dependencia.info

Una guía de la Red de Pioneros para las vacaciones de Navidad

jueves 20 de diciembre de 2018, 01:54h
Joan Devine
Ampliar
Joan Devine

Aquí estamos en medio de las fiestas navideñas, este tiempo de generosidad en que nos acordamos de nuestros amigos y familiares, celebraciones, regalos y encuentros con seres queridos a los que normalmente no vemos.

Al reflexionar sobre lo que todo esto significa, no puedo evitar pensar que el verdadero espíritu navideño es precisamente lo que nos mueve cada día a ser pioneros en el cambio de cultura: la Atención Centrada en la Persona. Y qué mejor guía para centrarse en la persona que los Valores y Principios de la Red Pioneer.

Y, así, espero que disfrutéis de esta Guía de la Red de Pioneer para las fiestas:

Conoce a cada persona: Ésta es fácil. Realmente ayuda si sé quién eres antes de decidir el regalo perfecto para ti o planear una celebración que encuentres divertida y significativa.

Cada persona es diferente y genera una diferencia: son las personas en nuestras vidas las que marcan la diferencia cada día que celebramos y compartimos regalos durante estas fiesta. Lo bonito al compartir con ellos la experiencia y los regalos también estamos produciendo un cambio en sus vidas.

La relación es el elemento de una cultura transformadora: esta idea no resulta tan obvia, pero piensa en esto: La “cultura” de la Navidad se centra en dar. En todas las formas diferentes que damos durante esta temporada, recuerde que dar no tiene que costar nada. El verdadero regalo es que estamos construyendo relaciones y una cultura de dar que puede durar mucho más allá de las fiestas.

Responde al espíritu, así como a la mente y al cuerpo: ahora creo que este es obvio: ¡esta temporada se trata de responder al espíritu!

Asumir riesgos es una parte normal de la vida: ¿alguna vez has encontrado ese regalo único que crees que es perfecto, pero un poco fuera de lo común? ¿Y si no les gusta? Tal vez no, pero ¡seguro que puede ser divertido asumir ese riesgo!

Pongamos a la persona antes de la tarea: para todos los que odian comprar o decorar, recomiendo recordar que no se trata de la tarea que está realizando, sino de la alegría que recibirá la persona para la que la está haciendo. Y con eso en mente, está bien simplificar las cosas. Las galletas y los dulces se pueden comprar en la tienda, las decoraciones pueden ser sencillas y se pueden hacer desde la comodidad de su hogar.

Todas las personas mayores tienen derecho a la autodeterminación dondequiera que vivan: tal vez voy demasiado lejos, pero considere esto. Creemos que las personas mayores tienen los mismos derechos que cualquier otra persona, por lo tanto, si tienen derecho a la libre determinación, todos lo tenemos. O sea que cada persona mayor debería poder elegir cómo quiere celebrar las fiestas. Preguntémosles.

La comunidad es el antídoto para la institucionalización: para mí, esta es una de las cosas que más alegría nos brinda a las personas durante estas vacaciones, ya que nos reunimos para celebrar fiestas y celebraciones que reúnen a la comunidad. Es una temporada para celebrar y valorar la comunidad.

Haz a los demás como te gustaría que te hicieran a ti: ¡Piensa en lo que te produce alegría y distribúyelo alrededor!

Promueve el crecimiento y el desarrollo de todos: ¡Hazlo de manera simple: haz regalos educativos! (¡Pueden ser muy divertidos!)

Dale forma y utiliza el potencial del entorno en todos sus aspectos: físico, organizativo, psico /social/ espiritual: un poco complicado, pero considera esto: Podemos hacer grandes regalos usando lo que hay en el medio ambiente. ¡Pinterest está lleno de ideas como hacer una casita para pájaros utilizando semillas para pájaros!

Practica el autoexamen, busca nuevas formas imaginativas y oportunidades para hacer mejor las cosas: considera lo que tienes que ofrecer y si los tiempos son difíciles, no te estreses, está bien seguir dando. Sé creativa y recuerda que la mayoría de los mejores regalos vienen del corazón, no de la tienda.

Reconoce que el cambio y la transformación de la cultura no son destinos, sino un viaje, siempre un trabajo en progreso: ¿Qué te parece si sustituyes “las vacaciones de Navidad” por las palabras “cambio y transformación de la cultura”? Celebra, pero no pienses que se trata de algo de un par de días. Es un espíritu que vive dentro de nosotros todo el año. Se trata de crear recuerdos que dan forma no solo a las fiestas, sino también a nuestras vidas. Es parte de un viaje aún más grande.

Felices fiestas y ¡a disfrutar!

Joan Devine, directora de Educación de la Red de Pioneros en el Cambio de Cultura en Atención a Personas mayores.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Dependencia.Info

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.