dependencia.info

Residencias y tecnología asistencial: ¿cómo invertir con sentido?

Por Antonio Atarés
martes 21 de enero de 2020, 18:36h
Antonio Atarés
Ampliar
Antonio Atarés

Los profesionales de cualquier residencia para personas mayores o para personas dependientes deberían hacerse periódicamente la siguiente pregunta: ¿cómo podemos mejorar la calidad asistencial?

La respuesta se suele asociar a aumentar la plantilla de trabajadores, lo cual muchas veces es económicamente complicado, o bien a establecer programas para mejorar procesos contando con el personal existente. Estos programas están en la línea de la Atención Centrada en la Persona (ACP) que engloba muchos aspectos, o se centran en temas más concretos como la eliminación o reducción de sujeciones.

Pocos profesionales se plantean mejorar tecnológicamente. Cuando se habla de tecnología y residencias muchos imaginan salas de estimulación sensorial, o bien gafas de realidad virtual u otro tipo de herramientas terapéuticas basadas en ordenador o móvil. Incluso en robots.

Pocos se plantean mejorar un sistema con el que conviven a diario y que en un alto porcentaje de los casos está desfasado, infrautilizado o ambas cosas. Es el sistema que debería garantizar el bienestar de los residentes cuando tienen un problema, en ocasiones problemas graves que pueden afectar a su seguridad. Me refiero al sistema de llamada asistencial, a veces conocido como llamada a enfermera, o incluso “timbre”.

Hoy día estos sistemas no son solo para personas que son capaces de accionar un pulsador y hablar, sino que disponen de sensores de diversos tipos que pueden detectar situaciones sin la participación del residente, y sin afectar a su privacidad.

Según mi experiencia los profesionales de la asistencia asumen que el sistema de llamada existente en el edificio es el que es y no se plantean su mejora, como tampoco lo hacen con la instalación eléctrica por ejemplo. Quizá el no encontrar un interlocutor con el que tratar esos temas sea un gran impedimento. Trataré de ser ese interlocutor.

Muchas veces me he encontrado con sistemas obsoletos, descatalogados o sin soporte por parte del fabricante. Éste a veces ha desaparecido o en el mejor caso propone una renovación total y bastante costosa del sistema. Es normal que tras 10 años o más un sistema tecnológico deje de tener validez y haya que renovarlo pero no veo tan normal volver a caer en errores pasados a la hora de decidir que tipo de sistema escoger.

Cuando compramos un móvil damos por hecho que será compatible con la red de cualquier operador, que se podrá conectar a la wifi de cualquier lugar, etc. Sin embargo cuando se construyen residencias se instalan sistemas específicos, con dispositivos compatibles solo con un fabricante y a veces utilizando una infraestructura (cableado y electrónicas diversas) que solo sirve para ese único fabricante.

Parece que el prescriptor de un sistema de ese tipo trata de “fidelizar” al cliente, que pasa a ser dependiente de su tecnología. No estoy en contra de PUFs (Productos de Único Fabricante) cuando no hay otra opción, o cuando las opciones genéricas no cumplen lo requerido, pero me temo que se venden muchos PUFs por motivos ajenos a la funcionalidad.

Algunos fabricantes han acogido las tecnologías IP para la infraestructura de red pero siguen usando equipos específicos para las habitaciones, así como equipos centrales que solo ellos pueden suministrar y mantener.

¿Por qué no utilizar móviles convencionales para que los trabajadores reciban las llamadas asistenciales de las camas, los baños, etc?. Si en la residencia hay wifi, lo que debería ser una infraestructura básica en pleno 2020, los móviles pueden conectarse sin necesidad de tarjetas SIM y sin tener que pasar por ningún operador. Se puede monitorizar la conexión de esos móviles con el punto de control y saber que trabajadores están disponibles para recibir las llamadas (algo que no es factible con teléfonos DECT) y además recoger información de lo sucedido durante cada asistencia.

Esa información se puede guardar en un ordenador que actúe como servidor y otros ordenadores conectados local o remotamente podrían ver el funcionamiento en tiempo real o cuando hiciera falta. Dicho servidor permite personalizar multitud de aspectos relacionados con los residentes o los trabajadores, mejorando así la asistencia en fiabilidad y velocidad.

Otros fabricantes venden la idea de los sistemas “sin instalación”. Aparentemente todo lo inalámbrico es mucho mejor porque evita costes de instalación, lo cual es bastante cierto. Pero decir que es tan fiable como lo cableado es manifiestamente incorrecto. No hablan casi nunca las desventajas de las baterías ni del alcance de las señales, problemas de interferencias...

Volviendo a mi experiencia, siempre que un equipo del sistema de llamada asistencial sea de naturaleza fija, es decir que no precise movilidad, la mejor opción es cablearlo pues a la larga los costes y los problemas serán bastante menores que la opción inalámbrica. Por otro lado estos fabricantes no suelen mencionar que sus productos son PUFs, es decir que para cualquier problema el cliente no tiene más remedio que depender de ellos.

Como conclusión, si es usted el responsable de la mejora o renovación de un sistema de llamada asistencial para su residencia, plantéese invertir con sentido y asesórese adecuadamente valorando más de una opción. Piense en el medio y largo plazo y no se ate a un solo fabricante, apueste por tecnologías abiertas, extendidas y de fácil adquisición. Apueste por wifi, por móviles, por sistemas que puedan evolucionar con sus necesidades, que son las de los residentes y los trabajadores.

Creo que es posible avanzar en ACP y eliminación de sujeciones utilizando un sistema asistencial con sensores, fiable y personalizable, abierto a variadas tecnologías y en constante desarrollo. Estoy deseando encontrar interlocutores interesados de verdad en este mismo enfoque. ¿Hablamos?

Antonio Atarés, director de Integración Digital Ingenieria

proyectos@integraciondigital.es

Consulta aquí residencias de toda España

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios