dependencia.info

PRESIDENTE DE CLECE

Cristóbal Valderas: "La calidad siempre ha de primar por encima de la oferta económica para evitar fraudes y mala atención"

Cristóbal Valderas, presidente de Clece.
Ampliar
Cristóbal Valderas, presidente de Clece. (Foto: Clece)
miércoles 24 de marzo de 2021, 21:27h

Entrevista a: Cristóbal Valderas, presidente de Clece

1.- ¿A qué hora suena su despertador?

Me despierto muy temprano y no necesito despertador.

2.- ¿Cuál es su principal objetivo como presidente?

Dar el servicio que necesitan nuestros usuarios y clientes con la máxima calidad posible y dignificando las condiciones laborales de nuestros trabajadores.Trabajamos por la dignificación de los profesionales a través de nuestro compromiso con el empleo de calidad y trabajamos intensamente por la inclusión laboral de los colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión – hoy más de 9.000 de nuestros empleados pertenecen a los colectivos más desfavorecidos-.

3.- ¿Qué podría hacer que no consiguiera ese objetivo?

Hay que dedicarle esfuerzo, tiempo, paciencia… y disponer de un gran equipo como el de Clece para conseguirlo.

4.- ¿Qué le gustaría ser si no fuera presidente?

Dirigir una asociación sin ánimo de lucro. Por esa razón hace cuatro años impulsé la creación de la Asociación Corazón y Manos, una asociación formada por empleados de Clece, cuyo objetivo es, por medio de proyectos solidarios, ayudar a personas que se encuentran en situaciones muy complicadas.

5.- Ley de Dependencia, ¿cambiaría cosas o haría una nueva?

Creo que deberíamos empezar por tratar de cumplir la actual, aprobada en 2006, y que no cuenta con la financiación suficiente para poder llevarse a cabo, lo que ha hecho que tengamos una situación dramática: más de 230.000 personas dependientes con asistencia reconocida a las que no les damos el servicio correspondiente y 140.000 personas que no han sido valoradas aún.

Urge tomar las medidas necesarias para paliar esta situación. La financiación es clave, es el problema a resolver y la única manera de poder cumplir la ley.

6.- ¿Sigue España ofreciendo oportunidad de crecimiento empresarial en el sector geroasistencial?

Creo que actualmente hay una sobreoferta, y en este caso el problema es que muchas empresas no tienen la capacidad de ofrecer un servicio adecuado y de calidad. Las administraciones deben ser conscientes de lo importante que es adjudicar un servicio tan esencial como es el cuidado de nuestros mayores a empresas serias, responsables, profesionales y con una amplia experiencia en este ámbito, capaces de prestar un servicio de calidad.

La atención a los más débiles no puede ser objeto de subasta, trabajamos para las personas y el objetivo debe ser atenderlos lo mejor posible. La calidad siempre ha de primar por encima de la oferta económica para evitar fraudes y mala atención. Al final los perjudicados de esta situación son los usuarios.

7.- ¿Cómo ve hoy el sector residencial en España?

Requiere una profunda reflexión porque la pandemia ha evidenciado grandes deficiencias en el modelo de cuidados. Es evidente la necesidad de financiación de este sector por parte de la administración pública para mejorar los servicios. Pero además, para nosotros es clave potenciar y reforzar un modelo que ofrezca los niveles de atención conforme a la autonomía y dependencia del usuario y concebimos el SAD y el TAD como pasos previos a la entrada a una residencia.

Por otro lado consideramos fundamental la coordinación entre el sistema sanitario y el sector de los cuidados. Son elementos importantes, como también establecer sistemas de control que garanticen la prestación del servicio en estos centros residenciales.

8.- ¿Y cómo ve el sector residencial en España dentro de 10 años?

Hay cambios en marcha que indudablemente van a afectar a los mayores. En 10 años una parte importante de las personas mayores tendrán estudios superiores lo que supondrá un cambio en sus expectativas y sus necesidades de cuidados.

9.- Todo cambia, la población envejece... ¿Para qué debe el sector estar preparado?

El contexto de la familia en nuestro país ha ido reduciendo su importancia, y ya la familia no se encargará de cuidar a sus mayores. Todo esto generará mayor presión sobre los servicios públicos cuyos recursos van a ser cada vez más escasos. Es imprescindible abordar los cambios desde este momento e impulsar proyectos para ir adaptando la situación del sector a los cambios de población que se avecinan.

10.- Faltan profesionales, ¿cómo haría más atractivo el sector de la dependencia?

Es básico que se apueste por una mayor profesionalización del sector mediante vías de formación que conduzcan a la excelencia en el servicio, así como a la entrada de más trabajadores en el mismo con el objetivo de generar empleos estables.

En CLECE estamos muy comprometidos con la dignificación laboral, principalmente con la de nuestros trabajadores del SAD. Entendemos que toda dignificación laboral comienza con la dignificación de los salarios, la cual ha de articularse a través de la negociación colectiva, de la mano de los sindicatos, para que las empresas prestadoras de servicios de SAD, mediante plazos de tiempo razonables, trasladen a la administración el coste real de los servicios que quieren prestar.

11.- ¿Falta dinero o imaginación?

No debemos aprobar unas leyes que crean unas merecidas expectativas y luego conseguir unas seguras decepciones si no las financiamos.

12.- ¿Qué haría si fuera ministro/a de la Dependencia?

Trataría en primer lugar de conseguir una mayor financiación de la dependencia de los presupuestos generales del estado. Y en segundo, buscaría soluciones como abordar una revisión global del actual modelo del Servicio de Ayuda a Domicilio que, de potenciarse, podría solucionar varios problemas a la vez: por un lado, reduciría el paro gracias a la incorporación de nuevos profesionales al mercado de trabajo, lo que supondría motivación personal para aquellas personas que pueden salir del desempleo.

Por otro lado, se conseguiría reducir la lista de espera de la dependencia puesto que más personas podrían beneficiarse de este Servicio de Ayuda a Domicilio. Y como añadido, cabe destacar que cerca del 50% del coste que para las diferentes administraciones tiene este servicio público son impuestos que se revertirían al sistema público.

13.- ¿Qué le da miedo del futuro?

No se puede vivir con miedo. Éste solo produce inmovilidad e inacción. Hay que ser valiente teniendo como límite la inconsciencia.

14.- ¿Qué ha aprendido de esta pandemia del coronavirus?

Por un lado, la pandemia ha hecho aflorar todas nuestras debilidades como personas, empresas, sociedad… lo cual nos ha dado la oportunidad de hacer una profunda y necesaria autocrítica. Por otro lado, también nos ha permitido demostrar la gran capacidad de lucha y superación que tenemos como sociedad ante una situación tan difícil como esta.

15.- Si inventara un robot... ¿qué haría este robot?

Curar enfermedades que ahora son incurables.

16.- ¿Cómo se imagina usted y dónde a los 90 años?

En una residencia de Clece, donde me atenderán con la misma profesionalidad, dedicación y vocación con la que nosotros atendemos a nuestros residentes.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios