dependencia.info

La vacunación antigripal en mayores muestra un alto efecto protector frente a las formas graves de gripe

La vacunación antigripal en mayores muestra un alto efecto protector frente a las formas graves de gripe
miércoles 10 de enero de 2018, 12:15h
Los resultados de un estudio refuerzan las recomendaciones de vacunación en mayores.

La vacunación antigripal en personas mayores durante varias temporadas muestra un alto efecto protector frente a las formas graves de gripe, que duplica el efecto observado para prevenir los ingresos de menor gravedad.

Esta es una de las conclusiones de un estudio en el que han participado, entre otros autores principales, los doctores Jesús Castilla y Marina Itziar Casado, del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), y Judith Chamorro, de Medicina Preventiva del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), junto con profesionales de 20 hospitales de 7 comunidades autónomas, y que se ha publicado en la revista científica canadiense CMAJ (Canadian Medical Association Journal).

Según los autores, este alto efecto protector se debe a la combinación de los dos mecanismos de protección que confiere la vacuna: la prevención primaria de la infección por gripe y la reducción de la gravedad clínica en aquellos pacientes hospitalizados en los que no se evitó la infección. El efecto protector se mantuvo independientemente de la temporada de gripe, de los subtipos de virus y de la edad del paciente. Estos resultados refuerzan las recomendaciones de vacunación antigripal anual en personas mayores.

El estudio recoge asimismo que la prevención de las formas más graves y mortalidad por gripe se observó principalmente en aquellos pacientes que habían sido vacunados en la temporada de estudio y también en las temporadas anteriores.

El estudio

En el trabajo participaron 20 hospitales de 7 comunidades autónomas durante 2 temporadas de gripe (2013/2014 y 2014/2015). Se seleccionaron pacientes mayores de 65 años ingresados con gripe confirmada por laboratorio, y pacientes ingresados por otras causas distintas de gripe, que se tomaron como controles. El objetivo fue estudiar la efectividad de la vacunación antigripal en varias temporadas para prevenir hospitalizaciones y formas clínicas graves de gripe (ingresos en UCI y fallecimientos) en personas mayores.

Los pacientes vacunados frente a la gripe en la temporada de estudio y también en temporadas anteriores mostraron una protección de 31% para prevenir ingresos hospitalarios por gripe no grave, un 74% para evitar ingresos en UCI, y un 70% para prevenir fallecimientos asociados a la gripe, en comparación con aquellos pacientes que no se habían vacunado en la temporada de estudio ni en ninguna de las 3 anteriores. Además, en aquellos pacientes en los que la vacuna no logró evitar la infección por gripe, la vacuna redujo en un 55% el riesgo de padecer formas clínicas graves de gripe.