dependencia.info

La revista de Geriatría más importante del mundo publica un cribado de fragilidad diseñado por el Consorcio Sanitario del Maresme

Por Dependencia.info
martes 11 de octubre de 2022, 19:41h
La revista de geriatría más importante del mundo publica un índice de cribado de la fragilidad diseñado por el Consorci Sanitari del Maresme.
Ampliar
La revista de geriatría más importante del mundo publica un índice de cribado de la fragilidad diseñado por el Consorci Sanitari del Maresme. (Foto: Consorci Sanitari del Maresme)

Un grupo de investigación del Consorcio Sanitario del Maresme (Mataró, Barcelona) ha diseñado una herramienta innovadora que permite, analizando 42 condiciones clínicas de los pacientes, clasificar de forma automática y masiva a la población anciana –igual o mayor de 65 años– en cuatro niveles según su estado en relación con la fragilidad: robusto, prefrágil, frágil y dependiente.

Esto permite actuar, desde los servicios sanitarios y sociales, con una perspectiva preventiva, con el bjetivo de retrasar el deterioramiento físico de la tercera edad y promover su autonomía y calidad de vida.

Herramienta única y pionera

El e-SIF (electronic Screening Index of Fragility) calcula el nivel de fragilidad de las personas a partir de 42 condiciones clínicas como, por ejemplo, la diabetes, la depresión, el dolor, las caídas, la obesidad, la incontinencia urinaria y/o fecal, alteraciones visuales, limitación de la actividad física, etc., y las relaciona con diagnósticos de la CIE-10 (Clasificación Internacional y Estadística de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud).

Se trata de una herramienta útil tanto en la planificación como en la gestión sanitaria, ya que ayuda a predecir el nivel de fragilidad de la población en los próximos años, su mortalidad y consumo de recursos sanitarios (visitas de Atención Primaria, ingresos hospitalarios, ingresos en residencias…).

Lucha contra la pandemia del siglo XXI

España cuenta con más de 9 millones de personas mayores de 64 años, una cifra que ha aumentado considerablemente en la última década y que se prevé que siga en alza en los próximos años. De hecho, el deterioro de la salud asociado a la edad avanzada se considera una de las pandemias del siglo XXI y, en este contexto, la e-SIF puede tener un impacto enorme en la salud y calidad de vida de un gran número de personas.

Su aplicación en el ámbito sanitario y social, sobre todo en la Atención Primaria, permitirá cambiar la práctica clínica y orientarla a la prevención, especialmente en el estadio prefrágil, y retrasar el máximo posible la fragilidad y la pérdida de autonomía funcional asociadas al envejecimiento.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios