dependencia.info

Aislar el covid 19 en Residencias: Objetivo cero nuevos contagios

lunes 06 de abril de 2020, 13:24h
Joaquín Sastre.
Ampliar
Joaquín Sastre.

En muchas residencias de toda España hay infectados por covid19 y muchos luchamos día a día por limitar sus efectos en nuestros mayores con diferentes resultados. Multitud de centros han aislado desde hace días en las habitaciones a todos los mayores y esta, lógicamente, debe haber sido la primera medida para evitar los contagios entre usuarios. La segunda medida, que también realizamos por costumbre, supone trasladar a los usuarios con síntomas (fiebre, tos, diarrea…) al área clínica que, en algunos centros se ha ampliado por la incidencia del covid. La tercera que todos habremos tomado es la toma de temperatura dos veces al día a usuarios y trabajadores, y la cuarta, poner mascarillas a todo el personal del centro. Hasta aquí habremos llegado, pues es nuestra forma de trabajo. En los hospitales se trabaja con pijama blanco o desechable y recomiendo tomar también esta medida, pues nos evitará trabajar con ropa que pudiera contener covid. Evitaremos así contagios con la ropa y aliviaremos y protegeremos al personal de lavandería.

El confinamiento debe ser de un mínimo de dos semanas pues de lo contrario no estaremos seguros de que los mayores de esa habitación estén libres de covid. Tenemos que tener en cuanta que en muchos centros dos usuarios comparten una misma habitación, por lo que si hubiera de entre los dos uno solo contagiado, este puede empezar a tener síntomas el séptimo día de confinamiento y contagiar a su compañero a partir de ese momento que es cuando empezará a desarrollar el virus, apareciendo el catorceavo día del confinamiento. Si tuvimos un exitus, un traslado al área clínica o al hospital es probable que se haya cubierto la cama con otro usuario no contagiado de otra habitación y el contagio no se hará esperar. Si, probablemente a los catorce días del cambio de habitación y vuelta a empezar…

Por ello es importante que pongamos todo nuestro empeño en ciertas medidas que a continuación detallo:

1.- Poner mascarillas quirúrgicas a todos nuestros usuarios. En el caso probable que no tengáis, utilizar de tela. Os estarán llegando de múltiples voluntarios y son validas para nuestro propósito: evitar contagios entre los usuarios de una misma habitación. Es evidente que trabajamos con mayores que tienen deterioro cognitivo y que en ocasiones se las quitan o no se las quieren poner. El personal debe estar muy atento durante los primeros diez días de confinamiento y en la medida de lo posible que no haya en una misma habitación dos personas sin mascarilla, evitar ponerlos de frente y aislar a los usuarios a los primeros síntomas de tos.

2.- Desinfectar habitaciones de exitus o usuarios trasladados a clínica u hospital

a) debemos poner toda la lencería y ropa en bolsas grandes de basura cerradas y dejarlas en un sitio acotado o bien desinfectarlas lavándolas con lejía preferiblemente o con jabón a 60 grados. Si las dejamos cerradas más de 15 días se supone que el virus morirá así que, ya posteriormente las abriremos y desinfectaremos. También podemos precintar el armario dejando la ropa inutilizada para tratarla más adelante. Esta medida es rápida y alivia mucho en caso de falta de personal.

b) utilizaremos un pulverizador para toda la habitación al que le pondremos agua con lejía al 0,2% o agua con alcohol al 70% para desinfectar las habitaciones. El agua oxigenada al 50 % es valida también. La lejía es el mejor producto para eliminar el virus, pero también podemos degradar pisos, cortinas, etc. por lo que podemos utilizarla para paredes, suelos, ventanas, armarios y otras superficies no degradables, y el alcohol, para cortinas, visillos, etc. Los pulverizadores pueden ser de varios tipos como por ejemplo las mochilas que se utilizan para desinfectar en el campo o pistolas de pintar a presión que venden en multitud de tiendas. Cualquiera de estos no vale más de 70 euros. Nuestro personal de mantenimiento debidamente equipados con EPIs debe pulverizar la habitación entera eliminando el virus si lo hubiera. Transcurridos unos 5 minutos ya podemos limpiar la habitación.

Si disponéis de monos de protección, batas de plástico y/o pantallas os sugiero que utilicéis estas mismas pistolas para desinfectar los EPIs y poderlos así reutilizar. Es practico y rápido. En ocasiones se puede rociar con cuidado al personal con el traje puesto.

3.- Trabajar según el estado del usuario.

Sin animo de estigmatizar a nadie es necesario trabajar en una clasificación que nos permita conocer y trabajar de manera diferenciada. Podemos, por ejemplo, poner círculos de color en las habitaciones:

a) serán verdes los que han cumplido ya 14 días de confinamiento y

b) naranjas los que, o bien no lo han cumplido o bien tenemos dudas sobre su estado por tener un síntoma del covid o simplemente estar decaídos o extraños. El magnifico personal que tenemos conoce desde hace tiempo a nuestros mayores y saben cuando están raros por algo

c) obvio decir que los círculos rojos no se ponen en habitaciones ocupadas pues serán de clínica y/u otros espacios ocupados para atender a los enfermos. También son rojas las habitaciones a desinfectar por exitus o traslado por contagio. Estas no se ocupan hasta la desinfección.

Cerraremos el circulo poniendo en dichos carteles el primer día de confinamiento del ultimo usuario que ocupo la habitación para así conocer cuando cumplió o cumplirá los 14 días.

Quizá los arboles no nos estén dejando ver el bosque, pero espero que, al empezar a poner círculos verdes en las habitaciones podáis daros cuenta de que hay un motivo para seguir luchando…

4.- Personal diferenciado para evitar contagios Es recomendable diferenciar el personal y trabajar por colores. Los trabajadores de las habitaciones naranjas tendrán que ir con más EPIs y mucho cuidado. Es imprescindible que se den gel en los guantes cada vez que cambien de habitación. Para los centros que no puedan hacer estos equipos de trabajo os recomiendo empezar por las habitaciones verdes y seguir después con las naranjas.

5.- En el caso de no poder evitar dichos cambios por logística interna entonces tendremos que trabajar con estas premisas:

a) Desinfectaremos cuando se incorporé alguien a esa habitación

b) Agruparemos verdes con verdes y naranjas con naranjas y dentro de estos los que mas días lleven confinados. La nueva fecha de confinamiento de los 26/3ocupantes pasará a ser la mínima entre los dos por lo que debemos evitar poner naranjas, por ejemplo, que les falte solo un día con otro que acabe de empezar el confinamiento.

La idea es trabajar a la inversa de lo que tenemos por costumbre creando áreas libres de virus en los centros, pues las habitaciones naranjas pasaran en poco tiempo a ser verdes por cumplir el confinamiento mínimo o por traslados a clínica.

La variable mas importante en estos momentos es el numero de nuevos contagios y debemos poner todo nuestro esfuerzo en esta tarea. Los profesionales sanitarios se están dejando la piel en la atención de los enfermos, pero es muy importante que el resto del personal tenga una bandera por la que luchar y sin duda, evitar nuevos contagios lo es. El resto de los ingredientes todos los directores los sabéis: informar, formar y motivar. Utilizar un un grafico de nuevos contagios en cuanto veáis que desciende la curva y mucho animo, compañeros.

Joaquín Sastre Palacios

https://www.linkedin.com/in/joaquinsastre/

Consulta aquí residencias de toda España

Valora esta noticia
5
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios