dependencia.info

Mirando al exterior: Atención a personas mayores en Argentina

viernes 17 de marzo de 2017, 20:43h
Entrevista con Leandro Pavón, conocedor de la gerontología argentina.
Mirando al exterior: Atención a personas mayores en Argentina
Ampliar

Hablamos con Leandro Pavón, un polifacético argentino que combina una cuidada formación académica en ámbitos de las ciencias políticas, la comunicación y la gestión empresarial con el trabajo como gerente de la Fundación España de Buenos Aires y la docencia en varios cursos y programas relacionados con la atención a mayores y discapacitados.

Leandro Pavón colabora como bloguista invitado en el blog de Inforesidencias.com y es un gran conocedor de la realidad gerontológica argentina.

Leandro, ¿cómo describirías en pocas palabras la situación de Argentina en lo que respecta a las personas mayores?

La situación en la Argentina en relación con las Personas mayores sigue los parámetros del envejecimiento poblacional propio de América latina, alta expectativa de vida, cedidos del sistema de seguridad social en el sentido de los desafíos que esto entraña para el sostenimiento de las pensiones. Consideró que nuestro país tiene un fuerte entramado socio sanitario para dar respuesta a las demandas emergentes: contamos con una obra social que ofrece cobertura a todos los adultos mayores de 65 años que ha cambiado su eje de trabajo hacia una mirada más integral abandonando el esquema centrado en lo médico.

Hay mucho por hacer pero es alentador ver cómo muchos municipios del gran Buenos Aires y del interior han generado iniciativas para fomentar y favorecer la atención centrada en la persona. Hay mucho por hacer pero la proyección es alentadora.

¿Cómo es el sector de atención a mayores en Argentina, existe tejido empresarial?

El sector a nivel empresarial se encuentra en fase embrionaria, hay un mercado prometedor con amplios niveles de rentabilidad pero con poca madurez. No se observa un sistema progresivo de atención, escasos dispositivos de centros de día, cuidados paliativos y escases de Cuidadores domiciliarios formados adecuadamente. Hay, sin embargo una conciencia en el sector público y privado de lampotencialidsd e importancia del sector y de su impacto en los próximos años.

Hay una demanda sostenida que es un fuerte incentivo para invertir en el sector. Un añadido de importancia, hubo experiencia de empresas españolas y norteamericanas que intentaron implementar sus métodos o sistemas de condominios tutelados y han fracasado por desconocimiento de las características del mercados y del sistema salud. Como en todos los nichos de mercados, los enlatados no suelen ser la mejor opción.

¿Cuáles son los temas que preocupan a quienes se dedican al cuidado de personas mayores en Argentina?

Los temas que preocupan a los que se dedican al cuidado es la oferta de formación del recurso humano en cuidado centrado en la persona y la transversalidsd con otros saberes: no basta solo conocer de la mecánica de la rotación para evitar accidentes en cama, es necesario conocer sobre demencias, el entorno familiar y el maltrato en sus diferentes variantes. Creo que es central, desde el punto de vista de la gestión, como comunicamos los servicios.

En nuestro país el sector geriátrico posee una representación social negativa y creo que allí está el punto crítico a trabajar: debemos concientizar sobre el valor de los sistemas de atención gerontológicos en términos integrales, comunicar sobre la calidad de atención, transparentar lo que hacemos y como lo hacemos. Definir una ética de trabajo y de buen trato, en definitiva contar con un buen sector empresario que no tema ofrecer sus servicios.

Estas palabras pueden sonar extrañas al lector de ultramar, y por ello la cortesía obliga a algunas aclaraciones. En Argentina no existe una ley nacional que regule la actividad de los centros residenciales, cada provincia tiene la suya, con lo cual si bien en la forma lo criterios son similiares en la práctica hay diferencias de acuerdo a qué jurisdicción se trate. Los controles no son regulares o fijados con los mismos estándares, no se incluyen criterios sobre formación de personal y en lo relativo a las normas de convivencia se puede observar una realidad preocupante: muchos centros geriátricos funcionan como pseudo lugares de reclusión.

Siendo concreto se observan prácticas según las cuales si un familiar decide con una nota a la dirección del centro que su padre, madre o por caso tía, no salgan del lugar esto se acata. Vale decir se priva al residente de su derecho de movilidad y tránsito. Esto es recurrente y hace falta un fuerte debate sobre el tema. Por otra parte añado un dato más, se calcula que por cada centro geriátrico que cuenta su habilitación, existe otro que funciona clandestinamente. Es decir no podemos saber el número real de dispositivos ni la calidad de atención y trato que se dan a los mayores.

Hablando un poco de ti, ¿qué es la Fundación España y cuál es tu función en la organización?

La Fundación España es una entidad sin fines de lucro que cuenta con un patronato integrado por miembros de la embajada de españa en Argentina, empresarios, representantes de los consejos de residentes españoles en Argentina y miembros de las federaciones de centros españoles radicados en Argentina. En sus ya 25 años de trabajo desempeña una importante labor de acompañamiento a los adultos mayores españoles residentes en Argentina por medio de diferentes programas y proyectos de asistencia en varias provincias. En cuanto a mi tengo el honor de ser el gerente desde hace 4 años y me ha permitido conocer de primera mano diversas realidades y valorar el rol del español emigrante en nuestra sociedad. Son muchas las historias que tengo en mente, pero la resumo en los versos de ALBERTO Cortés cuando le canta a su abuelo que dejo todo para labrarse un futuro mejor y aunque se encuentre allende los mares no se olvida de su tierra.

España y Argentina tienen unos vínculos muy fuertes, ¿alcanzan también a las personas mayores?

Los lazos son fuertes y esto se observa en las referencias a establecer en Argentina muchos de los parámetros de atención que se generan en España. Este año, celebrándose los 15 años de la Declaración de Madrid es una oportunidad propicia para tener en cuenta los objetivos y líneas de acción en cuanto a que envejecimiento estamos proyectando como sociedad.

Esperamos que nos sigas haciendo disfrutar con tus reflexiones #CronoMItos en el blog de Inforesidencias.com, ¿De dónde surge tu afición por la escritura?

Quiero agradecer por esta entrevista y especialmente por incluir un apartado sobre la gestión y la comunicación gerontológica. Precisamente concluyó un seminario sobre herramientas de comunicación gerontológica para periodistas con sumo entusiasmo ya que creo que nuestro tema requiere de una revolución cultural: cambiar los paradigmas es central para lograr una sociedad más inclusiva que comprenda que no hay vejez, sino vejeces. Que el hombre es único, irrepetible y con una dignidad que lo hace singular y singular será, pues, su proceso de envejecimiento. De allí a la importancia de formar un gerentes que comprendan esta realidad.

En cuanto a mi vocación de escribir, lo tomo como un imperativo pues creo qué hay que comunicar para transformar. Digo imperativo pues, al ser un admirador de Ortega y Gasset, no puedo más que obligarme a escribir lo que pienso pues, en uno de sus viajes por mi país, nos exhortó en estos términos: "Argentinos a las cosas". No vale con pensar en los cambios hay que disponerse a hacerlos. Creo, que por eso escribo.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios