores en situación de dependencia que reciben atención temprana. Añadiendo además que en los últimos dos años, se han incrementado en 344 personas al año las atendidas en centros residenciales, con un crecimiento de los servicios residenciales de un 7,45%, y un 74,29% de los centros de día un 74,29% en lo que llevamos de legislatura.

Vea aquí residencias de Navarra

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.