dependencia.info

ANÁLISIS DEL SECTOR

Enfermeras geriátricas: ¿alguien quiere esta especialidad?

Enfermeras geriátricas: ¿alguien quiere esta especialidad?
martes 26 de septiembre de 2017, 19:15h
El paciente geriátrico es complejo y único y cada vez hay más. Parece una oportunidad laboral. Pero, ¿realmente compensa a una enfermera conseguir la especialidad en geriatría? ¿Merece la pena el esfuerzo si luego no se sacan plazas específicas?

Nuria Pérez Panizo es enfermera. En apenas dos meses terminará su formación como Enfermera Interna Residente (EIR) en la especialidad de enfermería geriátrica por la que recibe 960 euros/brutos mensuales de sueldo base más guardias. Una plaza a la que accedió con “un plus de suerte” y dedicándose seis meses exclusivamente a preparar la prueba: “Ese año hubo alrededor de 16.000 solicitudes de examen para 959 plazas en total”.

Una prueba en la que, además de tiempo, los candidatos invierten bastantes recursos. “En caso de apuntarte a una academia, el precio del curso presencial ronda los 100-150 euros mensuales solo la inscripción, más los desplazamientos que tengas que hacer a la sede para las clases, los simulacros... Hay quien se desplaza a otras comunidades autónomas para poder acudir a clases presenciales y simulacros periódicos una vez a la semana. Los cursos completos suelen durar de 10 a 12 meses, y los intensivos seis meses aproximadamente. Existen cursos a distancia que rondan 100-120 euros/mes. Todo ello teniendo en cuenta que lo saques a la primera, ya que hay quien lo intenta dos y tres años consecutivos hasta conseguir la plaza o darse por vencido”, comenta Pérez Panizo.

A partir de noviembre, Nuria formará parte del apenas centenar de Enfermeras Especialistas en Geriatría que hay en España tras su formación EIR, a las que se suman según datos del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales (MSSS), las 7.000 que obtuvieron la especialidad tras superar la prueba de evaluación de la competencia convocada por la Administración General del Estado, hace dos años.

El pasado 15 de septiembre el BOE publicó la convocatoria del MSSS para el acceso en el año 2018 a las plazas de especialidades de enfermería, un total de 1.051, de las que 21 son para la especialidad de Enfermería Geriátrica en toda España, siendo el año en el que se ofrecen más plazas para esta especialidad desde que en el año 2011 se hizo la primera convocatoria del EIR. Entonces fueron 12, 14 el siguiente año, 11 en el 2013 y en el 2015, 13 en el 2014, 15 en el 2016 y 19 para el 2017.

Plazas que convocan los Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas, y que para enfermería geriátrica incluyendo las que se acaban de convocar para el 2018, Castilla-La Mancha ha sacado 49 en total; Madrid, 19; Asturias, 16; País Vasco, 12; Cataluña, 6; Aragón y Castilla-León, 5 y Navarra, 4. El resto, incluidos los centros de la Administración del Estado, no ha sacado ninguna.

Estos datos ponen de manifiesto según José Luis Cobos, director Instituto Español de Investigación Enfermera que “nadie se ha tomado en serio que realmente quiera ofrecer una alta cualificación y luego una oferta con altos niveles de calidad para los pacientes, eso lo primero, teniendo en cuenta, además, que el numero de plazas que hay en residencias, en centros sociosanitarios se cuentan por miles. Nosotros no somos defensores de que ahora mismo todas las plazas de los que están trabajado en centros sociosanitarios sean de especialista, porque esto es inviable, pero desde luego lo que es irrisorio es el numero de plazas que convocan cada año”.

Este escaso número de especialistas, en proporción al aumento de población necesitada de cuidados geriátricos, tal y como apunta Cobos, debería augurar a Nuria y a sus compañeras un futuro prometedor, tal y como cuenta a Negocios & Gestión de la Dependencia: "Para ejercer como enfermera especialista en geriatría los puestos son cientos, teniendo en cuenta la calidad de la formación y los recursos existentes para la población geriátrica, tan amplia en nuestro país, las oportunidades para que un enfermero especialista en geriatría pueda desempeñar sus conocimientos, habilidades y competencias, debería ser igual de amplio. Además, los pacientes geriátricos, son un grupo de la población que requiere cuidados complejos y específicos, por sus características únicas".

Discriminación

Pero la realidad laboral es otra: “Nadie pone en duda que quien sabe de salud de los niños son los pediatras y las enfermeras pediátricas, sin embargo, la geriatría y los cuidados geriátricos, siguen sufriendo discriminación. Dentro de los mismos hospitales, existen especialistas, tanto por vía EIR, como por vía excepcional que podrían y deberían ejercer su trabajo en el ámbito al que han dedicado años de preparación y experiencia. Debería ser así por responsabilidad institucional, por ética y por respeto a la población y a los profesionales. Sin embargo, la formación, la experiencia y los gustos de los profesionales de la enfermería para desempeñar su trabajo dentro de un ámbito específico, dentro del amplísimo mundo sanitario, no suelen ser relevantes para las gerencias. Las instituciones consideran que los profesionales de la enfermería tienen que saber de todo y tiene que saber ejercer su profesión en cualquier ámbito o unidad y que no es tan positivo tener perfiles marcados, ya que no serían intercambiables para cubrir huecos en los centros.

Por ello, aunque las perspectivas deberían ser muy amplias, en el día a día cuesta encontrar los medios laborales y materiales adecuados que permitan desempeñar un trabajo especializado de calidad”, concluye Pérez Panizo.

En la actualidad solo el perfil de las enfermeras en Obstetrico-Ginecología, `las matronas´, esta vinculado al 100% al puesto de trabajo en toda España, al igual que en algunas CCAA en el caso de Salud Mental y Trabajo; en el resto de especialidades la Geriátrica, la Pediátrica, la Familiar y Comunitaria y la Médico-Quirúrgica no se necesita la especialidad para poder trabajar en estos ámbitos, siendo desarrollado por enfermeras generalistas.

La Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica publicó en el año 2014 un estudio sobre el Perfil Profesional de la Enfermera Especialista en Geriatría entre los puestos que podía ocupar sólo en el Sistema Sociosanitario estaban los de dirección de centro o responsable del personal sanitario o supervisora en una residencia; supervisora y/o responsable de la unidad en unidades de larga estancia o de convalecencia; un especialista al menos por unidad en Hospital y Centros de día, Viviendas tuteladas, Unidad de respiro familiar, Servicio de ayuda a domicilio; un especialista por turno en las unidades de cuidados paliativos, y al menos un especialista en Servicios de Valoración a la Dependencia.

Lo cierto, es que según el director del Instituto Español de Investigación Enfermera,ahora mismo, tenemos especialistas con el título, pero ni el ámbito publico ni el privado les están reconociendo su puesto de trabajo como de especialista. La exigencia debería ser que en todos los centros sociosanitarios con un número mínimo de residentes hubiera un especialista, eso ya nos daría pie a que al menos los especialistas que hay hoy en día pudieran trabajar como tal. En un futuro deberíamos ir hablando de porcentajes, igual que hoy hablamos del numero de enfermeras que debe de haber en relación al estado de los residentes, si es dependiente, no dependiente o autónomos, lo mismo habría que hacer un estudio pormenorizado para que poco a poco se puedan ir haciendo coberturas en un principio a lo mejor del 10%, del 20%. Concienciar tanto administración publica como a las empresas privadas, de que cuanto mayor numero de enfermeras especializadas tengan en su centro, mayor calidad y seguridad habrá para los pacientes”.

Para Cobos, la situación que se vive actualmente con esta especialización “es un fraude, ya que la administración se está gastando un dinero en formar a unos especialistas por pocos que sean, pero luego no generan el puesto de trabajo como especialista, y durante dos años ha estado formándolos, gastándose el dinero las CCAA en este ámbito, con un contrato de trabajo que están pagando que luego no rentabiliza con la generación de esos puestos de trabajo”.

La inversión que el sistema sanitario invierte en recursos económicos, materiales y humanos en la formación de especialistas en enfermería, es de 20.000 euros por profesional según ha cuantificado el Ministerio de Sanidad.

El mismo que en abril de 2014 publicó la Propuesta de cronograma para la creación, implantación y dotación de plazas de las categorías de enfermeros-as especialistas en los distintos servicios de salud, en el que se recogían datos sobre la creación de puestos de trabajo vinculados a la especialidad por CCAA como es el caso de las matronas, y los puestos creados para el resto de especialidades.

Tal y como refleja el siguiente cuadro, ni entonces ni ahora ninguna CCAA, ni la Administración del Estado había creado un solo puesto de trabajo sobre Enfermería Geriátrica.

En ese mismo documento el Ministerio proponía en el caso de la Enfermería Geriátrica, “asumir el compromiso de creación de esta categoría, preferentemente, en el término de cuatro años, es decir, antes de mayo de 2018”.

Ante esta perspectiva, le preguntamos de nuevo a Nuria Pérez Panizo como vive que aún no se haya creado ni un puesto de trabajo en la administración para el ejercicio de su especialidad: “Con indignación y una pizca de esperanza. Indignación por que la historia de las especialidades de Enfermería es más antigua que desde el 2014, pero parece no interesar poner en marcha las propuestas. Por otro lado, existe un grito unánime de la profesión de que las especialidades aprobadas, ni siquiera cubren la demanda real de los cuidados. Sin ir más lejos, la especialidad de Enfermería Medico-Quirúrgica, ni siquiera tiene plazas ofertadas, ni parece que tenga plan formativo adecuado. Y con esperanza, porque nuestro reconocimiento como profesión científica y la inclusión de la enfermería en las universidades es relativamente reciente y hemos avanzado mucho, por lo que confiamos que todo el esfuerzo que se ha hecho hasta ahora, no se pare aquí. Confiamos en que en unos años, todo vaya a mejor”.

Entonces, ¿merece la pena el esfuerzo de formarse, si luego no se sacan plazas específicas? Para Nuria “los conocimientos que se adquieren durante los años de formación EIR o durante los años que se han acreditado para obtener la especialidad por vía excepcional, en ningún caso se asemejan a los dados en una asignatura de algunos créditos en la carrera, algún curso de unas horas o a unas suplencias de unos días en una residencia. El paciente geriátrico es complejo y único, con manifestaciones específicas, tratamientos y cuidados específicos, sólo manejables de una manera completa cuando has dedicado estudio y tiempo a conocerlos. Los profesionales de la enfermería especialistas en geriatría aportan calidad y han centrado su vida profesional y formativa en ello”.

Y termina con una recomendación: “que en aquellos centros especializados para personas mayores y centros geriátricos, se exigiera que los cuidados se dieran por especialistas en esta población. Si empezáramos por preguntar la especialidad de los sanitarios que atienden a nuestros mayores, sería un buen comienzo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Enfermeras geriátricas: ¿alguien quiere esta especialidad?

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    176 | Fco. Javier Araujo Camacho - 28/09/2017 @ 11:40:36 (GMT)
    Mi nombre es Fco. Javier Araujo Camacho, y tengo el título de especialista en enfermería en geriatría, por la vía excepcional. Es sólo otro de los "papeles" que tengo y que me avalan en mi trayectoria profesional, aunque NUNCA nadie me lo ha pedido ni valorado. En mi opinión, cualquier especialidad en enfermería que no disponga de "un nicho legal regulado" como es el caso de la de comadrona, se queda en una declaración de buenas intenciones, ya que a pesar de disponer de dicha titulación, como no es requisito imprescindible para acceder a determinados puestos profesionales, da igual que la tengas o no (por lo menos a día de hoy), más adelante...
    175 | Carmelo Gomez - 28/09/2017 @ 10:50:43 (GMT)
    Excelente artículo. Refleja fielmente La situación que vivimos los enfermer@s especialistas. Soy presidente de la Sociedad Murciana de Enfermeria Geriatrica y ya hemos tenido 2-3 reuniones con los responsables de Sanidad y también con los de Polutica Social y este tema les importa menos que nada. Se les llena la boca con que hay que hacer políticas públicas teniendo en cuenta en paulatino aumento de la población de personas mayores pero en realidad les importa muy poco. Los mayores deben ser atendidos por perfiles profesionales especializados como el nuestro. No solo en el sector de la dependencia que por cierto cada vez es más sanitaria que social. También debe implantarse en la Sanidad en todos los servicios donde se atienda a mayores. Gracias Josep Martí por atreverse a hablar tan claramente de un tema que parece no importar a nadie.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.