dependencia.info

Un año muy intenso

jueves 10 de enero de 2019, 09:09h

Abrimos el telón del 2019 con incógnitas, retos pendientes y la más que razonable certeza que viviremos un año muy intenso. Tras el paréntesis navideño, hemos renovado el compromiso hacia un sector que, año tras año, saca fuerzas para seguir trabajando para con los mayores y su bienestar a pesar de la inestabilidad política, de la falta de inversiones, de contar con una ley de la dependencia insuficiente y del creciente sobre envejecimiento de la sociedad.

El 2018 ha sido el año de la reducción del IVA de las prestaciones vinculadas al 4%, medida que ha favorecido a más de 100.000 personas en toda España. Es, sin duda alguna, el principal logro del sector porque se trata de una medida de auténtica justicia social, porque ha permitido ahorrar a los usuarios una media de 1.000 euros anuales y porque ha demostrado que con unidad podemos conseguir cualquier cosa. El próximo objetivo será igualar el tipo que pagan el resto de personas dependientes en los centros privados, donde los usuarios deben pagar un 10% de IVA porque la larga lista de espera hace imposible que tengan cabida en una plaza pública. Tras el reciente apoyo del Senado, estamos a la espera del pronunciamiento del Congreso.

Uno de los principales retos para el nuevo año será conseguir un nuevo convenio colectivo que de seguridad y confianza al conjunto del sector. Aunque ya se ha constituido la mesa negociadora, a día de hoy se han producido muy pocos avances. En un escenario de subida repentina del salario mínimo interprofesional a los 900 euros (medida ya aprobada por decreto y que entra en vigor el 1 de enero de 2019) hay que considerar muy seriamente el incremento salarial en el futuro convenio colectivo, el cual debe ir unido a la sostenibilidad de las cuentas y a una mayor implicación de las administraciones.

Si queremos estar donde queremos, la cuarta pata del estado del bienestar junto a educación, sanidad y pensiones, hay que invertir mucho más en atención a la dependencia.Los presupuestos generales del estado deben resolver, de una vez por todas, la lista de espera que afecta a unas 300.000 personas en España. A la espera de unos nuevos presupuestos que a día de hoy no parece que tengan los apoyos parlamentarios suficientes para salir adelante, se había dado por hecho un aumento de la financiación para la dependencia, incremento que más del 40% se a la recuperación de la cotización a la Seguridad Social para los familiares cuidadores, una medida, que significaría un retroceso en la profesionalización del sector y un tremendo error político y social.

Más allá de impuestos, salarios, negociaciones y convenios, hay que preguntarse que necesita el sector. A mi modo de ver, necesitamos ganar fortaleza para avanzar en un entorno cada vez más complejo y necesitado de respuestas inteligentes, como aumentar la profesionalización de nuestros servicios para adaptarnos a unos usuarios y familias mucho más exigentes. Es preciso dejar atrás el asistencialismo y apostar por la corresponsabilidad de todos los implicados.

También necesitamos más innovación para situar la persona en el centro de la atención y así garantizar el modelo ACP. Pero esto no es posible sin unas tarifas y unas ratios de atención que permitan aplicar dicho modelo.

Conviene no olvidar, también, que nos encontramos ante un cambio de época. No lo digo únicamente por el paso vertiginoso hacia un mundo digital sino también por el envejecimiento progresivo de nuestra sociedad. En el año 2050, el 30% de la población tendrá más de 65 años y seguramente no querrá envejecer en un centro porque la tecnología hará posible que lo haga en casa o en viviendas compartidas.

En consecuencia, necesitamos un debate político, económico y social muy serio sobre cómo afrontar el incremento de la longevidad de la población en España. A día de hoy no existen los recursos suficientes para dar la mejor atención posible (estamos muy alejados de los porcentajes de PIB que destinan otros países europeos) ni hay un marco legislativo que garantice los servicios que un dependiente necesita, con una mayor flexibilidad según la dependencia de cada usuario.

Es necesario que pongamos en valor el hecho de cuidar a los mayores. Hay que visibilizar al sector, prestigiarlo, sentirnos orgullosos de lo que somos y de lo que hacemos. Generamos riqueza, aportamos estabilidad y cuidamos a quién más queremos. Es hora de que todo el mundo lo sepa, que se convierta en un tema de país desde el que poder hablar con respeto y pluralidad.

Feliz año

Cinta Pascual

Presidenta de ACRA y de CEAPs

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.