dependencia.info

Podemos presenta una Proposición de Ley de Centros Residenciales para Madrid

Podemos presenta una Proposición de Ley de Centros Residenciales para Madrid
miércoles 31 de enero de 2018, 03:14h
Aumento de ratios, disminuir las sujeciones y la 'Persona de referencia', algunas de las propuestas.

El grupo Podemos en la Asamblea de Madrid, presentó el pasado lunes una Proposición de Ley de Centros Residenciales para Personas Mayores de la Comunidad de Madrid, con el objetivo de regular los requisitos materiales, funcionales y de personal que deben reunir los centros residenciales para personas mayores, tanto de titularidad pública, como privada y establecer las condiciones para su autorización de funcionamiento, acreditación y homologación.

Aumento de los ratios, la aparición de la `Persona de referencia´, la creación de un Consejo de residentes y `disminuir al máximo las sujeciones´, son algunas de las propuestas que recoge el documento que afectará de forma integra a las plazas públicas y concertadas.

El portavoz del grupo en la Comisión de Políticas Sociales y Familia de la Asamblea de Madrid y responsable de su elaboración, Raúl Camargo, se ha mostrado esperanzado en que salga adelante la propuesta: “Vamos a reunirnos en breve con PSOE y Ciudadanos y por la trayectoria que hemos tenido en los dos últimos años de las propuestas y denuncias que hemos llevado a la Cámara, espero que primero se admita a tramite la proposición, luego tiene que estar en fase de ponencia y ahí hacer enmiendas y propuestas por parte de los grupos, y espero contar con ellos al final”.

La Ley consta de 68 artículos, estructurados en cuatro títulos, una disposición adicional; cuatro disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y tres disposiciones finales.

En relación a las condiciones materiales, la Proposición especifica los metros cuadrados de las estancias, especialmente de las habitaciones, los tonos de las paredes, el ruido, la temperatura o la ventilación, todo ello diseñado para favorecer la atención de los residentes bajo el modelo de Atención Centrada en la Persona.

Bajo este modelo, contempla también que el centro determine una persona de referencia a cada residente, que se ocupará de él desde su ingreso y será la persona de contacto con la familia. Y la creación del Consejo de residentes, órgano de representación del que formaran parte los residentes, sus representantes legales o familiar hasta el tercer grado de consanguinidad. Entre sus funciones estarán proponer las actividades anuales a realizar, conocer el anteproyecto del presupuesto del centro o elaborar el informe anual de Gestión, entre otros.

En cuanto al trato con los residentes, el documento presta especial atención a su intimidad, de tal forma que prohíbe entrar sin llamar a las habitaciones, permite la instalación de cerrojos tanto en habitaciones como en baños, recibir visitas en estas y poder entrar y salir del centro sin necesidad de comunicar donde va.

Sobre las sujeciones, señala su “disminución máxima” dependiendo del criterio del médico, interrogado ¿Por qué no se han eliminado totalmente? Camargo ha respondido a NG&D que “lo mejor es tender a cero en las sujeciones, pero hay ocasiones en las que el propio médico recomienda que se hagan, porque sino puede haber un mal mayor. Tampoco queríamos prohibirlo de forma expresa porque eso podría presentarse en algún caso concreto al criterio de los médicos. En todo caso esta es una medida que como otras, pero esta especialmente podemos negociarla y lo haremos en la tramitación de la Ley”.

Otro de los puntos fundamentales es el ratio de personal mínimo de atención diaria, estableciendo que por cada 100 residentes de grado 0 y I, habrá un medico geriatra, un fisioterapeuta, y un terapeuta ocupacional por turno de mañana y tarde. Además de un enfermero/a DUE, por turno de manaña y tarde, y una persona de noche; cinco Auxiliares de Enfermería, de mañana, cuatro por la tarde y tres en el turno de noche. Un psicólogo/a, un trabajador/a social, un animador/a social y un auxiliar de farmacia, de mañana o tarde.

En los grados II y III se exigirá por cada 100 residentes: Un coordinador/a; un medico geriatra, un fisioterapeuta, un terapeuta ocupacional, un trabajador social, un animador sociocultural y un auxiliar de farmacia por turno de mañana y tarde. Así como tres enfermeros/as DUE de mañana, dos enfermeros/as DUE de tarde, y dos de noche En cuanto al numero de auxiliares de Enfermería, se necesitarán 16 para el turno de mañana, 12 para el de tarde, y cinco para el de noche. Así como un psicológo/a, en turno de mañana y ½ de tarde.

Las ratios, afectarán “a las plazas que estén directamente financiadas por la Comunidad de Madrid. En las que son exclusivamente privadas, tienen que cumplir los requisitos, digamos técnicos, de infraestructura, de accesibilidad, pero las de personal las que sean totalmente privadas no porque no lo permite la Ley, eso es algo que directamente tendrán que decidir las residencias, pero sí aquellas plazas que estén financiadas con dinero publico. Ahí si que la Comunidad puede decir que para darles ese dinero, tienen que cumplir una serie de requisitos para que la atención que se de sea digna, al igual que se va a hacer en residencias públicas”, señala Raúl Camargo.

Sobre la posibilidad de aumentar el coste del concierto para cumplir estos requerimientos, Camargo señala que si bien esto depende de la Ley de Contratos y no se puede regular en la Ley de Residencias, “si creemos que los acuerdos que hay para subvencionar plazas privadas se han rebajado muchísimo, de hecho hay muchas empresas que se están retirando de los concursos, porque dicen que no les sale rentable. Nuestro modelo sería que esas plazas se convirtieran en públicas y no tener que estar concertando de forma constante y sobre todo, por unas cuantías tan altas como estamos pagando en la Comunidad de Madrid, que estamos hablando casi de 600 millones en contratos bianuales para concertar plazas en residencias. Creemos que lo mejor sería un modelo en el que cada vez más tuviéramos residencias públicas y que este cuidado dependiera de lo publico”.

En cuanto al dinero que costaría llevar a cabo esta Ley, el portavoz de la Comisión de Políticas Sociales y Familia de la Asamblea de Madrid, señala que si bien no han hecho todavía una memoria económica que acompañe a la Proposición, a la espera de tener un borrador negociado, “habrá que hacer una inversión, obviamente, porque en cualquier caso habría que adaptar las residencias a las nuevas condiciones que tienen las personas mayores que viven en ellas, con un grado de dependencia muy alto, pero creemos que es el momento de hacerlo, y por eso se contemplan disposiciones transitorias que dan un plazo razonable para que puedan llevarse a cabo esas obras”.

Consulta aquí residencias de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.