dependencia.info

Vacaciones de verano con personas dependientes

Vacaciones de verano con personas dependientes
jueves 30 de junio de 2016, 01:29h
Aunque todavía falta mucho, en los últimos años ha habido una inversión importante para que establecimientos, medios de transporte y destinos sean accesibles.

Ya ha llegado el verano, y con él las vacaciones. Elegir el lugar donde disfrutarlas cuando tenemos que hacerlo con una persona dependiente o con alguna discapacidad puede frenarnos a la hora de tomar la decisión. Pero, salir de la rutina, aunque sea a la casa familiar del pueblo o a una segunda residencia, es imprescindible para mantener la salud de toda la familia.

Según el Informe de UDP sobre 'El papel de las personas mayores en el cuidado a dependientes' de junio de 2014, el 13,6% de las personas mayores de 65 años y el 15,8% del conjunto de la población, cuidan regularmente a una persona con una dependencia. Nueve de cada 10 mayores de 65 años cuidadores, presta estos cuidados de forma continua (91%) a lo largo de todo el año, y solo uno de cada diez, por temporadas (9%).

Además si tenemos en cuenta que las personas mayores de 65 años llevan prestando estos cuidados 11 años de media, y que el 50,5% no recibe ningún tipo de ayuda (el 36,7% de la población general), se han ganado sin duda unas merecidas vacaciones.

Aunque todavía falta mucho por hacer, en los últimos años ha habido una inversión importante para que los establecimientos, medios de transporte y los destinos logren ser accesibles. Y cada vez más, ya que no se puede dar la espalda al 12% de la población adulta de la UE, que según un Estudio de la Red Española de Turismo Accesible (Red Estable), puede clasificarse como potenciales turistas con discapacidad.

Según este Estudio si a este número añadimos el 2% de menores de 16 años que padecen alguna discapacidad, los turistas con movilidad reducida (PMR,s) sin una discapacidad permanente y los acompañantes de este segmento de la población, el volumen total del mercado potencial de las personas con discapacidad y movilidad reducida en la Unión Europea sobrepasa fácilmente los 120 millones de turistas.

Importante beneficio económico por turismo

Y los ingresos potenciales para el sector turístico provenientes del segmento de turistas con discapacidad de la UE podrían situarse entre los 88 y los 126 billones de euros por año. Captando únicamente el 10% de este enorme potencial de mercado los ingresos podrían ascender a alrededor de unos 10 billones de euros.

El mercado potencial de turistas con discapacidad en los tres principales países emisores de turistas hacia España (Alemania, Reino Unido y Francia) asciende a alrededor de 58 millones de turistas incluidos los acompañantes. Captando solo el 5% de este mercado el sector turístico español ingresaría cerca de 2,5 billones de euros.

Accesibilidad

Así, no es de extrañar que la accesibilidad se esté convirtiendo en un elemento básico de calidad de la oferta turística, de mejora de la imagen de las empresas y destinos que les permite posicionarse como socialmente responsables. Además de ser una oportunidad de negocio orientada a nuevos clientes, que permite la desestacionalidad. Sin olvidar lo más importante, y es que es un derecho de todos los ciudadanos el acceso, la utilización y el disfrute del entorno natural y de que se le presten los servicios adecuados.

Por aire

A la hora de desplazarse, en los aeropuertos, AENA ofrece un servicio gratuito de asistencia a Personas con Movilidad Reducida (PMR). Debe solicitarse al menos con 48 horas de antelación y necesariamente al hacer su reserva o adquirir su billete a través de su agente de viajes o compañía aérea.

Las compañías aéreas utilizan unos códigos reconocidos internacionalmente para identificar el nivel de asistencia que tienen que prestar a una persona con movilidad reducida en cada caso. Así, para los pasajeros con deficiencias visuales se utiliza el código BLND; para los que tienen deficiencias auditivas, sordos o sordomudos, DEAF; pasajeros completamente inmóviles, que puede desplazarse únicamente con silla de ruedas u otro medio similar y que necesitan asistencia en todo momento desde que se presentan en el aeropuerto hasta su ubicación en el avión, incluso en asientos específicos para su situación (análogo para pasajeros de llegada), WCHC; etcétera.

Por tierra

Renfe, ofrece también el servicio gratuito Atendo de Atención y Asistencia a viajeros con discapacidad o movilidad reducida. Debe solicitarse en el momento de la compra del billete por cualquiera de los canales de venta o bien a través del teléfono 902 24 05 05.

En ese momento debe indicarse si la asistencia es para una persona que viaja en su propia silla de ruedas que ocupa plaza H; una persona en silla de ruedas plegable que viaja en una plaza regular; si es una persona con discapacidad auditiva o visual, con o sin perro guía/asistencia: o si es una persona con dificultades de desplazamiento.

Si la opción es viajar en autobús, la compañía Alsa cuenta con un Plan de accesibilidad para personas con discapacidad, si exigen que toda persona no autosuficiente viaje en compañía de una persona sin discapacidades físicas, de al menos 16 años y que esté capacitada para proporcionar la asistencia necesaria. Cuando un pasajero con discapacidad o movilidad reducida viaje con su acompañante, se procurará asignar al acompañante un asiento junto al viajero con discapacidad o movilidad reducida.

Para dormir

En cuanto al alojamiento la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física, PREDIF, editó en el año 2007 la guía de 100 Alojamientos Turísticos Accesibles para todos, también buscadores de hoteles en Internet como Booking, entre los filtros de búsqueda tienen el de ‘Adaptado personas de movilidad reducida’.

Si nuestro destino es alguna de las Ciudades Patrimonio de nuestro país, o preferimos recorrer alguna de nuestras Vías Verdes, ofrecen información sobre los recorridos, actividades, o servicios con accesibilidad.

Además el PREDIF ha editado entre otras, una guía sobre Monumentos, museos y puntos de interés turístico Accesibles para Todos (2010); Espacios y Actividades de Ocio y Tiempo Libre para Todas las Personas; y la última Guía de las Rutas Enológicas Accesibles para todas las personas.

Gestiona también un programa anual de viajes de turismo cofinanciado por el IMSERSO del que pueden beneficiarse las personas con discapacidad. El objetivo de estos viajes es facilitar a las personas con gran discapacidad, la práctica de unas actividades de ocio similares al resto de la sociedad, dentro de un ambiente normalizado y con el apoyo personal que precisan.

Las opciones para que personas con alguna discapacidad o una dependencia leve y sus familias puedan disfrutar de unos días de vacaciones y descanso cada vez son más.

Hay que intentar aprovecharlas, hacer un poder, romper con la rutina, y volver a disfrutar todos juntos, ya que en cualquier circunstancia unos días de desconexión, de conocer nuevos sitios y gente nueva, nos ayudan a todos a airearnos y afrontar el día a día con más fuerza.
Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios