dependencia.info

Arquitectura y residencias: Una residencia en Singapur que muestra un modelo de atención diferente

La residencia de personas mayores Thye Hua Kwan en Singapur.
Ampliar
La residencia de personas mayores Thye Hua Kwan en Singapur.
miércoles 29 de enero de 2020, 01:18h

Cuando en “Arquitectura y Residencias” buscamos proyectos de centros residenciales para personas mayores para compartir intentamos seleccionar aquellos que sean originales, llamativos o innovadores. Normalmente vemos cómo un proyecto es una plasmación de un modelo de atención, de una forma de trabajar. A veces la parte estética nos deslumbra, pero lo que esconde detrás nos deja más fríos o intrigados.

Opinión de Marc Trepat, arquitecto especializado en el diseño de residencias asistidas para mayores


Lo hemos dicho y escrito muchas veces: lo primero que debemos conocer para diseñar una residencia para mayores es a las personas que van a ocupar el edificio y su circunstancia.

Entre las circunstancias está también la cultura en la que se han desarrollado. Por eso es tan difícil que un arquitecto pueda internacionalizar sus servicios en este campo, porque es imprescindible conocer la cultura de las sociedades donde se deben construir estas residencias. Es por este motivo que, aunque siempre hablamos del modelo nórdico cuando nos referimos a las residencias que diseñamos, no es cierto que sean exactamente iguales a las residencias que nos encontramos en estos países.

El modelo que defendemos es el nórdico en cuanto a su distribución por unidades de convivencia, pero traducido y adaptado a la cultura mediterránea y, por tanto, son diferentes arquitectónicamente a las nórdicas.

Dicho esto, sí es cierto que, a parte de la cultura de cada país o zona geográfica, las personas mayores con dependencia y/o demencia tienen características parecidas que requieren soluciones similares.

Un hecho que hemos aprendido de personas expertas de otros países y consideramos común a todas las culturas es el perfil de las personas mayores con demencia y sus dificultades para entender lo que pasa a su alrededor y su incapacidad para expresar en palabras sus sentimientos. Y también sabemos que siguen sintiendo como todas las personas humanas: decepciones, tristezas, alegrías, euforias etc. Delante de estas circunstancias, pienso que la solución en Singapur de habitaciones de 8 personas con este carácter tan hospitalario es prácticamente imposible que se pueda imponer en nuestra zona geográfica y dudo que sea una buena solución también para los singapurenses.

Entrando a valorar la arquitectura estrictamente hablando, debo decir que el edificio juega con unas bandas horizontales que, sin duda, le da un movimiento a la fachada interesante, pero el tipo de ventanas con esta distribución tan regular le quita todo el movimiento, dándole una imagen totalmente previsible más parecida a un edificio de oficinas que a una residencia para mayores.

Las habitaciones de 8 camas ordenadas dan una imagen que ya pensaba que no vería nunca, más cercana a los asilos de nuestros antepasados que a una residencia moderna de 2015 en pleno siglo XXI. En estas habitaciones también se puede ver la ventana que hay en fachada con la carpintería totalmente regular. Si fuese una sala de trabajo o un Coworking podría ser el mismo espacio. Así pues, ¿qué diferencia hay entre este edificio u otro que pueda tener cualquier otro uso?

Finalmente, los colores interiores tipo pastel, abusando de los blancos y los colores excesivamente claros, dan una imagen totalmente hospitalaria, fría y sin contraste, donde las personas mayores temo que se van a encontrar perdidas por la falta de referencias ni sistemas de orientación espacial.

Singapur es una de las ciudades estado que pasa por un momento de gran expansión en muchos aspectos, pero también es cierto que esta velocidad que se ha dado a su economía también lleva a quedarse atrás en muchos aspectos y quizás la atención a los mayores sea uno de ellos.

En arquitectura también podemos encontrar ejemplos realizados muy de cara a la galería, sin sentido alguno, como puede ser el edificio Marina Bay Sans, un grupo de tres rascacielos con un barco encima que los cubre en forma de piscina. La velocidad en la economía ha hecho mucho daño a la arquitectura. Siempre he pensado que la pausa, la reflexión y el sentido común hacen que la creación sea más sensata y útil a las personas que, como siempre digo, es la finalidad del trabajo de los arquitectos: mejorar la vida de las personas.

Respondiendo a tu pregunta Josep, espero y deseo que en el futuro nuestras residencias no se parezcan a las de Singapur.

Marc Trepat Carbonell

Arquitecto B\TA

Esta semana viajamos mentalmente a la residencia de Ancianos Thye Hua Kwan, un edificio de 7 plantas situado en Singapur, que atiende a 285 residentes mayores con diferentes niveles de dependencia y, algunos de ellos con deterioro cognitivo.

El edificio se construyó en 2015 por lo que imaginamos que representa el modelo de atención al uso en esa próspera ciudad/estado.

Propongo a quienes estén leyendo esto que primero repasen las siguientes líneas: una explicación que hace la web de la residencia. Después, propongo imaginarse el modelo de atención que creen se ofrece en una residencia que se presenta así y, por último, mirar las fotografías.

Vamos a ello:

La residencia Thye Hua Kwan busca mejorar la calidad de vida de los singapurenses de edad avanzada. Infraestructura adaptada para personas mayores, jardines paisajísticos, gimnasio de rehabilitación, instalaciones adaptadas para sillas de ruedas; y los programas regulares de participación con varias escuelas aseguran que los residentes permanezcan activos y brindan una oportunidad para que los estudiantes involucrados aprendan sobre planificación efectiva y mejoren sus habilidades de interacción social.

Comodidades

La residencia está construida con una infraestructura adaptada para personas mayores, que cuenta con servicios como jardines paisajísticos, un gimnasio de rehabilitación, instalaciones adaptadas para sillas de ruedas y barras de apoyo localizadas.

Programas e iniciativas

En asociación con una gran cantidad de organizaciones, se han implementado una serie de programas para mantener a los residentes comprometidos y estimulados activamente para contrarrestar los cuatro problemas principales de soledad, aburrimiento, desesperación y aislamiento para aquellos que permanecen bajo cuidado residencial.

Actividades con Escuelas

Se han establecido programas regulares de participación con varias escuelas en los alrededores. Los estudiantes interactúan con los residentes cada quince días.

Los estudiantes de la Escuela Secundaria Hougang también llevan a cabo sesiones simples de terapia de demencia, como el uso de tarjetas de memoria para invocar recuerdos y sesiones de lectura de periódicos todos los viernes por la tarde.

El Club de Servicio de Bienestar de la Universidad Tecnológica de Nanyang proporciona voluntarios para apoyar y participar durante eventos y salidas internas. Estos arreglos aseguran que nuestros residentes permanezcan activos y brindan una oportunidad para que los estudiantes involucrados aprendan sobre una planificación efectiva y mejoren sus habilidades de interacción social.

Integrados en la Comunidad

La residencia también trabaja activamente con organizaciones de base, ya sea mediante la obtención de donaciones o colaboraciones de otro tipo. Esto incluye el Comité de Residentes, el Comité de Base de la Asociación Popular, el Grupo de Base Aljunied GRC y las Oficinas de Servicio Social

Innovación y productividad

La residencia también está explorando oportunidades de colaboración con el Instituto de Tecnología de Singapur (SIT) para llevar a cabo proyectos de innovación para mejorar las instalaciones y encontrar formas de aumentar la productividad de la mano de obra. Los estudiantes miembros de la facultad de diseño de interiores propondrán diseños especialmente diseñados para mejoras del mundo real. Los miembros de la facultad de la escuela también participarán en proyectos que pueden ayudarnos a resolver problemas del mundo real en el espacio institucional de atención médica.

Expansión

Intentamos responder a las necesidades que tiene Singapur de más servicios de cuidado a personas mayores en el Sector de Cuidado Intermedio y de Largo Plazo. Por eso hemos sido contratados por el gobierno para proporcionar Servicios de Cuidado Personal a Domicilio y Estancias Temporales.

¿Qué modelo de atención ofrece esta residencia de personas mayores?

Veamos las fotografías:

Ciertamente el diseño del exterior tiene aspectos muy llamativos.

¿Son unidades de convivencia?

Sólo hace falta ver las fotos del interior para descubrir que el modelo de atención que se presta es institucional.

Pero es cuando vemos la imagen de uno de los dormitorios cuando de verdad descubrimos que el modelo es cuasi-hospitalario en su versión británica. O sea, que más que habitaciones individuales o dobles estamos en “salas” (wards) en las que conviven y duermen un elevado número de residentes.

Ocho personas compartiendo un gran dormitorio con separadores de cortina (vemos las barras en la parte superior), con ventiladores en el techo, lo que nos hace pensar que quizás no haya aire acondicionado; sin armarios individuales, aunque sí una pieza de mobiliario que parece una mesilla de noche/cajonera.

En los viajes de Inforesidencias hemos visto en Suiza y Alemania un concepto llamado “Oasis de cuidado” en el que una serie de personas mayores con una demencia avanzada comparten un espacio en el que duermen y viven. Si alguien quiere ver el vídeo que hice entenderá que no tiene nada que ver con lo que esta semana comentamos.

Tampoco tiene nada que ver con alguna residencia que he visitado en Rumanía (ver vídeo) con habitaciones de cinco camas. En ese caso se trataba de un edificio existente con un modelo heredado y la explicación que recibíamos era que cuando hiciesen nuevas residencias serían totalmente diferente. La residencia que hoy explicamos se ha construido así intencionadamente, siguiendo un modelo que se ha considerado adecuado.

Me gusta traer esta residencia a la consideración de todos porque viene de un país peculiar, muy lejano, pero con algunas cosas en común con España. Singapur es una ciudad/estado con unos 5.600.000 habitantes entre los que conviven personas de 196 nacionalidades diferentes con una de las densidades de población más altas del mundo (viven casi 8.000 habitantes por kilómetro cuadrado, más que en Hong Kong). Esto hace que encontrar terreno adecuado para construir resulte difícil y muy caro. Además tienen una tasa de envejecimiento elevada que va a doblarse en los próximos 30 años.

Viendo esta residencia no resulta difícil pensar que la apuesta que hay detrás da más peso al número de personas atendidas que a la idea de la individualización y el “centrarse en la persona”. Normalmente cuando pensamos en “salas asilares” te vienen a la cabeza asilos de ancianos de siglos pasados. Sin embargo, sólo hace falta buscar unas cuantas páginas web de residencias en Singapur para ver que allí, el modelo es el de habitaciones para más de cuatro personas con servicios comunes (algunos ejemplos: Residencia Anglicana de Singapur, noticia sobre apertura de cuatro residencias).

No sé cual es el motivo por el que, en Singapur, sin duda un país avanzado, optan y mantienen un sistema tan alejado del que se va imponiendo en otros países (pienso en Europa, Estados Unidos, Japón o Australia). No parece que sea estrictamente económico ya que tienen una renta per cápita elevada y un modelo de atención que ofrece ayudas económicas para ingresar en residencias a quien lo necesita.

Según una web especializada, el precio medio por ser atendido en una residencia de ancianos en Singapur, oscila entre los 1.200 y los 3.500 dólares por mes antes del subsidio gubernamental, que puede ir del 10% al 75%. El precio varía según la cantidad de personas que comparten una habitación y el nivel de atención requerido. Para aquellos que optan por habitaciones privadas costará alrededor de 4.000 a 6.500 dólares por mes. También hay cargos variables adicionales (cuando corresponda), como pañales para adultos, alimentos especiales, servicios de ambulancia, sesiones de terapia, etc.

Una gerocultora en Singapore gana más o menos lo que en España, unos 1000€ al mes.

¿Es posible prestar una atención adecuada en una residencia como la que hoy describimos? Esta es la fotografía que trata de atención en su página web.

O sea, que esta residencia nos puede servir para pensar que, depende de cómo hagamos las cosas, el futuro de las residencias de tercera edad en España no necesariamente se parecerá a lo que conocemos en los viajes geroasistenciales a Dinamarca o Suecia. También es posible que nos encaminemos a Singapur.

En nuestras manos está.

Web del despacho de arquitectos que diseñó la residencia

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.