dependencia.info

Poetic Memory, el juego para conectar con personas que conviven con la enfermedad de Alzheimer

El juego Poetic Memory
El juego Poetic Memory (Foto: AF)
martes 25 de junio de 2019, 12:02h
Arianne Faber, creadora del juego Poetic Memory
Ampliar
Arianne Faber, creadora del juego Poetic Memory (Foto: AF)

Todos estamos de acuerdo en que dar herramientas, instrumentos para que las personas mayores ejerciten la memoria y otra serie de habilidades asociadas es algo positivo. Sobre todo si hablamos de una enfermedad de las características del alzhéimer. Si sirve, además para socializar y pasar un buen rato divertido de conversación con la familia o los amigos, mejor.

La ilustradora y diseñadora gráfica, Arianne Faber, tras una pérdida familiar sabía muy bien lo duro que es convivir con esta enfermedad y decidió aportar su "granito de arena" creando un juego, Poetic Memory, que fomenta la conexión y la estimulación cognitiva de las personas que conviven con la enfermedad de Alzheimer.

Nos lo cuenta ella misma:

¿Qué es Poetic Memory?

Es un Memory (un juego de memoria que consiste en encontrar dos piezas iguales) basado en un Memory habitual, pero no tiene dos imágenes idénticas, sino que las segundas se transforman en otra cosa. La base es la misma forma y el mismo color, pero la segunda se transforma. Son como parejas metafóricas.

Por ejemplo, una imagen es la de un cerebro de color verde y en la pareja, el cerebro se ha convertido en la caperuza de una tortuga. Juega con el concepto, la simbología o los colores.

El juego permite agrupar las imágenes por categorías o por colores o las diferentes partes del cuerpo. Se puede jugar de forma individual para potenciar el habla, la clasificación de categorías, la evocación de recuerdos o expresar sentimientos. Y se puede jugar en grupo.

Para jugar, además, podemos usar solo una selección de las fichas o colocarlas todas boca arriba y jugar con las imágenes.

¿Qué objetivo busca este juego?

La idea es conseguir un impacto positivo. Un juego siempre reúne a la gente. Cuando estás jugando sale conversación y salen risas. En este caso sale conversación porque hay imágenes que tampoco son muy normales. Otro ejemplo es que hay una cafetera que se convierte en una bailarina. De repente hay un objeto extraño sobre la mesa y sobre esto también se puede conversar porque dispara la imaginación.

Así, potencia la conversación, la imaginación y la memoria, que es lo que más cuesta. Por eso, para no frustrar, se recomienda no poner todas las imágenes sobre la mesa. Se puede poner solo la mitad.

¿De dónde surgió la idea?

El año pasado hice un máster postgráfico y tenía que hacer un proyecto. Yo había perdido a mi suegra por alzhéimer y quería hacer algo para entender mejor la enfermedad y poder contribuir también un poquito a la causa. Pensando en ello, ideé este juego.

Me di cuenta con mi suegra que le era muy incómodo confrontar la memoria con las palabras y pensé que como mi profesión se basa en las imágenes, es muy libre porque las imágenes no se pueden equivocar porque es lo que tú quieres ver. Esto da libertad para hablar y que la conversación vaya a dónde quiera.

¿Te apoya alguien?

Me apoya la Alzheimer Catalunya Fundació, pero he tenido que recurrir a un sistema de financiación consistente en adelantar el dinero de algo, en este caso un juego, que compras. No es que des dinero y ya, aquí compras y pagas antes de que se haga.

Si yo hago ahora la edición, me costará mucho dinero y tampoco tengo un mercado donde ir a vender de forma inmediata. De esta forma, genero interés en las personas que lo quieran adquirir y ellos lo pagan por adelantado.

¿Cuál es tu objetivo con este proyecto a corto.medio plazo?

Estoy muy involucrada en este juego. Le tengo mucho cariño. Ya me ha contactado también una empresa en Holanda que es un plataforma de Game for Health que está interesada y que entraría muy bien allí. Tengo también la idea de querer generar más juegos donde la imagen tenga un papel importante. Por ejemplo para la dislexia, donde el problema está en la letra, en la palabra. Estoy pensando en ello.

Así pues, el juego todavía no existe en el mercado, pero para poder realizarlo Arianne Faber ha iniciado un verkami, un micro mecenazgo, hasta el 30 de junio. A través de una plataforma se pueden aportar 20 euros para obtener el juego. Durante el verano se hará la producción y en septiembre/octubre se hará el envío. Apoyar comprando el juego por adelantado ahorra los costes del envío.

MÁS INFORMACIÓN DEL VERKAMI Y COLABORAR PINCHANDO AQUÍ

Valora esta noticia
4
(1 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.