Edición testing
24 de abril de 2019, 1:01:23
Salud


La IV Milla Intergeneracional Siempre Vital recorre las calles de Alpedrete por el Alzheimer


Más de 135 participantes por encima de los 65 años y con 500 dorsales agotados.


Nervios, ilusión, emociones a flor de piel… es lo que se vivió el domingo pasado en las calles aledañas a la Residencia y Centro de Día Los Llanos Vital en la localidad de Alpedrete. Mayores y jóvenes han unido sus fuerzas para correr y colaborar, a su vez, con la investigación del Alzheimer.

Por cuarto año consecutivo, la Milla Intergeneracional Siempre Vital ha hecho que los mayores que en ella participan se sintieran jóvenes de nuevo. La carrera se inauguraba con el desfile de apertura de los centros participantes: las residencias Nuestra Casa, Nuestra señora del Pilar y, por supuesto, la Residencia y Centro de Día Los Llanos Vital. También los colegios Montessori, Santa Quiteria y Orvalle, que siempre participan.

La alcaldesa en funciones Ana Isabel Balandín se mostró igualmente orgullosa de la participación del Ayuntamiento de Alpedrete en actividades que unen generaciones.

Milla a milla se fueron sucediendo las 6 carreras para los distintos grupos de edad: primero las millas individuales, empezando por La Pandi (0-6 años), después Los Peques (7-10años), los Niños (11-14 años), los Jóvenes (15-34 años) y los Senior (35-64 años). Por último, los Sabios, desde los 65 años hasta el infinito, como decía Balandín para dar paso finalmente a la Milla Intergeneracional, la modalidad más esperada por todos los asistentes.

Nadie queda excluido de esta carrera solidaria del mayor. No hay edad para correr la Milla, desde los más pequeños, un bebé de 4 meses que iba en su cochecito empujado por su madre, Sara Hernando, la directora técnica de Atepharma (patrocinador principal de la carrera), hasta los más mayores, muchos de ellos rozando la centena. Más de 135 participantes por encima de los 65 años y con 500 dorsales agotados.

El director general de Atención a la Dependencia y al Mayor, Carlos González Pereira, tras agradecer la implicación de Los Llanos Vital, daba el pistoletazo de salida a una cerrera que se corre por parejas. Voluntarios, familiares, amigos y vecinos que se lanzan a por el mayor para ayudarle a llegar la meta en imágenes de solidaridad que se suceden por las calles de Alpedrete. Nietos y abuelos, jóvenes y mayores unidos con el fin de llegar a la meta y alzar las manos con una sonrisa de satisfacción por haber conseguido su objetivo.

Pero esta IV Milla Intergeneracional ha sido doblemente solidaria: se ha vinculado a la investigación del Alzheimer. Benito Lojo, en representación de la Fundación Reina Sofía ha recogido un cheque por valor de 800 euros que se recaudaron gracias a la ayuda de los presentes, con el dorsal 0, la mitad de las inscripciones, la venta de pulseras solidarias y de artículos realizados por los mayores de la residencia en los talleres de costura.

Para terminar, la entrega de trofeos. Los ganadores de cada categoría se han llevado un trofeo hecho a mano por los mayores en el taller de manualidades, así como un premio honorífico a una de las residentes: Amelia Caro, por ser un ejemplo de fortaleza y generosidad.

La carrera no habría sido posible sin la ayuda del Ayuntamiento de Alpedrete, la Comunidad de Madrid, Atepharma, Deportes Base, el Hospital general de Villalba, Cerrajería Reoyo, Audicros, Codan, Uve Vending, Sierra Cazorla, Restaurante La Posada, Salcedo, Mármole Cuyver, los colegios Montessori, Santa Quiteria y Orvalle. También Sambakiteria, que ambientaron esta IV Milla Intergeneracional Siempre Vital al ritmo de sus timbales.

Enlace de interés: Residencias de mayores en Alpedrete

Dependencia.Info.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  dependencia.info