dependencia.info

LA PATRONAL GESCA VE "INVIABLE" UN INCREMENTO SALARIAL DE 600 EUROS AL MES

Los sindicatos mantienen la huelga en las residencias de Bizkaia mientras no se publifique el sector y se siente a negociar la Diputación

Huelga de residencias en Bizkaia
Ampliar
Huelga de residencias en Bizkaia (Foto: Sindicato ELA)
miércoles 23 de marzo de 2022, 13:19h

La huelga en las residencias de Bizkaia continua porque la negociación está bloqueada ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo entre los trabajadores y la patronal, aunque desde el sindicato ELA se pide, además, que se siente a negociar la Diputación Foral. Igualmente, las manifestantes reclaman también la equiparación de sus salarios con los de las trabajadoras del IFAS (Instituto Foral de Asistencia Social) y se quejan de "ratios insuficientes".

La Asociación Empresarial de Gestores de Centros Asistenciales (GESCA) ve "inviable" para las empresas este planteamiento. Así lo explica su portavoz, Aitor Pérez Artetxe, que entiende que "es absurdo que se siente a negociar la Diputación porque es un cliente que compra, aproximadamente el 40% de las camas, pero no es la patronal".

Del mismo modo, apunta, "lo que quieren es la publificación del sector, es decir, que se convierta en sector público" y "con esta equiparación salarial con el IFAS lo que quieren es la equiparación con los funcionarios".

La patronal recuerda que el sector ha pasado un primer año de covid muy malo, que tienen unos problemas importantes de ocupación porque no se les ha permitido incorporar residentes, el incremento de costes y que hasta el 31 de septiembre no se ha concertado, pero "después de varias reuniones con los sindicatos en las que ellos pedían la equiparación con lo público y que se siente la Diputación, se han levantado de la mesa y han iniciado las movilizaciones", pero con el matiz, aclara Pérez Artetxe, de que "los servicios mínimos son del 100%, es decir, son huelgas comunicativas con mucho ruido, pero no efectivas.

La patronal insiste en que "no es viable" que los trabajadores pidan "un incremento salarial de 600 euros al mes, teniendo en cuenta que ya están un 50% del salario estatal y, además, 200 horas menos de jornada laboral".

Vea aquí residencias del País Vasco

Pero en frente, el responsable de ELA, Ander Akarregi, confirma "la apuesta del sindicato por la publificación del servicios de los cuidados, pero no solo en las residencias, en todos los servicios contratados por la Administración pública que están gestionados por empresas privadas que quieren ganar dinero".

"Nosotros, lo que solicitamos es la equiparación en condiciones de trabajo a las trabajadoras del IFAS porque más del 50% de las plazas concertadas con las residencias privadas están financiadas con dinero público", señala.

"Si el dinero público está financiando la concertación, entendemos que no tiene que haber ninguna diferencia en condiciones salariales y de trabajo con respecto a ese colectivo", subraya Akarregi, que añade: "A pesar de que en la negoviación de convenio somos dos partes, patronal y sindicatos, hay una tercera pata, que es la Diputación, que juega en la negociación y participa de la misma sin estar presente".

El portavoz del sindicato mayoritario lamenta que han pedido "hasta en cuatro ocasiones" a la Diputación que se siente a hablar con ellos, pero "ni siquiera han respondido". "No nos reciben y no sabemos cuál es su intención por lo que estamos en una situación de bloqueo", concluye Ander Akarregi.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios